Novedades

Cuando Argentina ganó tres Copas de América… ¡en tres años!

Ganó tres Copas de América consecutivas

La selección argentina lleva 22 años sin levantar la Copa América, a pesar de que es con 14 el segundo país con más títulos tras Uruguay. Sin embargo si tuvo una etapa de gran dominio y hegemonía en el continente cuando consiguió tres triunfos consecutivos entre 1945 y 1947, algo que nadie ha podido repetir hasta la fecha.

ole.com.ar

El Campeonato Sudamericano del año 1945 con sede en Chile tuvo carácter de extraordinario y aunque la Conmebol considera los resultados como oficiales no hubo trofeo en juego. Acudieron a la cita brasileños, argentinos, charrúas, bolivianos, ecuatorianos y colombianos además de los anfitriones, siendo los paraguayos y los peruanos las ausencias más destacadas al tener una fricción con la Federación de Chile.

La albiceleste llegaba con ganas de reconquistar un torneo que en la anterior edición se le había escapado por dos puntos de diferencia ante Uruguay. En el cargo continuaba Guillermo Stábile que en 1941 había conquistado por sexta vez el título para su país. Y de aquel torneo únicamente repitieron en la convocatoria de 1945 Bartolomé Colombo, un medio izquierda que militaba en San Lorenzo de Almagro y José Salomón, zaguero de Racing. También figuraban en la lista hombres como Muñoz y Loustau, los dos extremos de La Máquina de River, Pontoni y Martino figuras del Ciclón, de la Mata el artista de Independiente, Mario Boyé cañonero de Boca y Perucca centrohalf de Newell’s.

ole.com.ar

ole.com.ar

En las tres primeras fecha Argentina no tuvo rival y de manera consecutiva apabulló a Bolivia, Ecuador y Colombia por 9-1 en una tarde de sinfonía en el estadio Nacional de Santiago. Cuatro días más tarde la Roja chilena les puso en muchas dificultades aunque finalmente sacaron un empate gracias a un tanto del Tucho Méndez. En la penúltima jornada esperaba el conjunto brasileño de los Ademir, Domingos, Heleno o Zizinho. De nuevo Méndez se erigió en protagonista y con un fabuloso triplete dio el triunfo a su equipo. Únicamente restaba un choque para el final en el que debía enfrentarse a Uruguay. Los charrúas no podían optar a la victoria de la competición pero si aguar la fiesta a su eterno rival si además Brasil días más tarde vencía a Chile. Sin embargo, la albiceleste se impuso por la mínima después de un brillante gol de Martino, que tras zafarse de cuatro uruguayos batió a Máspoli con un disparo de rosca sorprendente.

Méndez, con seis goles, fue el máximo goleador de la competición en 1945 de manera compartida con el brasileño Heleno

Un año más tarde Argentina organizó la competición desde mediados de enero hasta principios del mes de febrero. Stábile continuó apostando por Loustau, de la Mata, Méndez, Carlos Sosa o Salomón e incluyó como novedades al artillero Labruna, al guardameta xeneize Claudio Vacca, a los medios Strembel y Fonda de Racing y Platense respectivamente y al defensa central, Sobrero, de Ñuls.

El nivel plasmado por los argentinos durante los cinco partidos del campeonato fue muy alto y nadie consiguió inquietarles. En el estreno doblegaron a Paraguay por dos goles de diferencia y a continuación avasallaron a los bolivianos por 7-1 con dobletes de Labruna, Méndez y Salvini. En la tercera fecha la víctima fue el cuadro chileno y una semana después le tocó a Uruguay morder el polvo en el Gasómetro de Buenos Aires. A la última jornada se llegó con Argentina sumando ocho puntos y Brasil siete. El empate le valía a los locales pero conquistaron el título a lo grande, derrotando a los brasileños con dos dianas de Méndez en el Monumental.

ca2012.com

ca2012.com

El tercer triunfo consecutivo se produjo en 1947, en una edición que se celebró en Ecuador y en la que no participaron ni Brasil ni Venezuela que aún no formaba parte de la Conmebol. Para conquistar el triplete el seleccionador argentino llamó a un joven de cabello rubio que empezaba a destacar en River por su inteligencia, su omnipresencia y su olfato de gol, su nombre Alfredo Di Stéfano. Otros futbolistas nuevos en el Campeonato Sudamericano fueron el portero de Platense Julio Cozzi, el gran José Manuel Moreno de River, su compañero millonario Yácono o el defensor Marante que pertenecía a Boca. Mientras que sólo cinco hombres tuvieron el honor de estar presentes en los tres torneos: Boyé, Loustau, Méndez, Pescia, y Pontoni. De ellos Méndez y Loustau lograron al menos un gol tanto en 1945 como 1946 y 1947.

Pedernera y Labruna fueron elegidos los mejores jugadores del torneo en 1946 y 1947 respectivamente

La época dorada argentina se completó con otra actuación sobresaliente en la que únicamente cedieron un empate en siete duelos. En Guayaquil y en apenas tres días Paraguay y Bolivia sufrieron un vendaval de fútbol y goles encajando los guaraníes seis dianas y los andinos siete. Perú que estuvo ausente en dos ediciones puso en más aprietos de los previstos a la albiceleste que sudó para conseguir la victoria por 3-2, pese a que la blanquirroja acabó con nueve hombres. Las tablas las firmaron con Chile pero rápidamente se rehicieron goleando a Colombia y ganando a los locales por 2-0 en un estadio George Capwell a reventar. El encuentro definitivo fue ante Uruguay y ambos dependían de sí mismos. Méndez clave en los otros dos torneos fue la estrella de nuevo y con dos dianas consecutivas abrió el camino del triunfo, aunque luego el charrúa Britos y Loustau rubricaran el 3-1 final.

Alberto Cosín

Apasionado del fútbol internacional de todas las épocas, especialmente las más antiguas. También colabora en el magazine de Martí Perarnau. Organizador de eventos.
Twitter: @AlbertoCosin

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.