Novedades

Top 14 momentos en la carrera de Thierry Henry

Recopilamos algunas fechas señaladas en la carrera de 'Titi'

Se retira uno de los más grandes. Un jugador que lleva la palabra "clase" tatuada en la frente. Thierry Henry cuelga las botas, el fútbol es más triste. Cuando se echa la mirada atrás es imposible no pensar en Tití con una sonrisa en la boca. Música en los pies, la belleza de un control, la ejecución perfecta de un gol, magia en las botas. Fútbol en esencia. Repasamos su carrera en imágenes y, aunque parezca imposible, las mismas derrochan clase. Así es Henry, un jugador diferente.

Foto: http://www.futbolprimera.es/

1. Inicios en Mónaco. El Monaco se dio cuenta muy pronto del potencial de este joven de origen caribeño. El jugador desarrollaría sus primeros años en el Principado. Nacido en París nunca llegó a jugar en ningún equipo profesional con sede en Francia. Su único equipo en la Ligue 1 sería el Monaco, club en el que jugaría cuatro temporadas y media. Su mayor éxito con los monegascos fue el campeonato de liga de la temporada 96/97.

2. Tití & Trezeguet… ¡Menuda pareja!. En Mónaco compartió dupla con otra joven promesa del fútbol galo, un tal David Trezeguet. Ambos cumpliría con las expectativas y harían justicia a su progresión. Hasta la retirada de Henry eran los dos únicos jugadores campeones del mundo en 1998 que seguían en activo.

Trezeguet Henry

3. Campeón del Mundial 1998. Sin cumplir los 21 años ya era campeón del mundo. Francia organizaba la cita más importante entre selecciones por segunda vez, consguiendo su primer entorchado. Henry fue partícipe de la mayor alegría de la historia del fútbol galo. El delantero jugó seis partidos, anotando tres goles en la competición, siendo de esta forma el máximo goleador del equipo campeón. El único encuentro que no disputó fue la gran final ante Brasil.

 4. Juventus, un paso efímero. Media temporada es la que estuvo Tití en Turín. Allí coincidiría con su compañero de selección, Zinedine Zidane. Tres goles en la Serie A son sus cifras anotadoras, que le permiten haber sido goleador en cuatro de los campeonatos más competitivos del mundo.

Zidane Henry

5. Arsenal, el comienzo de un idilio. En 1999 llegaba Henry al Arsenal. El equipo creció con el francés, el francés creció con el equipo. Henry se convirtió tras ocho temporadas en una de las leyendas del equipo. El mayor emblema del mejor Arsenal de todos los tiempos, con permiso de Chapman. En Londres hizo maravillas, se labró un nombre privilegiado en el mundo del fútbol gracias a su labor allí. Los gunners aún le añoran. El equipo con el que se le identifica.

6. El Arsenal de los invencibles. Si por una temporada es recordado el Arsenal de Henry esa es la 2003/04. Ni una sola derrota en la Premier League avalan al equipo de Wenger. El compañero de Henry en la delantera era otro que sabía estar a la altura, un tal Dennis Bergkamp. También en zonas ofensivas actuarían jugadores como Ljunberg o Pirés, haciendo del Arsenal una máquina perfecta con el equilibrio que aportaban Gilberto y Vieira. La mejor temporada en la carrera de Henry.

BRITAIN SOCCER

7. Adiós a Highbury. Adiós a un estadio mítico. El 7 de mayo de 2006 el Arsenal recibía en el que había sido su hogar desde 1913 al Wigan. Highbury iba a ser demolido y el Arsenal pasaría a un estadio con mucha menos mística, el Emirates. En el último partido en tan mítica cancha, los gunners vencieron por 4-2 y como no podía ser de otra forma, Henry marcaría un hat-trick. El último gol de la historia de Highbury lo anotaría Thierry Henry, preciosa perfección.

8. Final Champions 2006. Tras eliminar al Villarreal en unas agónicas semifinales, el Arsenal se plantaba en su primera final de la Champions League. La victoria tendrá que esperar, ya que Belletti culminaría la remontada del Barcelona, dejando sin título al Arsenal de Henry. Todo parecía ponerse de cara tras el gol de Campbell, pero las cosas se torcieron. Afortunadamente para Henry no sería su última oportunidad de levantar La Orejona, casualidades del destino, el Barcelona le brindaría la oportunidad de redimirse.

9. Barcelona, veteranía con clase. Thierry Henry llegaría a la Ciudad Condal con la treintena pero con mucho que ofrecer. Poco tardó en hacerse un hueco en un club plagado de estrellas. Un jugador que no llegó creyéndose una estrella, lo era, no había que presumir de ello. En Barcelona sabía que iba a ser uno más y lo fue, pero de un equipo para el recuerdo. El Camp Nou nunca olvidará su clase.

10. Un equipo de leyenda. La temporada no empezaba de la forma más prometedora posible. La derrota en Los Pajaritos y el empate en casa ante el Racing hacían dudar de Guardiola. Las dudas se disolvieron en un océano de éxitos y el Barcelona pasó a la historia como uno de los equipos de leyenda. Henry fue parte fundamental del engranaje del equipo que consiguió un sextete. El fútbol tomaba un nuevo rumbo tras la temporada 2008/2009. El fútbol nunca volvería a ser igual.

Henry Irlanda 2

11. Una mano para la historia. Si la mano de Maradona, la de Messi o incluso la de Agüero son historia del fútbol, la de Henry no merece menos. Nos situamos en el 18 de noviembre de 2009, Francia recibe a Irlanda. Los visitantes vencen con gol de Keane en Saint-Dénis, que iguala el tanto de Anelka en Dublín. De esta forma nos vamos a la prórroga y en ella una mano salvadora de Henry asiste a Gallas, para que Les Bleus se metan en el Mundial de Sudáfrica. Tras lo que les pasó allí, mejor que no se hubieran clasificado.

12. Aventura en Norteamérica. Henry se convertía en uno más de los jugadores que buscan un destino más calmado para retirarse. Más temporadas de las previstas las que el galo regaló al publicó estadounidense y el mismo rendimiento. Henry, nunca ha dejado de tomarse en serio esto del fútbol, Estados Unidos es el ejemplo.

13. El regreso del hijo pródigo. Antes de comenzar la temporada con el New York Red Bull surgió la oportunidad de que Henry volviera al Arsenal, no lo dudó ni un segundo. El ambiente que se creó en los cuatro partidos que jugó el hijo pródigo fue insuperable. El colofón fue el día de su redebut con el Arsenal, que anotó un gol al Leeds. Locura en el Emirates. Henry dejaba la última muestra de su calidad en Londres. Últimos cuatro partidos para disfrutar de un grande.

14. Final de una leyenda. Hace escasos días, Henry anunciaba que dejaba esto del fútbol. Ningún aficionado que haya visto a este jugador podrá olvidarle. Henry es de esa clase de futbolistas por los que merece pagar una entrada y las que hagan falta, es la clase hecha persona. Dentro de muchos años podremos decir con orgullo que vimos jugar a uno de los más grandes. Henry es sinónimo de fútbol.

Andrés Cabrera

Mientras respire seré periodista deportivo. Me encanta el fútbol y el aura que lo envuelve. La pasión de este deporte es incomparable, única.
Twitter: @Andres_inter

Latest posts by Andrés Cabrera (see all)

1 Comentario en Top 14 momentos en la carrera de Thierry Henry

  1. Titi! La elegancia hecha fútbol!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.