Novedades

Camellos, policías y jeques en Valladolid

El jeque kuwaití detuvo un partido del Mundial 82

El partido continúa parado mientras los jugadores se miran sin saber muy bien qué hacer y el árbitro parece esperar algo que no llega. Y entonces ocurre. Salta al campo rodeado de Policías Nacionales. Es él. Viste con kandora y kuffiya. Y va dispuesto a imponer su ley.

La escena, puro sainete surrealista, tiene lugar el 21 de junio de 1982 en el recién estrenado Nuevo Estadio José Zorrilla de Valladolid. Allí, en el marco de la primera fase del Mundial de España, se enfrentan la potente selección francesa y la debutante Kuwait.

Los kuwaitíes venían causando sensación desde su llegada a tierras hispanas. En primer lugar se habían traído a la península un camello como mascota, que dejaban, sano usufructo, en un zoológico mientras se desplazaban a entrenamientos y encuentros. Además la delegación de Kuwait no comprendía solo a jugadores, cuerpo técnico y el simpático ungulado, sino que también estaba compuesta por diversos miembros de la familia gobernante en el país. Y fue uno de ellos, Fahd Al-Ahmad Al-Sabah, el que la lió en Zorrilla.

Fahd Al-Ahmad Al-Sabah era hermano del emir y máximo gobernante de Kuwait. 

Corre el minuto ochenta del partido y los franceses ganan por un cómodo tanteo de tres goles a uno. Entonces sucede lo inesperado. El fino Giresse se interna entre la defensa kuwaití, que de forma totalmente incomprensible queda petrificada, y anota el cuarto gol. Los del Golfo Pérsico se quejan, dicen que un silbato ha sonado desde la grada y que pensaban que el árbitro había pitado, que por eso no han corrido. Se monta un buen lío en el campo…pero de pronto todas las miradas se vuelven. Al palco. Qué pasa, qué está ocurriendo.

Allí Fahd Al-Ahmad Al-Sabah protesta de forma enérgica. Parece pedir a sus jugadores que se retiren del campo. Y lo de “sus” jugadores no es una frase hecha, ya que este jeque es presidente de la Federación Kuwaití de fútbol, así como del Comité Olímpico de su país. Seguramente el hecho de que sea hermano de Yaber Al-Ahmad Al-Yaber Al-Sabah, Emir y máximo gobernante del pequeño país pérsico, tiene también algo que ver con su ascendiente sobre los muchachos, que observan la escena atónitos. Pero lo mejor está aun por llegar.

El jeque desaparece del palco mientras el juego sigue parado…para hacer su aparición en el césped del José Zorrilla poco tiempo después. Aparición, por cierto, muy celebrada por un público consciente de estar asistiendo a uno de esos momentos de chirigota que todo el mundo recuerda años después. Llama la atención que el jeque no solamente no tuviera problemas para saltar al campo (y los periodistas saben lo complicado que es situarse incluso en los aledaños de la hierba) sino que incluso fuera custodiado por agentes de la Policía Nacional con su uniforme marrón cañí. Spain is different, seguramente.

Allí se acerca a hablar con el árbitro, el soviético Miroslav Stupar, y comenta amigablemente con él los detalles de la jugada. Debió de ser convincente, porque el simpático colegiado accedió  a anular el gol tras solo diez minutos desde que el balón entró en la portería. Los franceses, estupefactos, no saben si reír o llorar.

La imagen ha quedado para la historia, y sus protagonistas ya siempre iban a estar ligados a ella. Stupar fue sancionado por la FIFA después del incidente, y se le retiró su licencia internacional. Kuwait quedó eliminado en la primera fase de aquel Mundial, después de sumar solo un punto en tres partidos (un sorpresivo empate frente a Checoslovaquia en su choque inaugural), y  encajar seis goles. Pero la parte más funesta de este relato se la llevó el inolvidable jeque Fahd Al-Ahmad Al-Sabah, que fue asesinado por las tropas iraquíes durante el ataque al Palacio de Dasman el 2 de agosto de 1990. Allí encontró su final un hombre cuya imagen es, ya, icono de los Mundiales.

Marcos Pereda

Cuento historias que te harán creer en la relación entre Cultura y Deporte. Un día me puse a escribir y creo que no he parado desde entonces.

Twitter: @MarcosPereda2

Latest posts by Marcos Pereda (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.