Novedades

El último servicio de Sepp Maier

Formó a Oliver Kahn

Tenía ya 35 años, sin embargo Sepp Maier aún se sentía con ganas de proseguir con su leyenda, de engrandecer su nombre hasta límites inalcanzables, de convertir el peso de su nombre en una losa insoportable para futuros guardametas. El paso del tiempo era inevitable sí, no obstante los nuevos porteros que comenzaban a aparecer no le habían logrado quitar ni un ápice de protagonismo. Era un hombre de ideas fijas y dejar el fútbol todavía no se le pasaba siquiera por la mente: “voy a jugar al fútbol mientras Franz Beckenbauer y Gerd Müller puedan llevarme en silla de ruedas hasta la cancha".

Por desgracia todo cambió en julio de 1979, cuando un trágico accidente de coche le apartó para siempre de los terrenos de juego. Un año antes había sido premiado como mejor futbolista alemán de la temporada, no había duda alguna entorno a la figura del portero. Cuando el equipo pasaba apuros se podía confiar en Sepp, dónde el resto fracasaba él se alzaba triunfante, era único e inigualable y en el Bayern lo sabían.

Un diafragma desgarrado, una conmoción cerebral y la fractura de un brazo y varias costillas pudo con Maier. Lo había parado todo y más, pero aquello ya era demasiado. Su cuerpo dijo basta y no le quedó más remedio que obedecerle. Colgó los guantes y el mundo pensó entonces que la portería del Bayern quedaría durante mucho tiempo huérfana.

Sin embargo, en tan solo 5 años apareció lo que en un principio muchos consideraron un mero digno sustituto. Aquel joven portero, de nombre Oliver y de apellido Kahn, llegó no obstante con una idea muy diferente, estaba decidido en convertirse en algo mucho más que eso. Para ayudarle el club de Baviera llamó una vez más a Maier, con una única y fundamental tarea en sus manos: convertir al novato en una leyenda, hacer de Kahn un nuevo “Sepp”. El resto ya es historia.

Antonio Mtz-Fresneda

Colaborador de Kaiser Magazine y autor del blog www.empateygracias.com

Latest posts by Antonio Mtz-Fresneda (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.