Novedades

Diego Maradona, la verdad detrás de esta imagen

Mentiras y Tópicos del Fútbol

Maradona

Diego Armando Maradona es uno de los mejores futbolistas de la historia -quizás el más grande- y no es necesaria ninguna estampa que nos haga ser conscientes de su verdadero potencial. Pocas cosas más claras que esta. Sin embargo, durante décadas se ha difundido una imagen del icónico jugador argentino rodeado de adversarios, un reflejo de lo que significaba el 'Pelusa' para las defensas rivales durante una década, los '80, en la que la dureza de los marcajes imperaba en el fútbol mundial. La fotografía que encabeza este post ha sido utilizada como prueba de que, para parar a aquel habilidoso jugador, hacían falta varios -hasta seis en la imagen- futbolistas. Sin embargo, no todo es lo que parece...

Dentro de una imagen solo cabe un trocito de realidad, esta es una gran verdad y vamos a demostrarlo con una de los mejores ejemplos que podríamos encontrar hoy en día. Nos desplazamos hasta Barcelona. Mundial de España 1982. Argentina y Bélgica se enfrentan en el Camp Nou en el encuentro que inaugura el Grupo C del torneo. El mismo grupo en el que Hungría infringiría a El Salvador -si, la selección en la que jugaba un tal ‘Mágico’ González– la más amplia paliza de la historia de los Mundiales (10-1).

La Argentina de Menotti, que defendía título, se estrenaba ante un combinado que contaba con hombres de la talla de Pfaff, Gerets, Vercauteren o Ceulemans. Pese a que a priori no parecía un escollo excesivamente complicado, Argentina acabó perdiendo 1-0 tras un solitario gol de Erwin Vandenbergh. Los argentinos conseguirían sobreponerse y se terminarían clasificando a la siguiente fase, aunque el rendimiento colectivo y el de su estrella dejaría mucho que desear en el global de su participación.

De aquel partido quedó para siempre aquella imagen de Maradona rodeado de rivales. ¿Cómo es posible que centrase tanto la atención de los jugadores belgas? El Diego era buenísimo, sí, pero encargarle a seis de tus jugadores su marcaje es una tarea algo absurda. El caso es que la imagen, como muchas otras cosas en la vida, no es lo que parece.

Foto: Youtube || Como se puede apreciar en esta secuencia, la imagen nº 6 es la que muestra el instante de la fotografía

Foto: Youtube || Como se puede apreciar en esta secuencia, la imagen nº 6 es la que muestra el instante de la fotografía

En la segunda parte del partido, con la Albiceleste ya por detrás del marcador, se produjo una falta lejana tras una gran internada del ‘Pelusa’. El balón parado lo pondría en movimiento Mario Kempes. Sin embargo, al lado de la pelota también estaba Osvaldo Ardiles, con su mítico dorsal 1 -se aplicó el reparto por orden alfabético de los apellidos-. Sería precisamente este último el que, en busca de una jugada ensayada, sacaría en corto, entregándole el balón a un Maradona que estaba situado en paralelo a la barrera belga. En el momento en el que el 10 recibió el balón, la barrera belga, compuesta por seis hombres, se desordenó por completo. Y justo en aquel instante, el fotógrafo apretó el click de su cámara. Acababa de captar una de las imágenes más recordadas de la historia del fútbol. Y también uno de los más engañosas…

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.