Novedades

¿Recordabas al glorioso Mallorca de Luis Aragonés?

Un equipo para el recuerdo

Luis Aragonés fue un trotamundos de los banquillos antes de dirigir a la selección española, con la que conseguiría el mayor éxito de su carrera como técnico. Atlético, Betis, FC Barcelona, Espanyol, Sevilla, Valencia, Oviedo y Mallorca fueron sus equipos en el fútbol español, equipos en los que dejó grandes sensaciones y enormes recuerdos.

Probablemente, es en la isla mallorquina donde, con permiso del Atlético de Madrid, se le recordará con más fervor y cariño que en cualquier otro lugar. En Mallorca estuvo sólo dos temporadas, pero las dos quedarán para siempre en la historia del club bermellón.

¿Quién podía imaginar, cuando llegó por primera vez en el año 2000, que se iba a convertir en el entrenador que llevaría al Real Mallorca a la mejor clasificación de su historia?. Casualmente, Aragonés debutó en Primera División como jugador un 11 de diciembre de 1960, en las filas del Oviedo, en el Estadio Lluís Sitjar del RCD Mallorca. Más de cuarenta años después aterrizaba en la isla, de la mano de Mateu Alemany, ilusionado por contar con un entrenador que había ganado cinco títulos en el Atlético y uno en el FC Barcelona, además de lograr un subcampeonato de Liga con el Valencia en 1996. Tras mantener la categoría con el Oviedo, fichó por el club insular con la intención de “conseguir éxitos con el Mallorca”, según declaró el propio Aragonés incluso antes de su presentación oficial.

Pese a los malos resultados iniciales –el Mallorca era colista en la cuarta jornada-, Luis supo reconducir la situación del equipo. El partido frente al Racing de Santander en la quinta jornada fue considerado como un punto de inflexión, pues el equipo bermellón remontó  un gol de Rushfeldt al filo del descanso. Luque igualó a poco de arrancar la segunda mitad, y ‘Carlitos’ en el minuto 85 sellaba el primer triunfo de la temporada.

Desde entonces, el equipo de Luis Aragonés se vio capaz de todo. “Ganar, ganar y ganar. Y ganar, ganar y ganar”. Daba igual el rival. Por eso, pocas semanas después, el Mallorca derrotó a FC Barcelona y Real Madrid de forma consecutiva. Primero a los azulgranas, con goles de Eto’o e Ibagaza (2-0); después en el Santiago Bernabéu, donde nunca antes había ganado, con goles de ‘Carlitos’ y, otra vez, Ariel Ibagaza. Tanto blancos como azulgranas no conseguirían ganar al Mallorca tampoco en la vuelta (1-1 en el Camp Nou y derrota del Madrid en Son Moix por 1-0).

Aun hoy se considera aquel equipo como el mejor Mallorca de la historia. Muchos aseguran que no se ha visto jugar tan bien en Son Moix desde entonces. Luis Aragonés había creado un conjunto que practicaba un fútbol vistoso, competitivo y ganador. Si en las primeras cuatro jornadas se cosecharon tres derrotas, durante el resto de la temporada  solo se vieron cuatro más. Dos rachas de ocho partidos sin perder, récord de puntos (71) y de goles (61), y el logro de alcanzar la clasificación para la Liga de Campeones, al quedar en tercera posición, solo por detrás de Real Madrid y Deportivo.

Fue la temporada de la confirmación de jugadores como Leo Franco, Albert Luque, Ariel Ibagaza o Samuel Eto´o. El camerunés, con solo diecinueve años, deslumbró con 11 goles en 28 partidos, desatando todo su potencial de la mano de Luis. El ‘Sabio de Hortaleza’ le castigó con cuatro partidos fuera del equipo tras una rabieta por una sustitución en la Romareda. A partir de entonces, el ‘León Indomable’ fue precisamente eso, indomable. “Luis Aragonés ha sido para mí más que un entrenador, ha sido como mi padre”, afirmó Eto´o en su cuenta de Twitter, tras conocer la noticia de su fallecimiento.

Foto: Larazon

Foto: Larazon

Cuando finalizó la mejor temporada de la historia del Mallorca en Primera División, Luis anunció su marcha por temas “únicamente deportivos” y fichó por el equipo de su vida, el Atlético, para rescatarlo de Segunda División. Dos años después volvió al Mallorca, sustituyendo a Jaime Pacheco en la octava jornada, heredando un equipo que marchaba penúltimo y que no presentaba síntomas de mejoría. Las salidas de Novo, Albert Riera y Ariel Ibagaza en verano pesaban en un equipo con Samuel Eto´o como única estrella.

Con Luis, el conjunto bermellón no pisó la zona de descenso desde la undécima jornada hasta la última. Cinco triunfos en los últimos cinco partidos–con un nuevo asalto al Bernabéu incluido- permitieron al Mallorca quedar más cerca de puestos europeos (4 pts) que de bajar a Segunda (10). Luis recuperó al mejor Eto´o, ese que marcó 17 goles y dio 8 asistencias, ese que al año siguiente partiría a un grande dispuesto a cosechar innumerables éxitos.

Luis lo había vuelto a hacer, y Mallorca quedó en deuda con él para siempre. Al año siguiente partiría a la selección española, donde comenzó a escribir las primeras páginas de nuestra época más dorada. Pero el recuerdo que dejó en las islas quedará imborrable en el tiempo.

Foto: RCM

Foto: RCM

1 Comentario en ¿Recordabas al glorioso Mallorca de Luis Aragonés?

  1. Que grande era el Sabio, ese Mallorca con Eto´o se las hizo pasar putas al Madrid más de una vez jojojo

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.