Novedades

La Psicología y los comienzos de temporada

Cómo afrontar los objetivos cuando va a comenzar el año deportivo

Arrancan las temporadas, y con ellas todo el despliegue necesario para que el transitar por las mismas se produzca en óptimas condiciones. Los equipos se afanan por reducir el porcentaje de suerte que participa en el juego a base de constancia, implicación y esfuerzo.

Aunque por supuesto, el azar también luchará hasta el último minuto de cada partido por ganar protagonismo, recordando que en el terreno de juego la improvisación y el manejo del factor sorpresa (y más en un juego de oposición), siempre estarán presentes, y sólo los mejores sabrán tenerlo en cuenta para incorporarlo y a la vez hacerles frente.

Efectivamente, la organización, la disciplina y metodología darán forma a lo largo de los meses a nuestro proyecto. Es la manera de empezar a confeccionar el éxito. Pero para que encaje a la perfecta medida hay que tener en cuenta múltiples variables y distintos momentos deportivos que repercutirán en el resultado final: estado de ánimo, partidos perdidos o ganados, las lesiones, la afición, la unión de los jugadores, los que son titulares y los que no lo son, la capacidad de liderazgo del entrenador… El fútbol está conformado por un sinfín de aspectos alterables que obligan a la readaptación constante, y esa variabilidad debe convertirse en un aliciente para que no nos haga recurrir a la renuncia o la queja antes de tiempo.

Con toda certeza, habrá que ajustar una y otra vez el patrón inicial y eso no debe transformarse en motivo de frustración. Cuando comienzas a dibujar la temporada no sabes lo lejos que llegará ese boceto, y esa es la esencia y lo bonito del juego.

www.que.es

www.que.es

La hoja de ruta marca unas pautas, pero el devenir de la vida cotidiana lo traduce en acciones diarias, en decisiones reconsideradas y en maneras de responder al carácter y personalidad de un voluminoso número de jugadores.

Puede que todo ello se aleje de lo estipulado inicialmente, pero la adaptabilidad y la flexibilidad son aspectos muy interesantes tanto para facilitar el recorrido como para llegar a la meta con espíritu de equipo.

Otro punto a tener en cuenta son los momentos que a lo largo de los meses nos concederemos a nosotros mismos. Cuando algo nos apasiona es fácil que nos absorba de tal manera que nos dificulte ser conscientes de cuándo se necesita abrir las ventanas para que entre el aire que renueve una atmósfera cargada en exceso. No siempre somos capaces de verlo. Es imprescindible hacer de vez en cuando un alto en el camino. Te permite conocerte, y ello te lleva a profundizar también en las necesidades y pareceres de los demás. También es útil para descubrir no sólo lo que quieres, sino la manera más adecuada de conseguirlo.

Dos puntos muy importantes para facilitar el recorrido son la adaptabilidad y la flexibilidad. También es imprescindible hacer un alto en el camino.

En los períodos de descanso, es cuando de la pausada reflexión nace la redefinición de los objetivos o la creación de unos nuevos.

Debemos obligarnos a aprender el valor del manejo del tiempo personal, que en momentos de estrés o de mucha carga de trabajo, es lo que primero vamos descuidando, cuando debería ser todo lo contrario. Esos espacios dedicados a ocio, introspección o amigos, nos ayudan e impulsan el rendimiento cognitivo. Volvemos a la carga más activos y despiertos, con más respuestas y en muchos casos de indecisión, sabiendo lo qué queremos. Esto se debe a que durante esos lapsos de tiempo dedicados a desconectar, baja la actividad de los centros de atención y ejecutivos del cerebro, y entran en juego los de asociación.

rue89.nouvelobs.com

rue89.nouvelobs.com

Esto, sin embargo, no quiere decir que para que se genere ese momento eureka que buscamos a muchos de nuestros problemas, no haya que dedicar tiempo para resolverlos e incubar las respuestas apropiadas. Los pensamientos en torno al tema que nos ocupa, la pasión y la disposición influyen en la creatividad. Pero que no se nos olvide que en este proceso, el equilibrio nos hará más eficientes. Como dice el famoso neurocientífico Facundo Manes, “Paul McCartney escribió Yesterday durmiendo, pero venía pensando en ello”.

Una forma de pensar muy extendida en la sociedad actual, es la de encarar todo propósito como si fuera un proyecto con un principio y un final establecido. Es la costumbre que tenemos desde pequeños de pensar en resultados, y lo que nos mantendrá más pendiente de unos puntos que del momento presente. Por ejemplo, una persona que empieza a hacer deporte para introducir hábitos saludables, debe plantear esa ocupación como una forma de vida, una rutina a través de la que interpretar su día a día, y no una actividad de la que despojarse una vez alcanzado el peso esperado.

Lo mismo en el fútbol, y en cualquier ámbito. Por eso es tan importante pasar tiempo contigo, pasar tiempo con gente, viajar, intercambiar opiniones, enriquecerte, volver a empezar, levantarte y caerte, porque sólo así podrás comprender qué es lo que realmente quieres, cuál es tu pasión, a qué le dedicarás lo más valioso que tienes: tu tiempo.

Llanos Quijada

Psicóloga muy Aplicada al Deporte y a la Vida. Profesora en los cursos de Técnico Deportivo de Fútbol.
Twitter: @LlanosQuijada

Latest posts by Llanos Quijada (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.