Novedades

Top 10 Mejores partidos de la historia del Espanyol

Un gran recuerdo a la historia perica

El Espanyol es uno de los históricos del fútbol español, es el cuarto equipo que más temporadas ha jugado en Primera División, solo perdiendo este privilegio en cuatro ocasiones. Las cuatro veces que descendió terminó ascendiendo al año siguiente. Además de sus andanzas ligueras, ha conseguido grandes hitos en Copa y competiciones europeas. A continuación, el Top 10 de mejores partidos de la historia del Espanyol.

Foto: viralsoccer.com

10. Espanyol 3-0 Liverpool (2009)

Llegó el día. Tan esperado como soñado. El Espanyol volvía a casa tras varios años en el exilio del Lluís Companys. El primer rival del Espanyol en Cornellà iba a ser el Liverpool. Se entendía que los reds no iban a aguar la fiesta a los periquitos pero nadie las tenía consigo. Efectivamente. El Liverpool jugó a medio gas y el Espanyol se desfondó en el campo. Los encargados de estrenar las porterías fueron Luís García y un Ben Sahar, en dos ocasiones, que cayó en el olvido rápidamente.

9. AC Milan 0-2 Espanyol (1987)

Si había un equipo temible en ese momento era el AC Milan de Sacchi. A nivel colectivo los rossoneri eran invencibles pero a nivel individual eran de otro planeta. Los italianos iban con los Ancelotti, Maldini, Van Basten, Donadoni, Gullit y demás héroes futboleros mientras que el Espanyol tenía a los Valverde, Gallart, N’Kono, Soler, ‘Pichi’ Alonso y otros valientes. El Milan era el peor de los rivales que podía tener el Espanyol así que Javier Clemente ideó una disposición irrompible. El marcaje de Gallart a Gullit fue salvajemente soberbio. El neerlandés, uno de los jugadores del momento, no existió en todo el partido y, encima, sin recibir faltas. En un espacio de tiempo bien corto el Espanyol consiguió endosarle dos a un Milan totalmente descolocado.

8. Espanyol 2-2 Sevilla (2007)

Uno de los peores momentos en la historia reciente del Espanyol. Aunque a años vista también uno de los más emocionantes vívidos. Dos equipos españoles se veían las caras en la final de la UEFA. Aquel era el Sevilla de los títulos. El Espanyol volvía a ser la cenicienta. Pese a eso los periquitos plantaron cara y llegaron a los penaltis tras ir a remolque durante todo el partido. De las cuatro penas máximas que lanzó el Espanyol solamente Pandiani logró enviarla dentro.

7. FC Barcelona 2-2 Espanyol (2007)

El arte y la felicidad de fastidiar al Barcelona. La línea entre ser campeón y ser el segundo clasificado es muy fina. El Real Madrid no estaba haciendo los deberes en La Romareda y el Barça estaba ganando al Espanyol en el Camp Nou. La Liga era culé. Los astros se alinearon en la penúltima jornada para azotar al Barcelona con una buena dosis de surrealismo. Van Nistelrooy empató a los pocos minutos del final y mientras los aficionados blaugranas se lamentaban del gol del neerlandés veían cómo Tamudo batía a Valdés para poner el empate en el marcador. Aquella Liga acabaría siendo para el Real Madrid gracias, en parte, al Espanyol.

6. Espanyol 3-0 Bayer Leverkusen (1988)

Las finales a ida y vuelta han desaparecido pero el Espanyol saboreó amargamente una eliminatoria de este tipo. El Espanyol afrontaba su primera final europea como algo normal. No había miedo. Habían superado a los mejores de Europa y no había nada que perder. En Sarrià se vivió una auténtica locura tras superar con contundencia al Bayer Leverkusen. El ‘pipiolo’ Losada abrió la lata, Miquel Soler puso tierra de por medio y Losada acabó lo que empezó. La UEFA era del Espanyol sobre el papel pero en la vuelta el Leverkusen tenía mucho que decir para llevarse el torneo definitivamente.

5. Málaga 1-0 Espanyol (1990)

Los blanquizales acabaron quintos en la división de plata y de chiripa, después de que el filial del Athletic ocupara una plaza de promoción, consiguieron tener opciones de volver a Primera. El Espanyol debía jugar una promoción de ascenso/permanencia a Primera contra el CD Málaga, que si caía contra los periquitos descendía a Segunda División. El Espanyol ganó en Sarrià por la mínima pero los malacitanos consiguieron el mismo resultado en La Rosaleda. Se llegó a los penaltis. La tanda empezó mal para el Espanyol: Zubillaga falló su disparo mientras que el Málaga marcó sus dos primeros. Se igualaron las cosas tras el fallo del Málaga y cuando cualquier fallo ya es decisivo volvió a fallar el Espanyol. Increíblemente, el verdugo del Espanyol iba a ser Jaro, el guardameta del Málaga. Jaro lo tuvo muy fácil para batir a Meléndez, que cayó al suelo antes de tiempo, pero aun así falló el tiro. El Espanyol seguía vivo y el genio de Wuttke iba a ser el encargado de invertir la dinámica. Los penaltis llegaron al octavo intento del Málaga. Un Villa agotado falló estrepitosamente y el Espanyol tenía en Albesa la posibilidad de volver a Primera. Jaro adivinó pero no llegó por poco devolviendo al Espanyol a Primera División y desterrando al Málaga a Segunda.

4. FC Barcelona 1-2 Espanyol (2009)

Pocos momentos han sabido tan bien al Espanyol como ganar en el Camp Nou tras 27 en blanco. Era el comienzo del nuevo Barça y el Espanyol no tenía a Tamudo. Sin embargo sí estaba De la Peña. Solamente un loco como él podía intentar un tiro colocado desde lejos y clavarlo en la escuadra de un desafortunado Valdés. El ‘pequeño Buda’ mandó callar a todos los presentes tras cabecear un centro de Nené. La rabia de De la Peña queda para la historia periquita.

3. Espanyol 4-1 Zaragoza (2006)

El Real Zaragoza no era moco de pavo. Llegaba a la final de Copa del Rey tras cargarse al Barça y al Real Madrid. Los maños partían como favoritos mientras que el Espanyol había tenido un plácido camino hasta la final. Nada más comenzar el partido Tamudo, como hiciera en el 2000, adelantó a los periquitos. El Zaragoza empató pero el Espanyol no se amilanó. Los espanyolistas tuvieron controlada la final en todo momento y Luís García en dos ocasiones y Coro llevaron al Espanyol a proclamarse campeón. Desde entonces el Espanyol no ha ganado ningún título.

2. Espanyol 2-1 Atlético de Madrid (2000)

Tamudo bajó del Olimpo y se enfundó la blanquiazul. El ídolo del espanyolismo transformó un saque de puerta en gol. Agazapado detrás de la portería esperando a que Toni se confiara. Apareció en el bote. Se llevó el balón y sentó al guardameta rojiblanco. Le pispó la cartera, lo desacreditó. Un gol de ‘murri’, de pillo, de genio. La cosa se pondría más interesante cuando Sergio González, actual técnico espanyolista, se sacó un trallazo imposible para Toni. Vaya día. Ni Hasselbaink pudo amargar el partido al Espanyol. La Copa para Barcelona 60 años después.

1. Espanyol 1-0 Real Sociedad (2006)

Punto de inflexión. A partir de este partido hubo un antes y un después en el Espanyol. Los periquitos acababan de ganar la Copa del Rey pero la Liga era otra cosa, otro escenario bien diferente. Cualquier cosa que no fuera ganar enviaba al Espanyol a la Segunda División y, por ende, lo sentenciaba a una desaparición segura tal y como estaban las cosas. La Real Sociedad no iba a bajar pasara lo que pasara pero no iban a poner las cosas fáciles. El Espanyol lo intentó por lo civil y por lo criminal, topó hasta tres veces con el palo, con Luis García, Pandiani, Tamudo y Coro. El más inesperado de los cuatro fue el héroe de aquella noche. Corominas apareció cuando todo estaba perdido. Un segundo para controlar y batir, para vivir y hacer historia. Camiseta fuera.

Héctor Farrés

Me tropiezo con historias peculiares que piden a gritos ser contadas. Vi a Coutinho de periquito. Pertenezco a la "Meravellosa Minoria". También colaboro en VAVEL. Twitter: @hectorfg35

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.