Novedades

El contrato basura de Mourinho en el Barcelona

El salario mínimo que le ofrecieron al entrenador portugués

En Can Barça si no vales te echan, pero si se dan cuenta que hay un talento oculto no dudan en pagar lo que sea para retenerle.

Foto: Marca

Foto: Marca

La pela siempre ha sido la pela, y más para Josep Lluís Núñez, por lo que el presidente del Barça descartó contratar un traductor para Bobby Robson, el nuevo entrenador culé. El preparador inglés insistió, con educación británica, en que si él firmaba, José Mourinho, un ayudante desconocido que le había acompañado en las temporadas anteriores, llegaba con él.

Núñez aceptó de mala gana pero como Robson impuso a Mourinho, Núñez iba a imponer su salario. El presidente barcelonista mandó a su mano derecha y vicepresidente, Joan Gaspart, a comunicarle al portugués el jornal que iba a cobrar en el Barcelona. Mourinho estaba en un hotel del vicepresidente esperando sentado en una cama de matrimonio, un maletín a sus pies y las manos sobre las rodillas. Gaspart se presentó allí trajeado, con cara de no dar buenas noticias.

José Mourinho fue una petición de Bobby Robson cuando fichó por el FC Barcelona y Josep Lluís Núñez impuso un salario ínfimo.

Mourinho se negó en rotundo a cobrar tal cantidad al mes. El portugués argumentó que, con eso, no tenía para vivir. Gaspart le pidió que lo entendiera, que no podía pedir mucho más porque iba a ser un simple ayudante. El maletín que tenía delante posiblemente costara algo más de lo que iba a cobrar en su nuevo club: 10.000 pesetas, o lo que es lo mismo, 60 euros.

Foto: The Mirror

Foto: The Mirror

Las quejas del traductor de Bobby Robson, aludiendo a que con esa cantidad no podía prosperar, hicieron mella en la conciencia de Núñez, que finalmente accedió a subirle el sueldo una mijita.

Como Núñez no podía quitarle las escaleras de la piscina para que se muriera del asco, decidió hospedarlo en uno de los hoteles de su vicepresidente, Joan Gaspart, no fuera que destrozara alguna habitación de las suyas, ya que para romper el mobiliario no hace falta pagar. Al final Mourinho acabó cobrando entre muy poco y poquísimo pero, al menos, tenía casa gratis.

Hasta que en el Barça se dieron cuenta de que Mourinho era algo más que un ayudante, no comenzaron a tratarlo mejor que a un maniquí de pruebas de choque.

Héctor Farrés

Me tropiezo con historias peculiares que piden a gritos ser contadas. Vi a Coutinho de periquito. Pertenezco a la "Meravellosa Minoria". También colaboro en VAVEL. Twitter: @hectorfg35

2 Comments en El contrato basura de Mourinho en el Barcelona

  1. Ajá! De ahí se desprende todo el odio que le tiene Mou al Barca

  2. Mourinho = rata humana

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.