Novedades

Los curiosos orígenes de Helenio Herrera

El francoargentino es una leyenda del fútbol mundial

Su padre era carpintero y su madre se llamaba María. Para muchos es un Dios. No es una reencarnación de Jesucristo, aunque probablemente él se atreviera a decir que estaba por encima de eso. Hablamos de uno de los grandes personajes futbolísticos de la historia, Helenio Herrera.

Helenio Herrera es uno de esos personajes del mundo del fútbol cuya figura pervive durante décadas rodeada de una mística especial. Autor de frases históricamente recordadas como ‘Ganaremos sin bajar del autobús’ o ‘Jugamos mejor con 10 que con once’, este polémico entrenador marcó una época en la historia del fútbol italiano y más concretamente del Inter.

La polémica, como hemos dicho, siempre ha rodeado al técnico argentino, comenzando esta por su fecha de nacimiento. Para unos nació en 1910 mientras que en algunas biografías figura el año 1916. La realidad, confesada años después de su muerte por su propia esposa, era que había falsificado su partida de nacimiento, añadiendo un ‘rabito’ al 0 para transformarlo en un 6. Esto probablemente lo hizo sabedor de que su nivel futbolístico no se equiparaba al de los chicos de su edad. Aquella fue la primera de las muchas estratagemas que destacarían durante su vida en el fútbol.

Helenio Herrera falsificó su partida de nacimiento. Su  esposa descubriría el engaño años después de su muerte

Helenio Herrera fue un hombre cosmopolita que supo empaparse de todas las culturas en las que vivió. Nacido en Argentina, en una zona de Buenos Aires denominada El Tigre, y miembro de una familia de inmigrantes –su padre árabe y su madre criada por una familia de Gibraltar-, no tardarían en volver a cruzar el charco para vivir (malvivir más bien) en una sucia barriada de Casablanca, Marruecos.

En el país norteafricano sufrió de difteria, una enfermedad que a punto estuvo de costarle la vida pero de la que se consigue salvar gracias a la efectiva reacción de una enfermera. Herrera comienza a trabajar prácticamente desde los ocho años en todo tipo de oficios humildes, desde ayudante en una fábrica hasta vigilante de algunos negocios, incluyendo una época en la que se convierte en aprendiz de tornero, viéndose obligado a robar en algunas ocasiones para poder subsistir.

Helenio Herrera

A pesar de esto, el joven Helenio siente especial predilección por la práctica deportiva, siendo el boxeo y el fútbol sus actividades favoritas. Sus primeras patadas las da en Roches Noires, equipo en el que permanece antes de dar el salto al Raja Casablanca, jugando allí recibirá incluso la llamada de la selección marroquí.

Pronto conocería a un ojeador francés, recordemos que Casablanca estaba protectorado francés por aquel entonces y este le ofrece una prueba en el Club Français de Paris. Sin apenas dinero para costearse el viaje a Francia, Helenio embarca en una travesía que se le hace eterna y en la que pasa multitud de calamidades.

Helenio+HerreraUna vez en París, el argentino decide hacer la prueba de acceso a dos equipos más de la ciudad parisina, al Racing y al Red Star, aunque finalmente es el propio Club Français –equipo que le había propuesto inicialmente la prueba- el que decide contratarlo a cambio de un sueldo y de un trabajo como vendedor de carbón.

Llegaría tiempo después a fichar por el Red Star, previo paso por el FCO Charleville y el AC Roubaix. En el Red Star llegaría su gran –y único- éxito como jugador profesional, la Copa de Francia de 1940. Dos años después regresa al Stade Français, ya en la cuesta debajo de su discreta carrera deportiva. Vaga por el EF Paris-Capitale y en el Puteaux, donde da sus últimas patadas antes de iniciar su carrera como entrenador en el mismo equipo.

Pocos de sus compañeros de la época imaginaban que, aquella medianía de jugador, terminaría convirtiéndose en uno de los entrenadores más laureados de la historia del calcio italiano. Y mejor aún, un personaje cuya leyenda perduraría con el paso de las décadas. Lo mejor de Helenio, estaba por venir.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.