Novedades

Top 10 Cosas que no sabías del único Balón de Oro español

Recopilamos algunos de los detalles más curiosos de Luis Suárez

La trayectoria deportiva de un personaje como Luis Suárez ha estado marcada por sus orígenes, su esfuerzo y, muy especialmente, por su talento. Numerosos personajes y curiosidades han acompañado al legendario jugador durante toda su carrera. Muchas de estas anécdotas se pueden leer en 'Luisito, el Balón de Oro que el Barça no supo apreciar', la fenomenal obra de Gil Carrasco (Ed. Saldonar, 2015).

1. Santiago Bernabéu lo quería en el Real Madrid. Cuando todavía militaba en el Deportivo de la Coruña, el Real Madrid comenzó a vigilar de cerca sus primeros pasos. Cuenta Vicente Leirachá -periodista de La Voz de Galicia- que “Bernabéu mandó a Ipiña, secretario técnico, a observarlo. No le convenció y Kubala, que se había fijado en Suárez, recomendó su fichaje al Barça, que se lo llevó como complemento de Moll”. Además, Leirachá asegura que Santiago Bernabéu despidió a Ipiña después de perder al joven crack.

2. Kubalistas contra suaristas. Cuando Luis Suárez comenzó a asentarse en el once inicial culé, Ladislao Kubala, una de las más grandes leyendas culés -ya en la cuesta abajo de su carrera-, fue relegado a la suplencia. Los aficionados vieron al joven Suárez como una amenaza que estaba “robando el puesto” a su ídolo y no dudaron en pitarle en no pocas ocasiones, aunque ni siquiera jugaban en la misma posición. Helenio Herrera, entrenador del Barça, tenía claro que el titular debía ser Luis Suárez.

3. Su venta ayudó a financiar el Camp Nou. Las tensiones entre aficionados culés se redujeron cuando, tras perder la final de Copa de Europa contra el Benfica en 1961, el Barça dejaba salir a Luis Suárez. El Inter de Milán, que por entonces atravesaba una importante crisis, puso sobre la mesa 35 millones de pesetas, una cantidad récord que serviría para terminar la construcción de un Camp Nou que estaba arruinando al Barça. Enric Llaudet no lo dudó y aceptó. El Barça se desmoronaría y el Inter resurgiría. Otro Llaudetazo, vamos. Suárez, por su parte, siempre ha bromeado asegurando que “al menos una tribuna del Camp Nou, es mía”.

4. Comparte debut con Di Stéfano. Luis Suárez y Alfredo Di Stéfano pueden presumir, además de ser dos de los más grandes futbolistas de la historia de España, de haberse enfundado la camiseta de la Selección por primera vez en el mismo partido. Fue en el Bernabéu y contra Países Bajos. Los dos fueron titulares, el gallego estaba en territorio hostil, puesto que actuaba en lugar de Héctor Rial, jugador del Real Madrid. Don Alfredo animó a Suárez: “Tranquilo, gallego, que cuando empecemos a jugar y a tocar se acaban los silbidos”.

Foto: Blaugranas.com

Foto: Blaugranas.com

5. Dedicó un corte de manga al público culé. En 1965, el exitoso Inter de Helenio Herrera, llegaba a Barcelona para disputar el partido de inauguración de la temporada. Sandro Mazzola, Corso, Facchetti y, por supuesto, Suárez, eran las atracciones. El gallego, que volvía a casa, fue recibido por el sector kubalista de la grada entre insultos y abucheos. Mediada la primera parte, Suárez, harto de los ataques, abandonó el terreno de juego mientras mandaba un corte de manga a la parroquia culé. Entre lágrimas, según HH, se quejó del trato recibido por la que fuera su gente. Poco le importó la sanción que le impuso el Inter por dejar el campo en mitad del partido. Su orgullo estaba herido.

6. Pluriempleado en el Barça. Durante sus años como jugador en Can Barça, Luis Suárez decidió abrir un taller textil junto a un compañero, el guardameta -suplente de Ramallets- ‘Pachi’ Goicolea. Según Suárez, buscaban “aprovechar el tiempo libre. Íbamos de aquí para allá, para vender jerséis”. Lo nunca visto, un jugador internacional del Barcelona recorriéndose en moto la ciudad para vender ropa.

7. Se sacrificó por Mario Corso. La coherencia siempre ha estado presente en la mayoría de decisiones de Luisito Suárez. Incluso en sus últimos días en el Inter, sabedor de que el final de su carrera estaba cerca, decidió ofrecerse para abandonar el club. “Suárez o Corso, uno tiene que salir”, dijo Heriberto Herrera -conocido como HH II- al presidente Fraizzoli.  Suárez lo tuvo claro, se iría él puesto que ya tenía 35 años y Corso era más joven. Precisamente con HH II, volvería a coincidir en la Sampdoria.

8. Se retiró en la Sampdoria… ¡para entrenar en el Genoa!. Su idea inicial tras colgar las botas en la Samp era comenzar a entrenar en la propia Sampdoria. Sin embargo, sorprendentemente, se marchó al otro gran club de Génova, el Genoa. La dirigencia de la Sampdoria no terminó de dar el paso y el presidente del Genoa le ofreció un puesto para entrenar al equipo juvenil. Aun así y pese a aquella “traición”, Suárez nunca perdió el cariño de los aficionados Blucerchiati.

9. El sol se fue el día de su retirada. Literalmente. El 30 de junio de 1973, Luis Suárez ponía fin a una exitosa carrera deportiva. Aquel día, se produjo un eclipse total de sol que duró más de 7 minutos. Pareciera como si hasta los astros se pusieran de acuerdo para despedir a uno de los más grandes futbolistas españoles de todos los tiempos.

10. Quiso fichar para el Inter a un joven llamado Cristiano Ronaldo. ¿Les suena, verdad?. Suárez tuvo buen ojo cuando, en 2001, pidió a Moratti el fichaje de aquel extremo juvenil del Sporting de Portugal. “El chico tenía 16 años, le vi jugar en un campito malo, de tierra, cerca del estadio del Beleneses. (…) Moratti me dijo que esperáramos, que era muy joven. Luego ya fue tarde y el Manchester United se lo llevó”, aseguró el propio Suárez en una entrevista para Marca.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.