Novedades

El día más triste de la historia del Dépor

A raíz del fatídico penalti de Djukic

El Deportivo dependía de sí mismo para ganar la Liga. La primera de su historia. Recibía en casa al Valencia. Si el equipo que dirigía Arsenio Iglesias ganaba, conseguían la Liga. El único que podía quitarle el título era un Barcelona que dependía del resultado que se diese en Riazor. A pocos instantes de terminar el partido llega la locura a Coruña. Penalti a favor del Dépor. El primer lanzador (Donato), ya no estaba sobre el terreno de juego. La responsabilidad recayó en Djukic. Se armó de valor, lanzó y falló. González, el portero valencianista, es un nombre que no se quiere ni oír en Coruña. El Barça ganó la Liga y el Deportivo se quedaba a las puertas. Seis años después llegaría su tan ansiada Liga.

Redacción Kaiser

La revista digital Kaiser Football está compuesta por periodistas apasionados por el fútbol. Tratamos de acercar la mejor información con los mejores colaboradores.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.