Novedades

Top 10 Mejores jugadores de la historia del Torino

Recopilación de los futbolistas más destacados del club granata

Después de 20 años, la ilusión volvió a Torino. Se han superado varios descensos, épocas en las que las arcas del equipo estaban vacías, presidentes que duraban apenas unos días en el cargo e incluso una bancarrota con la consecuente refundación. Todo quedó atrás para que la camiseta granata volviera a lucir por los campos de Europa.

10. Julio Libonatti

Fue el primer jugador de la historia que cruzó el charco para dejar Argentina y jugar en Europa. Como jugador del Torino marcó 150 goles en 241 partidos. Destacaba por su inteligencia táctica por encima de sus rivales lo que permitió realizar un sinfín de asistencias. Junto a Adolfo Baloncieri y Gino Rossetti formaba el trio delle meraviglie que llevo al equipo a ganar dos ligas (uno revocado por un supuesto amaño de un derbi) y perder uno en la final contra el Bologna.

9. Francesco Graziani

Delantero, pareja del gol de Paolo Pulici, anotó 122 goles en 289 partidos en ocho temporadas. Campeón del Mundo en España 82 aunque solo anotó un solo gol. Los 15 goles en la temporada del Scudetto le sirven para conquistar el Calciatore d’Oro de aquella temporada. Según Pulici, “pensaba más la jugada, era más generoso mientras yo buscaba hacer gol de cualquier manera”. Jugaba de manera diferente a Pulici pero su entendimiento en el área rival hacía destrozar las defensas. Consiguió el Scudetto en 1976.

8. Renato Zaccarelli

Después de Ferrini y Pulici, es el jugador del Toro con más presencias con la camiseta granata (413). Centrocampista que destaca en dos posiciones a lo largo de su carrera, primero como volante, donde destaca por su fútbol elegante y su rendimiento constante, y casi al final de su carrera como libero donde gana el premio ‘Guerín de Oro’ en el 86. Ganó un Scudetto con el Toro en 1976.

7. Adolfo Baloncieri

Centrocampista de la segunda mitad de los 20, según algunos críticos jugador de un nivel comparable al de Giuseppe Meazza y Valentino Mazzola. Seguramente el primer regista del fútbol italiano, tenía un toque exquisito y él solo era capaz de cambiar la velocidad de todo el equipo. El periodista Gianni Brera califica su juego por su “elegancia nerviosa” y su instinto goleador.

6. Valerio Bacigalupo

Portero del Grande Torino. Crece en una familia de deportistas pasa del Savona al Torino dónde pronto demostraría su agilidad debajo de los palos. Con sólo 1,76m de estatura, era capaz de llegar a los balones aéreos sin dificultad, con mucho carácter cogió fama por su forma de parar los penaltis. Entre los restos del accidente de Superga se encontró su cartera, en ella llevaba una foto de Sentimenti IV, portero de la Juventus pero al mismo tiempo maestro y amigo.

5. Franco Ossola

Extremo izquierdo del Grande Torino, con el número 11 en su espalda disputó 181 partidos marcando 85 goles. Nunca jugó en la Nazionale porque Pozzo prefería jugadores de un solo rol mientras Ossola era polivalente. Junto a Gabetto fue de los primeros jugadores en hacer publicidad. Empezó jugando como punta pero rápidamente cambia de rol debido a que creaba más peligro entrando desde la izquierda realizando diagonales hacia dentro.

4. Paolo Pulici

Sus 172 goles en el Toro le convierten en el máximo goleador de la historia del equipo. Especialista en el juego aéreo, físicamente fuerte pero también habilidoso, era especialista en los lanzamientos de penaltis. Disputa un total de quince temporadas en el Toro, en ocho de las cuales comparte delantera con Graziani formando la pareja de los ‘gemelos del gol’. Campeón de Coppa en la temporada 1970/71 y del último Scudetto hasta la fecha, en la 1975/76.

“De joven, en mis primeros partidillos de entrenamiento con el primer equipo siempre me marcaba Giorgio Ferrini, que para obligarme a mantener los codos en alto me daba puñetazos en el costado. Un día dejó de hacerlo, metí el codo demasiado arriba y le golpeé en la nariz haciéndolo sangrar. Entonces él me dijo: ‘Ahora sí que eres del Toro’”.

 -Paolo Pulici

3. Giorgio Ferrini

Con 566 partidos jugados es el jugador que más veces se ha endosado la casaca del Torino. Centrocampista que se caracterizaba por su intensidad en el campo y por dejarse la piel en el campo. Campeón de Europa con Italia en la Eurocopa de 1968. Desde pequeño ligado al club, se le recuerda por su disciplina táctica y por no parar de correr durante los 90 minutos de cada partido, siempre generoso con sus compañeros, después de Mazzola, es el capitán más querido.

2. Gigi Meroni

Sus driblings y sus goles, aunque solo fueron 29, se recuerdan en toda Italia. Apodado ‘la mariposa granatapor su estilo de juego y sus excentricidades, jugó como extremo derecho con el ‘7’ en la espalda en el equipo de Nereo Rocco. Cuando recibía el balón en banda era capaz de superar rivales hasta llegar al mano a mano con el portero. Aun con el paso de los años, los aficionados recuerdan el gol que anotó al Inter en San Siro. Murió a la corta edad de 24 años atropellado en Corso Re Umberto -cuando salía de la concentración del equipo junto a Fabrizio Poletti- por Attilio Romero, uno de sus fans y qu,e años más tarde, sería presidente del equipo.

1. Valentino Mazzola

Líder absoluto del Grande Torino y de la nazionale italiana. Considerado por muchos el mejor jugador italiano de todos los tiempos. Anotó un total 123 goles con la camiseta granata y conquisto 5 Scudetti y una Coppa en el equipo reconocido cómo el más fuerte del mundo en la segunda mitad de los años 40. Jugó como media punta escorado a la izquierda en el cuadrado del centro del campo (el Grande Torino jugaba con un 3-4-3), aunque su capacidad física le permitía aparecer en todas las partes del terreno de juego. Falleció en la Tragedia de Superga el 4 de mayo de 1949.


BONUS TRACK

Algunos nombres que no podían faltar en esta lista…

10+1. Claudio Sala

Apodado el ‘Poeta del gol’, fue campeón de Italia en 1976 y campeón de Copa en 1971. Ambidiestro, muchísima técnica y una capacidad extraordinaria para sobrepasar contrarios y realizar centros precisos. Jugaba pegado a banda, si no hubiera sido por su irregularidad hubiera sido un jugador de primer nivel mundial. Fue el futbolista más caro de la época ya que el presidente Orfeo Pianelli quería traer a toda costa un nuevo ídolo tras la tragedia de Gigi Meroni. Costó unos 480 miliones de liras.

10+2. Ezio Loik

Un trabajador incansable al servicio del mejor jugador de la historia del Torino, Valentino Mazzola. Nacido en lo que ahora sería la actual Croacia, este internacional italiano marcó una época junto a su amigo Mazzola, primero en Venezia y después en Turín, a donde llegaron juntos el mismo año adquiridos por Ferruccio Novo. Fue uno de los sostenes del Grande Torino y otro de los héroes que se perdió para siempre en la Tragedia de Superga.

10+3. Gianluigi Lentini

De la mano de Emiliano Mondonico logra un gran nivel en el último gran Torino que se recuerda, alcanzando la final de Copa de la UEFA y el tercer puesto en liga en la temporada 91/92. Era el extremo de aquel equipo encargado de asistir al delantero Walter Casagrande o de realizar jugadas personales. Pasó tres temporadas en el conjunto granata, sumando 16 goles.

Mario Gago

Corresponsal de Kaiser Football en Italia. Quality en @deltatre | Co-dirige @Wanderersfut | Sigue al Toro en @Toro_News
Twitter: @gago_mario

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.