Novedades

El día que Lewandowski pudo fichar por el Sporting de Gijón

El delantero polaco pudo fichar por el equipo asturiano

Pese a que Robert Lewandowski aun se encuentra en proceso de adaptación al exigente juego del Bayern de Guardiola, ya ha dado muestras de su talento. Un talento que aún permanecía oculto en junio de 2008, cuando el Sporting de Gijón (y también el Real Zaragoza) desestimaron su incorporación.

Foto: pzpn.pl || Lewandowski celebra un gol con la selección polaca

En el verano de 1997, un Sporting de Gijón que por entonces acumulaba veinte temporadas consecutivas en Primera División pero que llevaba varios años teniendo que pelear hasta el último momento para evitar el descenso, buscaba un delantero de garantías. Cezary Kucharski, un futbolista polaco de 25 años que había anotado 30 goles en las dos temporadas anteriores con el Legia de Varsovia, fue el elegido.

Pero Kucharski pasó por Gijón con más pena que gloria. Sin sitio en el once titular, el jugador, por el que se habían pagado 450 millones de pesetas, salió del club apenas cinco meses después de su llegada, en el mercado de invierno. Hasta entonces había disputado 12 partidos, casi siempre saliendo desde el banquillo, y había anotado dos tantos.

Cezary Kucharski asegura que ofreció a Lewandowski al Sporting de Gijón, pero el club asturiano no le respondió y el joven delantero acabó en el Lech Poznan

Ya sin el delantero de Luków en su plantilla, el Sporting vio cómo al término de la temporada se consumaba el temido descenso, al que seguiría una larga travesía por el desierto de la Segunda División. El ansiado retorno a la máxima categoría no se produciría hasta la temporada 2007/08, cuando de la mano de Manolo Preciado, el equipo sportinguista terminó la liga en tercera posición, consiguiendo el ascenso.

Fue entonces cuando en Gijón se volvieron a tener noticias de Kucharski, su olvidado exjugador. El polaco, ya retirado, ejercía entonces como agente de futbolistas, y trató de contactar con la directiva del club de Mareo para ofrecer a uno de sus representados: Robert Lewandowski.

Foto: lechpoznan.pl || Lewandowski en su presentación con el Lech Poznan

Foto: lechpoznan.pl || Lewandowski en su presentación con el Lech Poznan

Lewandowski, a punto de cumplir veinte años, acababa de lograr el ascenso a la Primera División polaca con el Znicz Pruszków, proclamándose máximo goleador de la competición con 21 goles. Un año antes, había hecho lo propio en Tercera División, con 15 tantos. Pero por falta de interés, o porque las relaciones no eran las mejores (Durante su estancia como jugador en el club, intentó, con éxito, forzar su salida), Kucharski no obtuvo respuesta de Alfredo García Amado, Director General del Sporting; tal y como él mismo desvelaría tiempo después en declaraciones a la Cadena Ser.

Los rojiblancos pasaban por dificultades económicas y la tarea de Emilio de Dios, Director Técnico del club, consistía en tratar de reforzar la plantilla con incorporaciones a coste cero, y a ser posible, de jugadores contrastados. Cuellar, Colin, Maldonado, Carmelo y Diego Camacho fueron los fichajes de aquel verano; no hace falta decir la distancia que separa a todos ellos de un futbolista como Robert Lewandowski.

Pero lo cierto es que el Sporting no fue el único club que desestimó la incorporación del atacante polaco. También lo hizo el Zaragoza, recién descendido, ese mismo verano; y al término de la temporada 2008/09, y a pesar de los 14 goles anotados por “Lewa” en su primera temporada en el Lech Poznan (que había abonado menos de medio millón de euros por él), fue el Tottenham el equipo que haciendo oídos sordos a las recomendaciones de Steve Archibald, se negó a pagar cinco millones de euros a cambio del atacante polaco.

Sin embargo, Lewandowski estaba lejos de rendirse y con 18 goles en 28 partidos, fue clave en el título de liga obtenido por el Lech Poznan en la temporada 2009/10; ganándose el fichaje por el Borussia de Dortmund, que pagó cuatro millones y medio de euros por él.

En su primera temporada en el Westfalenstadion, luchaba por hacerse con un hueco en el once titular con el contrastado Lucas Barrios, y el Borussia se proclamó campeón de la Bundesliga. Título que volverían a levantar los negroamarillos en la siguiente temporada, la 2011/12, y al que se uniría el triunfo en la DFB Pokal, la copa de Aleamania. Para entonces, Lewandowski ya se había convertido en la principal baza ofensiva de los borusser, como demuestran sus 22 goles en Liga y 7 en Copa. Mientras tanto, el Sporting, el equipo que cuatro años antes no se había decidido a contratarle, se veía de nuevo abocado al descenso a la segunda división.

Ahora, Lewandowski (103 goles en 184 partidos con la camiseta del Borussia, el equipo con el que alcanzó la final de la Champions League 2012/13 y se proclamó máximo goleador de la Bundesliga 2013/14) juega en el Bayern de Münich y nadie duda ya de que es uno de los mejores delanteros del mundo. El Sporting, por su parte, pelea por regresar a la Liga BBVA, y de momento no parece ir por mal camino.

Edgar Arroyo

Apasionado buscador de las historias futboleras más curiosas. Autor de la sección 'Lo que pudo ser...'
Twitter: @rroyo_edgar

3 Comments en El día que Lewandowski pudo fichar por el Sporting de Gijón

  1. Dicen que en su día fue tanteado (u ofrecido) también el genial danés Preben Elkjær Larsen, a lo que, se cuenta, Tati “La Maquinona” Valdés por entoncés cabeza del negociado, repuso un mítico (en todos los sentidos): “Aquí no queremos esquiadores”. Elkjær Larsen hizo luego fortuna en el Calcio, formando parte de aquel portentoso Hellas Verona del scudetto del 85. El Sporting y yo, somo así.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.