Novedades

Hereford, la ciudad que ha perdido a su club

La historia del equipo inglés

El 5 de febrero de 1972 entró en la historia de la FA Cup como uno de sus días más míticos. Después de varios intentos, la eliminatoria entre el todo poderoso Newcastle y el modesto Hereford United tuvo finalmente lugar. Esa fue la tarde en la que Inglaterra se enamoró para siempre de un club que se estrenaba en las categorías profesionales. Un club que ha dejado ahora huérfana la ciudad de Hereford de su equipo de fútbol.

Un club con un final rocambolesco

El Hereford United FC es un club con casi 100 años de historia, fundado en 1924. Bueno, era. Esta semana, después de un largo proceso judicial de largos meses, el tribunal de cuentas tomó la decisión de expulsar el club de la Southern League después de un embargo solicitado por sus centenares de acreedores. Hasta en su momento final la historia del Hereford parecía recordar a esa tarde de invierno de 1972 por lo inesperado desenlace.

Según cuenta el club, su dueño iba a camino del tribunal con pruebas de que disponía de un crédito para pagar las deudas acumuladas en más de un millón de libras hasta que quedó atrapado en un gigantesco atasco a las puertas de Londres. En el juicio los abogados discutían con el juez la posibilidad de posponer la sesión pero, después de varios cuentos chinos de la directiva, el juez fue taxativo en negar al Hereford ese último suspiro y dio por buena la sentencia que expurga el club de la liga y anula todos sus resultados, abriendo la posibilidad a los acreedores de que se queden con los trozos del club. Los pedazos del alma de una modesta comunidad que se hizo célebre en un loco invierno en la década de los setenta.

Foto: www.bbc.co.uk

Foto: www.bbc.co.uk | Edgar Street, campo del Hereford United

La mítica eliminatoria del 1972

Ricky George es uno de esos futbolistas que no nacieron para ser una celebridad pero que, sin querer, terminaron por serlo. Jugadores semiprofesionales, era un total desconocido para los amantes del fútbol y así seguiría si no fuera por un disparo preciso que dio al Hereford United una inesperada victoria sobre el Newcastle en el replay de la tercera ronda de la FA Cup. El pequeño equipo de Hereford era un total desconocido de las ligas semiprofesionales del fútbol británico que raramente llegaba a las noticias de los periódicos hasta que en 1966 ficha a John Charles, el mítico delantero galés que jugó en la Juventus, para terminar su carrera.

Charles pasó al año siguiente a manager del equipo y gracias a su popularidad el Hereford se transformó en uno de los equipos más admirados del país, empezando su ascensión al fútbol profesional de forma meteórica. Aquel año de 1972 terminó por ser el de su consagración definitiva. Después de superar en rondas anteriores al Cheltenham Town y al Northampton Town, nadie daba un duro por los “bulls”. Aun así el primer partido, disputado el 24 de enero en St. James Park, terminó con un intenso empate a dos que obliga al Newcastle, toda una potencia de la First División, a un inesperado replay en Hereford.

Foto: PA | Ricky George y Ronnie Radford

Foto: PA | Ricky George y Ronnie Radford

Las condiciones atmosféricas fueron posponiendo el partido hasta que el 5 de febrero los dos equipos se presentaron en el modesto Edgar Street, el campo del Hereford donde no cabían más de catorce mil personas. Hasta el día de hoy muchos más reclamaban haber estado en las gradas – y había varios hinchas locales en los árboles de alrededor del estadio que lo demuestran – para ser testigo de un encuentro histórico que iba a ser además transmitido en directo por la BBC. Fue un encuentro tenso, casi violento en algunos momentos del partido, en un terreno de juego impracticable.

Al minuto 82, la estrella de los “magpies”, jugando de rojo, Malcolm Macdonald, abrió el marcador con un certero golpe de cabeza, lo que parecía dejar sentenciada la eliminatoria. Pero no. El Edgar Street empezó a cantar a una sola voz y el Hereford remontó. Un disparo de treinta metros de Ronnie Radford a dos minutos del final dejó el partido igualado forzando la prorroga. La invasión de campo era inevitable. El Hereford iba a vender cara una derrota que todos daban por garantizaba. Soló que, en esa tarde, el espíritu mágico de la FA Cup iba a asaltar la pequeña localidad de los Midlands.

HEREFORD3

Jugando sin presión, el Hereford tomó las riendas del partido. Los 103 minutos de partido, una jugada combinada por la derecha terminó en los pies de Ricky George. El suplente, que había sido lanzado a los leones después del gol del Newcastle, recibió el balón botando en el área y de forma precisa disparó al canto inferior derecho de la portería de los visitantes. Game over.

El Hereford terminó por caer en la siguiente ronda con otro equipo de la First Division, el West Ham United, de nuevo tras un intenso replay. Pero la gesta quedó en el alma de todos los que habían seguido el partido en directo y al final de la temporada el club fue elegido por la Football Association para integrar los cuadros de la Fourth Division. Habían llegado a los campeonatos profesionales gracias a esa tarde mítica de febrero.

HEREFORD2

La decadencia y un nuevo comienzo

Los “bulls” se mantuvieron en las divisiones profesionales las décadas siguientes y hasta llegaron a disputar la Second Division en 1976, año en el que pelearon durante gran parte de la temporada con el Nottingham Forrest entrenado por Brian Clough por el ascenso. Los de Clough terminarían por ascender empezando un ciclo histórico. Pero dos años antes de ser campeones de Europa habían tenido que sudar de lo lindo para ganar en el Edgar Street.

A principio de los 90,  empezaron los problemas financieros del club que fue cayendo sucesivamente de divisiones, acumulando deudas imposibles de pagar. Los dueños de la entidad iban cambiando pero el problema financiero se quedaba siempre por solucionar. En el pasado mes de junio, el equipo fue expulsado de las ligas profesionales y tuvo que inscribirse en la Southern League, el campeonato semiprofesional.

Tenía un pasivo de más de un millón de euros y los acreedores empezaron al acecho. Después de un largo proceso judicial, el Hereford está cerca de desaparecer. Pero, como en tantos casos anteriores en Inglaterra, su final será solamente el primer pasó para el renacimiento. Los seguidores del club están ya movilizados para recuperar el espíritu del AFC Wimbledon o el FC United of Manchester, clubes fundados y gestionados por asociaciones de seguidores. Esperando que en pocos años la magia de la FA Cup pueda volver a visitar Hereford por una tarde.

Miguel L. Pereira

Periodista y historiador, apasionado del fútbol desde sus origenes hasta ayer por la noche. Director de @FutebolMagazine y Redactor en Kaiser. Autor de los libros 'Noites Europeias', 'Sonhos Dourados' y 'Kroos: El Maestro Invisible'.
Twitter: @Miguel_LPereira

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.