Novedades

¿Qué jugadores noruegos han pasado por la Liga española?

Un total de dieciséis han militado en clubes hispanos

Martin Ødegaard ha vuelto a poner en el mapa al fútbol noruego en los últimos meses. Su gran eclosión que se vio confirmada con el debut con la selección el pasado 27 de agosto a los 15 años, haciendo que los grandes equipos del viejo continente se interesaran por sus servicios. Finalmente ha fichado por el Real Madrid y de este modo se convertirá en el decimoséptimo futbolista vikingo que llega a España.

Foto: Mirror

Noruega no es un país con mucha tradición futbolística, aunque es un juego muy popular entre sus habitantes que tiene una gran competencia en los deportes de invierno, principalmente el esquí y el hockey sobre hielo. Ha participado en tres Mundiales, en el lejano de Francia 1938, en Estados Unidos 1994 y de nuevo en Francia en 1998, cayendo en la primera ronda, la fase de grupos y octavos de final respectivamente. Su mejor resultado curiosamente se produjo en unos Juegos Olímpicos, concretamente en los de Berlín 1936 cuando conquistaron la medalla de bronce.

En cuanto a nombre de jugadores, los más reconocidos jugaron en la década de los 90. Tore André Flo, Ole Gunnar Solskjaer, Rune Bratseth y Henning Berg fueron futbolistas de talla internacional, aunque en Noruega se recuerda con especial cariño a varios de los integrantes de los JJOO de Berlín y el Mundial de Francia‘38 como Arne Brustad, conocido como “El Coronel”, Magnar Isaksen o el gran artillero Jørgen Juve.

Hasta la llegada de Ødegaard el último que firmó por un club español fue Vadim Demidov 

En la Liga española, el primer noruego que debutó en Primera División fue Jan Berg. Centrocampista fichado por el Elche en 1988 que destacaba por su resistencia, trabajo, lucha, y capacidad de robar el esférico. En el conjunto ilicitano logró un tanto ante el Valencia y al año siguiente hizo las maletas destino el Rayo Vallecano. Con los madrileños encontró más regularidad y, aunque el equipo descendió a Segunda División, el noruego se mantuvo en la categoría de plata durante el curso 1990-1991 anotando un total de dos dianas.

Foto: Marca

Foto: Marca

En 1997, el Celta firmó a un espigado central procedente del Brondby IF llamado Dan Eggen. Internacional por Noruega había estado presente en el Mundial de USA’94 aunque sin llegar a jugar. Se trataba de un zaguero altísimo (1,92m), sólido, de buena colocación e inexpugnable por arriba. Permaneció dos campañas en Vigo y luego se fue al Alavés, donde realizó un gran curso el año que alcanzaron la final de la Copa de la UEFA.

Jan Berg fue el primer noruego que llegó a la Liga, firmando por el Elche y viajando después a Vallecas. 

En el mercado invernal de 1999, el Racing de Santander decidió contratar a un arquero para competir por el puesto con Ceballos. El elegido fue Frode Grodas, capitán de la selección noruega y guardameta titular en el Mundial de Francia’98. Portero seguro, bueno en el juego aéreo y especialista en el uno contra uno, su periplo fue muy corto y sólo disputó seis encuentros de Liga de la campaña 1998-1999.

Los dos siguientes noruegos en aterrizar en el fútbol español fueron Sigurd Rushfeldt y Frode Olsen en el Racing de Santander y el Sevilla del curso 1999-2000 respectivamente. El primero se desempeñaba como delantero y sobresalía por su corpulencia, trabajo, remate y olfato de gol. Mientras que el segundo era un peculiar portero con enormes reflejos, seguro, bueno en las salidas y excelente en la colocación.

Foto: ABC

Foto: ABC

Rushfeldt venía con la vitola de excepcional artillero pero en Santander sus guarismos fueron muy pobres. El club cántabro desembolsó 600 millones por su traspaso y en dos temporadas apenas firmó cinco goles. Salva y Mazzoni le apartaron de la titularidad y en 2001 regresó a las filas del Rosenborg.

Olsen contratado en el mercado de invierno hizo una gran segunda vuelta pero eso no impidió el descenso a Segunda División. La campaña siguiente empezó como titular en la meta sevillista hasta que Notario le arrebató el puesto y le relegó a la suplencia. En el curso 2001-2002 con el cuadro de Nervión de nuevo en Primera disputó un único partido ante Osasuna y dejó la entidad.

Iniciado el nuevo milenio desembarcó en Valencia un prometedor delantero, John Carew. Futbolista muy alto, de gran potencia y zancada, tenía fuerza, un poderoso disparo y un magnífico juego de espaldas a la portería. Su primer curso con Cúper en el banquillo fue sensacional, logrando 14 dianas entre todas las competiciones y también partiendo como titular en la final de la Champions frente al Bayern.

Foto: Mundo Deportivo

Foto: Mundo Deportivo

La llegada del técnico Rafa Benítez le postergó a la suplencia el año en que conquistaron la Liga, aunque en la 2002-2003 recuperó su plaza en el once y con 13 tantos fue el mejor artillero del equipo. El siguiente curso se fue cedido a la Roma y posteriormente fichó por el Besiktas turco.

En el año 2001, las salidas en la Real Sociedad de centrales como Julio César, Korino o Antia les obligó a bucear en el mercado un defensor de garantías. Pusieron sus ojos en el fútbol galo y el seleccionado fue Kvarme que militaba en el AS Saint-Etienne. Zaguero contundente, sobrio, eficaz en la anticipación y expeditivo se hizo rápidamente con un puesto en el once.

El delantero Carew y los zagueros Kvarme y Eggen son los que mejor rendimiento dieron en sus equipos

En las tres campañas que vistió la elástica txuri-urdin jugó un total de 87 partidos oficiales y formó pareja con el brasileño Luiz Alberto primero y el argentino Schurrer después. La temporada que la Real Sociedad peleó la Liga con el Real Madrid tuvo una enorme competencia con Jauregui aunque acabó disputando 18 encuentros. Se marchó en el año 2004 y volvió a Francia, concretamente al SC Bastia.

Más de un lustro tuvo que pasar para que el Deportivo de la Coruña y de nuevo la Real Sociedad mirasen al fútbol noruego en busca de un refuerzo. Los coruñeses contrataron a Knut Olav Rindaroy, un lateral izquierdo con buena zancada, aceptable técnica y recorrido por banda al que muchos aficionados gallegos apenas recordarán, debido a que sólo tuvo minutos en seis encuentros, cuatro de Liga y dos de la Copa del Rey.

Foto: Mandutdtalk.com

Foto: Mandutdtalk.com

Por su parte los donostiarras incorporaron a Vadim Demidov, que pese a haber nacido en Letonia era internacional por Noruega desde 2008. Al igual que su antecesor Kvarme, se desempeñaba como central y sus principales características eran el buen trato del esférico, la fortaleza física y el juego por arriba. Estuvo dos años en el cuadro de San Sebastián y en el curso 2012-2013 jugó cedido en el Celta de Vigo.

Además en la categoría de plata y de bronce del fútbol español también militaron otros siete noruegos. En Segunda, el pionero fue Raimon Waernes, un medio que jugó la campaña 1982-1983 en el Castellón logrando dos tantos. Luego ya en el siglo XXI llegaron el delantero Lindbaek que estuvo en el Numancia y UD Las Palmas con nulo acierto goleador, el centrocampista Christer George que vistió la camiseta del Córdoba y el joven defensa Nordtveit que disputó tres partidos con el Salamanca en el año 2008. Mientras que por la 2ªB pasaron Dag Olsen en las filas del Valencia Mestalla, Vemund Brekke por el Hospitalet y Daniel Moen por el filial del RCD Mallorca.

Alberto Cosín

Apasionado del fútbol internacional de todas las épocas, especialmente las más antiguas. También colabora en el magazine de Martí Perarnau. Organizador de eventos.
Twitter: @AlbertoCosin

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.