Novedades

El día que cayó la portería del Bernabéu

Hecho histórico

Carreras, descontrol y mucho, mucho nerviosismo. Hace ya media hora que debía haber comenzado la semifinal de la Champions League entre el Real Madrid y el vigente campeón, el Borussia Dortmund. El Santiago Bernabéu era el escenario perfecto para un duelo de enjundia. La afición impaciente no se mueve de sus asientos,  los jugadores desconcertados han vuelto a los vestuarios. Todos esperan noticias de la Ciudad Deportiva. Varios trabajadores del Real Madrid, con Agustín Herrerín a la cabeza (actual delegado de campo del Real Madrid), han ido en busca de otra portería. Las trabas que se encuentran por el camino son dignas del mejor guionista de Hollywood.

www.vavel.com

www.vavel.com

En vista de que la portería derribada no podía volver a levantarse, tocó buscar una solución de urgencia, ir a la Ciudad Deportiva, colindante al Hospital de la Paz y no muy alejada de Chamartín. Allí comenzaron los problemas, los campos de entrenamiento del Real Madrid estaban cerrados, tuvieron que colarse y como si de cacos profesionales se tratase, llevarse una de las porterías. Ahora tocaba resolver cómo llegarían hasta el Bernabeú. Herrerín convenció a unos trabajadores, que descasaban con su camioneta para que llevasen en este momento lo más preciado del madridismo, la portería. Accedieron. El Real Madrid les recompensaría con 100.000 pesetas. Ya en la Castellana, la policía les abrió paso, ya que iban en dirección contraria. Sólo quedaba meter la portería en el rectángulo. No sería fácil.

La protagonista de la noche no entraba por la bocana, sólo unos movimientos audaces de un jugador sagaz de Tetris consiguieron el ansiado objetivo, no sin problemas y enganchones de la red. Cuando habían pasado 75 minutos desde el teórico inicio del encuentro, comenzaba la semifinal de la Champions League, con la aprobación del colegiado y del delegado de la UEFA. El Borussia Dortmund ya estaba pensando en irse de Madrid con la suspensión del encuentro, al final se fue con un 2-0 en contra. No terminaron muy contentos, ya que lo que había provocado la caída de la portería había sido un fallo de seguridad del Real Madrid. Los ultras blancos se subieron a la valla contigua a la portería, la cual sujetaba la misma. Al ceder la valla, cedió también la meta. Un fallo que retrasó 75 minutos la semifinal de la Champions League. Un fallo que se recuerda con cariño por Chamartín, ya que la máxima competición europea terminaría llegando a las vitrinas blancas 32 años después.

Andrés Cabrera

Mientras respire seré periodista deportivo. Me encanta el fútbol y el aura que lo envuelve. La pasión de este deporte es incomparable, única.
Twitter: @Andres_inter

Latest posts by Andrés Cabrera (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.