Novedades

Cuando David Moyes pudo ser del Southampton

Microhistoria del entrenador de la Real Sociedad

El fútbol utópico tiene su morbo. El 'qué pasaría si' o el 'de no ser por' son cuestiones que invitan a hacer un ejercicio de imaginación algo sobrio pero inquietante. Acercarse a una realidad que, por qué no, pudo ser igual de paralela a lo que realmente sucedió. Unos pequeños detalles, una lesión desafortunada o un teléfono apagado. Refrendando esa utopía y acercándola a un tema latente, Everton fue para Moyes lo que él fue para el Everton: un chico rubio y con ojos azules, algo escuálido, que podía crecer y fortalecerse, todo a base de oficio. No sabemos cuánto costó el proceso de musculación, pero por poco no fue Liverpool y sí Southampton.

David Moyes asumió en 1998 la dirección del Preston North End cuando Gary Peters abandonó el vestuario en enero. Se convertiría en entrenador-jugador del equipo norteño de Inglaterra. Su primer objetivo fue salvar al club del abismo en el que estaba consumido, lográndolo para no sumirse en la cuarta división inglesa – por entonces se encontraban en la Second Division -. Llegaría ascender al equipo a la categoría de plata, quedándose a las puertas de la máxima gloria. En 2001, jugaría la fase de play-offs para el ascenso ante el Bolton Wanderers, entrenado por Sam Allardyce y con un jovencísimo Kevin Nolan. El Preston, por su parte, tendría como cara más reconocida a David Healy, aquel delantero norirlandés que marcaría años después un hat-trick fatídido a la selección española de Luis Aragonés, en el último partido de Raúl con el combinado. En cuanto al encuentro para subir a la Premier League, los de ‘Big Sam’ lograron pasarlos por encima en Cardiff con un 3-0 sin apenas maniobra de los chicos de Moyes. Aún así, las sensaciones que dejó aquel técnico rubio con ojos azules formarían cierto poso.

David Moyes estuvo cerca, pero pudo llegar esa misma temporada a la Premier League. En junio de ese mismo año, el Southampton buscaba al sustituto de su último entrenador, Glenn Hoddle, mejor conocido por sus actuaciones como futbolista que como entrenador. Rupert Lowe, presidente de la entidad, quiso dar la oportunidad al escocés en un equipo con James Beattie como máxima estrella, pero con Matt Le Tissier todavía en el banquillo. Se encontraba en el ocaso de su carrera, pero su fidelidad fue plena. Pudo llegar a ser un santo pero optó por su cara más fiel, al menos por una temporada más a pesar de renovar por cinco tras la eliminatoria.

David Moyes tras permanecer en el Preston North End: “La lealtad es algo no tan común dentro del fútbol”.

Creemos que David es el hombre para empujar Preston North End a la Premier League“, aseguró Tony Scholes, director ejecutivo del equipo. Moyes creyó en el proyecto hasta marzo de 2002, momento en el que el Everton no quiso mantener a Walter Smith tras una derrota ante el West Ham (1-0). El entrenador recogería el equipo en la jornada 30 de la Premier League, encauzando el proyecto y convirtiéndolo en uno de los más consolidados del fútbol inglés. Hay semejanzas con la situación que se vive en San Sebastián, y el escocés deberá reflotar Zubieta. Con una capacidad de maniobra mayor, expondrá su fidelidad y será realista, ya que poco confía en lo divino. David Moyes nunca ha sido un santo.

Guillermo González

Periodismo. Me dejo ver por Kaiser Football, Perarnau Magazine o Eurosport. Como Nick Hornby, durante largos ratos de un día normal soy un perfecto idiota.
Twitter: @Guille_futbln

1 Comentario en Cuando David Moyes pudo ser del Southampton

  1. ¿Será txuri urdin? La afición quería a Pepe Mel… Por algo será.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.