Novedades

José Larraza: “Nunca dejamos de buscar nuevas historias para Informe Robinson”

Entrevista con el periodista José Larraza

Informe Robinson se ha convertido en 7 años en uno de los programas de cabecera para todos aquellos a los que les gusta conjugar deporte y buenas historias. Michael Robinson es su cabeza visible, la imagen de un producto de grandiosa calidad. Sin embargo, nuestro protagonista es José Larraza, uno de los reporteros que cada mes se sumergen en las entrañas de las historias más emotivas para moldear un programa que no deja de superarse.

Pregunta: ¿De dónde nace esa pasión de José Larraza por contar historias?

Respuesta: Bueno, imagino que de toda la vida. No sé si he tenido alguna vez esa vocación clara de periodista pero lo de escuchar y contar cosas es algo que me encanta. Entré en Canal + en 1997, esto es por lo que me he encaminado y estoy encantado.

P. ¿Qué hacías anteriormente?

R. Antes de Informe Robinson, he pasado prácticamente por todos los programas de Canal +. También estuve un año en Fiebre Maldini, dirigí el documental del Mundial de España 82 y por lo demás, reportajes de Eurocopas, Mundiales, etc. He escrito para El País, colaboraciones para reportajes, la verdad es que es algo que me ha gustado siempre y nunca tuve claro que iba a dedicarme a contar historias relacionadas con el deporte. No era mi objetivo, pero me gusta mucho el deporte y además es un vivero de historias de todo tipo.

P. ¿En qué momento surge la idea de hacer Informe Robinson? ¿Cuándo te lo proponen?

R. Informe Robinson surge después de hacer el documental del Mundial 82 en 2007. Alex Martínez Roig, el Director General de Contenidos de la casa, tenía la idea de buscar un espacio para hacer historias más en profundidad relacionadas con el deporte. Buscaba un espacio más documental por decirlo así. Esto se puso en marcha en otoño de 2007 y la figura de Michael Robinson fue fundamental, de su mano nos incorporamos algunos.

“La labor documental de Informe Robinson es clave. Buscamos historias constantemente en revistas, periódicos y en internet”

P. Para preparar cada programa imagino que os sentaréis en una mesa, propondréis diferentes historias. ¿Podrías explicar cómo trabajáis en Informe Robinson?

R. Entre nosotros siempre hay temas sobrevolando, retos, historias que aparecen, algunas que llegan desde la prensa regional hasta diarios y revistas extranjeras, pasando por correos, internet y nuestro propio vínculo con la gente del deporte, compañeros especialistas también de la casa y otros medios… nunca sabes de dónde puede salir una buena historia.

P. ¿Podrías poner un ejemplo?

R. ‘España, país de fútbol’ es un reportaje que hicimos pensando en aquellos lugares donde no suelen ir las cámaras. Partidos de regional, fútbol base, chicas jugando al fútbol, no lo sé. Nunca se sabe. Hemos hecho mucho y cada uno con raíces distintas.

P. Algo esencial es la estructura, el orden de los acontecimientos en la historia que estáis contando. ¿Cómo se decide por dónde enfocar un programa?

R. Somos cuatro reporteros en Informe Robinson: Luis Fermoso, Raúl Román, José Luis de la Osa y yo. Cada uno tiene en la cabeza su historia. Cuando has ‘parido’ una historia y la tienes entre manos, antes de grabarla tienes una idea. A veces, cuando la grabas se parece mucho a lo que tú pensabas, en ocasiones se parece menos, y en otras no se parece apenas.

La estructura que escogemos es la que mejor le sienta a cada historia. No es rígida. Intentamos mantener la atención del espectador y que sea fluida, que la historia te lleve. El trabajo de realización, el montaje y la ambientación musical, son esenciales. Yo siempre me hago un guión, de cómo quiero que sea la historia y pocas veces este se acaba cumpliendo porque esto no es cine o publicidad, es la vida misma.

El rodaje siempre incorpora cosas nuevas, siempre hay cosas con las que contabas y no se pueden hacer o cosas con las que no contabas y que de repente aparecen. A la hora de plasmarlo, es una especie de travesía por el desierto. Nosotros nos encerramos en una cabina  y ves todo el material que tienes, así puedes hacerte la estructura. Y para que luzca bien, sea fluida e interesan, te pones ‘mano a mano’ con el realizador para montar la historia.

Es imposible querer contarlo todo de una historia. Hay que seleccionar pequeñas pinceladas y centrarse en ellas

P. ¿Cómo ha cambiado Informe Robinson desde sus inicios en 2007?

R. Ha cambiado en muchos sentidos. Todo tiene que evolucionar, es normal y no podemos mantenernos rígidos en un plan inicial. El programa, en un principio, tenía tres reportajes por programa de entre 13-17 minutos cada uno. Era un formato que estaba bien para abarcar más historias, pero también es verdad que si queremos contar algo con más profundidad y recorrido, solo dábamos pinceladas de las historias. Se trata de que las pinceladas que des, sea en quince, en veinte o en treinta minutos, las des bien.

Por ejemplo, en el de Larry Bird. Desde el primer momento sabía que no iba a ser un ‘Todo sobre Larry’, porque es imposible abarcar en 35-40 minutos todo lo que ha sido Larry Bird y lo que representa. Hay que escoger y al hacerlo tienes que ser honesto y pensar qué es lo que puedes contar mejor y qué es lo que ilustra mejor el personaje, la historia o lo que quieras contar.

P. Ha cambiado la estructura desde los inicios

R. Claro, ahora hay programas monográficos. Yo creo que el del Mundial 2010 en ese sentido, ha sido un punto de inflexión importante pero ha habido otros también y al final lo que manda es la historia. Evidentemente hay historias a las que nos hubiera gustado darle algo más de tiempo y otras que igual podrían haberse contado de forma más sucinta.

P. ¿Por ejemplo?

R. Ahora por ejemplo, uno de los últimos es el de Larry Bird. Duró 40 minutos y el próximo programa va a tener dos historias. Igual si metes una historia con menos gancho que la de Larry Bird, acabas dejando ‘cojo’ el programa.

El de Larry Bird empecé a moverlo unos meses antes, y cuando me dan el ‘Ok’ yo estaba grabando otra historia que iba a emitirse en mayo pero que al final saldrá en septiembre. Y claro, cuando te dicen que Larry Bird te recíbe el día tal a tal hora, no puedes decirle “Mire señor Bird, vamos a esperar un mes más”, no. Tienes que hacerlo y el reportaje en el que estaba yo trabajando lo hemos pospuesto y se emitirá finalmente en septiembre.

P. ¿Es cierto que Pep Guardiola puso a los jugadores del Barça el Informe Robinson de Iñaki Ochoa antes de un partido?

R. Esa es una de las historias en las que más me he implicado personalmente, por la gente a la que conocí haciendo esa historia, por la propia personalidad de Iñaki y de la gente que tenía cerca… Aquella historia nació como una historia menos mediática que la de Guti, por ejemplo, que era el otro reportaje que acompañaba a la de Ochoa en ese programa. El de Ochoa funcionó bien, no esperábamos que fuera la bomba pero un día al bajar de un avión, me escribe un compañero periodista y me dice que Guardiola les había puesto la historia antes de un partido a los jugadores. Yo me quedé anonadado. Se lo comenté después con algún jugador, que no sé cómo saltarían al campo ese día. No sé hasta qué punto sería inspiradora, imagino que por la solidaridad y compañerismo por encima de todo tipo de rivalidades.

P. Imagino que habrá momentos muy especiales como este de Ochoa. Michael Robinson nos dijo que a él le impactó el de Severiano Ballesteros… ¿Cuál ha sido el más especial para ti?

R. El de Iñaki Ochoa es uno, sin duda. También el de los campeones del mundo en 2010. Hay uno que fue impactante y es ‘Fútbol y Alzheimer’. Es una revelación ver a gente que tiene problemas para seguir una rutina, no se acuerdan de lo que han desayunado, no saben que la persona que está a su lado es su hija… y de repente son capaces de recitar alineaciones del Real Madrid, del Barcelona o de recordar cómo fue un gol. Esta es una historia que me impactó.

Una de las personas que también me ha dejado poso es Haile Gebrselassie. Aquella historia me encantó porque no he visto a nadie en unas condiciones iguales de presión, afrontando su último intento de batir un récord del mundo después de haberlo superado 26 veces y tomándoselo con tanta calma. El día que era más crucial de su carrera, estaba tranquilo como si fuera a hacer una carrera popular. ¡Y batió el récord del mundo! Conocer a un gran campeón, cómo gestiona la presión y la ansiedad, es algo brutal.

P. A mí, sin ser especial seguidor del baloncesto, me gustó mucho la de Nate Davis

R. Ahí Luis Fermoso (reportero) y Juan Porres (realizador) hicieron un trabajo magnífico. Además Nate es una persona que aquí en una zona geográfica dejó un gran recuerdo pero en Estados Unidos nadie sabe quien es. Todo el rodaje con Nate en Estados Unidos me pareció interesantísimo porque se trata de alguien que es anónimo y que en España para muchos es un mito. ¡Y fue el primer americano al que vieron machacar a canasta!. Una persona que es un desconocido y del que nadie sabe nada de su entorno… Es una historia muy interesante.

P. ¿Os habéis llegado a encontrar con ‘cosas’, por llamarlo así, que no podíais emitir en el programa?

R. Sí. De distintas formas. Cosas que te dicen y luego te piden que quites, eso a veces pasa pero lo primero es la honestidad con la historia, nosotros intentamos que lo que contemos sea lo más parecido a lo que es la realidad según lo vemos y en los casos en los que se ha dejado algo fuera, ninguna historia se ha resentido por ello. También es cierto que si no lo podemos poner en el programa, tampoco te lo puedo decir a ti (Risas).

P. ¿A quién te gustaría entrevistar en Informe Robinson?

R. Pufff, no lo sé, hay mucha gente. Por ejemplo a Björn Borg.

P. Ahora estáis preparando uno sobre Diego Costa…

R. Si, aunque todavía no sabemos cuándo se va a emitir ya que tenemos que esperar al Mundial. El otro reportaje tiene que ver con los penaltis. Partiendo de la pregunta ¿qué hubiera pasado en la final del Mundial 2010 si hubiéramos llegado a los penaltis?. Hay una historia sobre lo que se puede preparar algo. Países Bajos tenía un informe muy exhaustivo de un hombre de Barakaldo, Nacho Palacios, que en su día había trabajado también para el Chelsea. Tiene un enfoque diferente a lo que hemos hecho y muestra que el fútbol está poco a poco acercándose a deportes donde se va dejando muy poco al azar.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.