Novedades

El Cagliari de los uruguayos

Etapa del Cagliari a principios de los 90

El Cagliari es uno de los equipos ascensores de la Serie A que acumula un título doméstico en sus vitrinas. En los últimos años ha conseguido mantener la categoría, aunque nunca sin sufrir mucho. La parroquia del Sant ‘Elia está acostumbrada a esos partidos de final de temporada donde el ambiente de final se puede palpar. Zeman ha llegado para comandar la nave del equipo “rossoblu”. Antes de todo esto, y de su último descenso a Serie B, el Cagliari fue la casa de una gran generación de futbolistas uruguayos, que la iniciaron José Óscar Herrera, Daniel Fonseca y Enzo Francescoli.

francescoli infodeportes

Pl Cagliari Calcio descendió a la segunda categoría del fútbol italiano en la temporada 1988/1989 tras un curso estrepitoso con Claudio Ranieri como entrenador del conjunto italiano. Afortunadamente, la directiva siguió confiando en el técnico transalpino en la Serie B, ya que logró proyectar su idea de juego sobre el equipo y motivarlos de cara a escalar de nuevo a la máxima categoría del Calcio italiano. Con un equipo donde abundaban los jugadores locales y los canteranos, se consiguió el ascenso tan solo un año más tarde de haber descendido de categoría, algo que nunca es fácil, sobre todo en el aspecto moral de los jugadores. La reconversión del vestuario fue clave en la renovación del hambre del equipo por volver a codearse con los mejores.

Para la nueva temporada en la élite del calcio, el Cagliari trajo varios refuerzos destacados. Mención especial merecen la llegada de tres jugadores uruguayos, por lo que significaron para el equipo y, algunos de ellos, para el fútbol de su país en general. Esos jugadores destacados fueron Francescoli, Fonseca y Herrera. El primero de ellos, Enzo Francescoli, fue el más destacado. Llegó de la Ligue 1 después de haber cuajado cuatro buenas temporadas en el fútbol francés, sobre todo en lo que se refiera a nivel goleador. Su juego desde la mediapunta, elegante y paciente, no cuajó del todo en la Serie A. Daniel Fonseca disputó 50 encuentros con el Cagliari, casi siempre ubicado cerca del costado izquierdo desde donde realizabas constantes desmarques. Sus llegadas con potencia desde atrás y su exquisito golpeo de zurda le hicieron marcar 17 goles en el medio centenar de partidos que disputó. Herrera fue el menos destacado de los tres, pero el que se mantuvo más años en el Cagliari ofreciendo siempre un nivel constante.

Francescoli, idolatrado tanto en Argentina como en Francia, llegó a Italia en una etapa en la que el Calcio era la mejor liga del mundo. El mejor escaparate para uno de los mejores jugadores de Uruguay.

La temporada comenzó con una dura derrota en casa ante el Inter de Milán. Un 0-3 que supuso un golpe importante en el inicio. Pese a la dureza de la derrota en casa, en la siguiente jornada se consiguió un gran triunfo en San Paolo. Gran derrota y gran victoria para comenzar otra temporada de altibajos. Desde la jornada dos hasta la trece, las derrotas se sucedieron sin parar. Todo esto se extendió hasta esta jornada, adentrándonos ya en periodo navideño, cuando el Cagliari consiguió un valiosísimo punto en el estadio de la Juventus al finalizar el encuentro con un empate a dos en el marcador.

alineacionesinternacionales-blogspot-com

Ese resultado supuso un subidón moral para los hombres de Ranieri, ya que en el siguiente partido en casa ante el Genoa se llevaron los tres puntos con una gran victoria. Más que los resultados, cambiaron las sensaciones, y más teniendo en cuenta otro meritorio empate ante la Roma en el Olímpico. La Fiorentina frenó en seco la progresión del Cagliari con un contundente 4 a 1. Sin embargo, la imprevisibilidad del conjunto costero volvió a resurgir tras la derrota en el Artemio Franchi. Encadenó varios partidos puntuando, comenzando con la victoria ante el Parma y donde volvió a privar a la Juventus de la victoria con otro empate. La derrota ante los viola fue la última de la temporada, lo que fue clave para conseguir la salvación. En la penúltima jornada, el Cagliari visitaba Bologna. Sacar los tres puntos significaba la salvación.

Una gran masa de la afición rossoblu se trasladó al Renato Dall ‘Ara con la esperanza de que su equipo no tuviera que jugarse la salvación en la última jornada ante el Bari. El partido comenzó con ocasiones claras para los dos equipos, pero fue el Cagliari el que primero se adelantaría en el partido. Fue por medio de una falta al borde del área que Fonseca golpeo con suavidad, pero con el efecto justo, para que hiciera imposible la estirada del portero. Con el 1 a 0 a favor, los visitantes se sintieron cómodos y siguieron creando mucho peligro a Bologna. Al descanso se llegó con el 0 a 1 en el marcador. La segunda parte se inició con el mismo guion que la primera. Dominio del Cagliari y generación constante de ocasiones. Muy activo estuvo Fonseca durante todo el encuentro, llegando con peligro desde la izquierda a posiciones de remate. Precisamente, en un desmarque del uruguayo a la espalda de la defensa desde el costado izquierdo llegó el 0 a 2, tras una gran definición en el uno contra uno contra el meta rival.

danielfonseca.com | Fonseca yendo al banquillo al celebrar un gol

danielfonseca.com | Fonseca yendo al banquillo al celebrar un gol

El resultado era muy positivo, y pese a un gol del Bologna, con algo de fortuna, en los minutos finales, el Cagliari aguantó. El equipo de Ranieri se salvó y no se jugaría nada en la última jornada, la cual fue una fiesta en el estadio Sant ‘Elia. El Cagliari, en solo dos años, había descendido, ascendido y mantenido en la máxima categoría de Italia. Los goles de Fonseca (8), el juego y el acierto también goleador (4) de Francescoli y la contención de Herrera, que también marcó cuatro goles, fueron claves para la consecución de la salvación.

Década “charrúa”

Los jugadores uruguayos comenzaron a llegar tras el ascenso del equipo desde la Serie B a Serie A en la temporada 1989/1990. Daniel Fonseca, Enzo Francescoli y José Herrera llegaron al club. En la temporada 1992/1993 ya no encontraríamos a Fonsenca en el equipo, pero, en su lugar, llegó Marcelo Tejera. Dos años después, Óscar Tabárez, actual seleccionador de Uruguay, aterriza para dirigir al club. De la mano de Tabárez llegaron Fabian O ‘ Neill y Dario Silva la temporada siguiente. A finales de siglo, Dario Silva abandona el club, pero ello permitió la llegada de Diego López y de Nelson Abeijon, que se unieron a O ‘Neill que aún continuaba en el Cagliari. Los “charrúa” fueron una habitual en el conjunto rossoblu durante la década de los noventa.

Óscar Tabárez llegó al equipo sardo, generando que arribaran otros charrúas como O’Neill o Dario Silva. 

Dicha década no fue muy destacada en lo que a resultados se refiere para el Cagliari. Casi siempre se mantuvo en puestos de mitad de tabla hacia abajo. Sin embargo, en la temporada 1992/1993 el equipo escaló muchas posiciones, en lo que es una de las últimas grandes temporadas del conjunto costero. Consiguió terminar la temporada como sexto clasificado, aunque al año siguiente todo volvió a la normalidad al clasificarse duodécimo. El año 1995 volvió a ser destacado, ya que superó la mitad de la tabla y pudo respirar tranquilo durante toda la temporada. El descalabro llegó dos años más tarde. En la 1996/1997 el equipo no logra pasar de la 14ª posición y tuvo que disputar un Play Off de descenso ante el Piacenza. El partido fue un desastre, ya que se cayó por 3 goles a 1. La imagen de gran parte del plantel llorando sobre el verde reflejó la tristeza del momento.

Christian Sánchez

Proyecto de periodista. Intentando comprender el fútbol desde dentro para traducirlo en palabras. Fundador de @LaTriangulación y colaborador de @KaiserFootball y @El_Tiralineas
Twitter: @delablanca10

Latest posts by Christian Sánchez (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.