Novedades

Ljungberg y la pasión por unos colores

La historia del centrocampista sueco con el Arsenal

Freddie Ljungberg se convirtió en uno de los iconos del reconocido Arsenal de los “Invencibles”. Con 9 temporadas en el club de Londres (1998-2007), 328 partidos a sus espaldas y 72 goles con el equipo günner, en un momento dado reflejó por qué el cuadro de Londres es y sería su equipo. Demostró que el rojo era su color, y así sería para siempre.

Foto: Standard

Foto: Standard

La historia de Ljungberg en el Arsenal comienza de forma curiosa. Desarrollando su corta carrera profesional en un equipo de su país, Suecia, el Halmstads BK, el Arsenal le ficha en 1998 por 3 millones de libras. Por aquel entonces, y como se sabría posteriormente, Arséne Wenger no había tenido ninguna toma de contacto con el jugador antes de su fichaje. Todo lo que había averiguado era a través de la cantidad de vídeos que había obtenido de él y de los informes que le habían preparado sus enviados para hacerle scouting. Teniendo en cuenta esto, se podría decir que los londinenses hicieron un fichaje a ciegas, esperando no equivocarse en la decisión que habían tomado.

El debut de Ljungberg era el soñado por cualquier jugador que comenzara su andadura por el Arsenal

Con 21 años y llegando a un club que tenía un gran peso histórico en Inglaterra, a Ljungberg no le costó mucho tiempo hacerse un hueco en el equipo y en el corazón de los aficionados. Su debut dejó un gol frente al Manchester United el 20 de septiembre de 1998, donde el Arsenal ganó 3-0.

Su carácter luchador, su sacrificio y su entrega, junto a la manera que tenía de complementarse con los jugadores que le rodeaban, le hicieron ser uno de los jugadores favoritos de la afición. Algo que podía parecer complicado teniendo en cuenta que coincidió con Thierry Henry, Robert Pirés, Patrick Vieira o Dennis Bergkamp. Una afición que fue reconociéndole cada vez con más frecuencia, y que le demostró que el Arsenal es y sería su club para siempre, y que en Londres, siempre tendría abiertas las puertas en el futuro.

Foto: Ljungberg Arsenal

Foto: Ljungberg Arsenal

Y si con salir al campo cada vez que jugaba y derramar hasta la última gota de sudor no bastaba, Ljungberg demostró que siempre llevaría al Arsenal en el corazón de una forma muy peculiar. En la temporada 2001/2002 Ljunberg decidió teñirse el pelo de color rojo. Es complicado no acordarse de esa cresta roja cada vez que saltaba al césped en Highbury.

En la temporada 2001/2002 Ljungberg se tiñó el pelo de color rojo en honor al Arsenal

Este gesto lo hizo ni más ni menos que por el Arsenal y todo lo que este club rodeaba. Ljungberg se tiño el pelo de rojo (un rojo que llamaba la atención) en honor a la camiseta que vestía, y en honor al club para el que jugaba. Un gesto que hizo que realizara su mejor temporada dentro del club. Ljungberg consiguió en aquella campaña hacer 17 goles en los 39 partidos que disputó. Y la afición del Arsenal le obsequió por este gesto, haciendo un cántico que repetían cada vez que Ljungberg estaba presente: “We love you Freddie because you’ve got red hair. We love you Freddie because you’re always there. We love you Freddie because you’re Arsenal through and through”.

Hoy en día tiene un puesto o rol en el club como embajador. El Arsenal no se olvidó de él después de que se fuera al acabar la temporada 2007/2008, al igual que él no se olvidó del Arsenal.

Héctor Pérez

Twitter: @Hector_PerezP

Latest posts by Héctor Pérez (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.