Novedades

Albert Morén: “Luis Enrique ha roto con el anterior modelo”

Charla con uno de los mejores analistas del Barça de cara a la final de la Champions

Analizar al FC Barcelona posee una complejidad clara. Variantes, metodologías, herencias... sinfines de conceptos que fácilmente se pueden escapar a los ojos del analista más metódico. Sin embargo, Kaiser ha querido saber la opinión de Albert Morén, autor del blog eumd.es y colaborador habitual en Ecos del Balón, un estudioso de la táctica y de la etapa más exultante del barcelonismo. Con suma precisión, expone el cierre de temporada del conjunto culé, a expensas de saber si recibirá el regalo más grande con la Champions League.

IR AL ESPECIAL CHAMPIONS 2015

Foto: FC Barcelona

Pregunta: Los objetivos en el FC Barcelona son siempre ambiciosos pero no había una confianza tan firme en la primera temporada de Luis Enrique para llegar a este punto. ¿Cuál ha sido la base de Luis Enrique para que el pastel no se desinflara?

Respuesta: La temporada de Luis Enrique es la temporada de la ruptura en Barcelona. Después de seis temporadas en que de una forma u otra se ha dado cierta continuidad a un mismo proyecto, esta ha sido la primera en que se ha pretendido un inicio nuevo. Aunque el hecho de que Messi finalmente se haya asentado en banda derecha es importante, seguramente el cambio general, en un primer momento, tenga más que ver con una cuestión emocional y de potenciar a las grandes individualidades del equipo que a la táctica.

El Barça ha llegado al tramo final de temporada con mucha confianza, divirtiéndose jugando y con un estado de forma excelente en piezas capitales como el mismo Leo, Suárez, Neymar, Alves o Piqué. Sí es verdad, no obstante, que esto va de la mano a esta ruptura de Luis Enrique con el anterior modelo, no solo porque ha potenciado a los delanteros, que son hoy los futbolistas de más calidad del equipo, sino porque además les ha permitido una libertad posicional a los tres poco habitual en el Barça cuando la pauta a seguir era el juego de posición. Ahora que Messi se acerca más al centro del campo, Suárez y Neymar pueden moverse con menos ataduras por un espacio que antes se repartían tres hombres. A partir de ese escenario para potenciar a los tres craks han ido encontrando su lugar el resto de piezas.

P. Desde un plano táctico, ¿qué jugador ha sido primordial en esta temporada?

R. Messi ha sido, en una grandísima parte, la explicación al juego del Barça esta temporada, y los cambios en su posición los que han ido definiendo las distintas fases del equipo. En un inicio Luis Enrique le reservó un rol prácticamente de mediapunta, de unión entre el mediocampo de tres y la pareja de delanteros que formaban por delante centrados. Es un tramo que no dura demasiado porque la necesidad de situar a los dos laterales siempre por delante del balón acaba generando más problemas que ventajas.

Es cuando el ataque pasa a abrirse mediante Neymar y Messi, con espacio para regatear y, en el caso del argentino, para sacar a relucir una capacidad devastadora en el pase diagonal. Y finalmente, una vez el equipo entró en la fase de eliminatorias de la Champions, Leo volvió a abandonar la banda y en este caso se juntó al centro del campo, con lo que el Barça ganó algo más de control sobre el partido, enriqueció su juego en campo rival y obsequió a Suárez y Neymar con los espacios en el frente de ataque de los que hablábamos antes.

“Es el Messi más colectivo, el que más cosas entiende de las que suceden a su alrededor cuando está en el campo”.

P. Se dice que el Barcelona es un equipo con variantes, destacando el nivel contragolpeador pero, ¿esto es algo nuevo?

R. El nivel de los contraataques es más alto porque los jugadores que los llevan a cabo son mejores, pero además este es un Barça que si tiene la oportunidad de atacar rápido o de forma más directa, por regla general lo aprovecha. Pero todos los jugadores atacan mejor cuando tienen espacios, y en este sentido, también el Barça de los últimos años ha protagonizado contraataques de mucho nivel. Ya el de la pasada temporada fue uno de los que más goles logró en la Liga con este tipo de jugada. Lo que sí ocurre es que en otras épocas, cuando la opción de contragolpe aparecía, en ocasiones se le daba prioridad a otras cuestiones antes que a plantarse frente al guardameta contrario en el menor tiempo posible.

P. ¿El partido en Anoeta supone un punto de inflexión en este FC Barcelona? ¿Por qué?

R. Parece que a nivel emocional sí lo fue, y a nivel táctico no hay ninguna duda. Fuera con una intención a largo plazo o no, lo cierto es que el siguiente partido de Liga tras aquella derrota ante la Real Sociedad es contra el Atlético de Madrid, y frente a los de Simeone ya se ve a un Barça con Messi y Neymar con la banda como posición de partida. Darle continuidad a esta disposición es lo que permitió al Barça encadenar una decena de victorias consecutivas y darle la vuelta por completo a la errática dinámica de juego que llevaba el equipo hasta entonces.

Foto: Reuters

Foto: Reuters

P. Una buena manera de contarle a los nietos quién era Messi será enseñarles sus goles con la derecha y añadir: Pues esta era la mala”. Frase que define, en definitiva, el gran momento de Leo. ¿Similar al de 2012?

R. Su momento de forma probablemente sí, ya que está espectacular, en uno de sus picos históricos. Pero es un Messi algo distinto pues tanto su cuerpo como el lugar que ocupa sobre el campo son otros. Es un Messi fascinante, en todo caso, probablemente el Messi que en este momento de su carrera necesita ser, agradeciendo mucho, por ejemplo, no ser el futbolista más adelantado de su equipo y tener opciones de pase a un compañero por delante suyo. Es el Messi más colectivo, el que más cosas entiende de las que suceden a su alrededor cuando está en el campo. La capacidad que está mostrando para activar desde el perfil derecho del campo a cualquier compañero con su pase, por ejemplo, es nueva. Futbolísticamente, me parece el Messi más maduro.

P. ¿La clara adaptación de Suárez o la constatación del mejor Neymar?

R. ¡Qué difícil! Pero me quedo con el paso al frente de Neymar. Es un futbolista tan especial… además que cuando está inspirado es imposible de defender. La defensa a Suárez es complicadísima y una tarea al alcance de muy pocos, pero puede tener receta; cuando Neymar se pone a inventar, en cambio, no la hay. Todavía es un futbolista menos fiable que el uruguayo, pero ya este año ha dado un salto muy notable en cuando a cifras y además aceptando un rol secundario en el equipo de Messi que para mí tiene mucho mérito en un futbolista como el brasileño. En el juego, ha dado al equipo lo que necesitaba de él sin pedirle nada a cambio, fuera el regate en banda, el desmarque al espacio o la finalización desde la izquierda cuando Leo se lleva toda la atención rival hacia la derecha.

“La calidad de Pogba, la llegada de Vidal, los lanzamientos de falta de Pirlo, los desmarques de Morata… pero si me tengo que quedar con una me quedo con Carlos Tévez”.

P. Las semifinales contra el Bayern de Múnich tienen una lectura más que positiva pero, ¿es más futbolística que moral?

R. La previa tenía un componente emocional muy claro. El regreso de Guardiola al Camp Nou, el enfrentamiento del de Santpedor con Messi, del creador con su creación…pero al final la actuación del argentino y el cómo resolvió la eliminatoria en apenas un cuarto de hora puede que opacara todo ese envoltorio. Al final se vio un buen Bayern desde que recompuso con defensa de cuatro, pero que no pudo hacer frente a un Barça que le obligó a jugar desde una inferioridad a la que no está acostumbrado. El 3-0 seguramente le robó mística al encuentro. Por el camino, eso sí, dejó cosas muy interesantes, como una de las mejores defensas de la temporada sobre Messi, aunque no con ello lograra impedir que el 10 marcara diferencias de la forma que lo hizo.

P. ¿Cuál es el principal arma bianconera que podría hacer daño al Barça?

R. Quizá no tanto desde el plano colectivo, pero la Juve tiene individualidades muy capaces de desequilibrar cualquier partido. La calidad de Pogba, la llegada de Vidal, los lanzamientos de falta de Pirlo, los desmarques de Morata…pero si me tengo que quedar con una me quedo con Carlos Tévez. Es la clave ofensiva de la Juventus y el futbolista por cuyos pies pasan la mayor parte de los ataques de su equipo. Además en la Final puede darle a su equipo recepciones a la espalda de los interiores del Barça desde las que desajustar a la defensa y habilitar la poderosa entrada desde segunda línea del equipo de Allegri. Y, aunque no es el escenario más previsible, si la Juventus logra asentar alguno de sus ataques en la frontal del área culé, Tévez será también su principal argumento.

P. Analizando a la Juventus y teniendo claro conocimiento sobre lo que es el FC Barcelona, ¿qué característica podría inclinar la balanza a favor de los blaugranas?

R. El principal problema que tiene la Juventus es que el Barça juega muy rápido, y ni el Calcio la ha preparado para ello ni algunos de sus futbolistas (en especial Pirlo) son los más indicados para un partido de ritmo alto. Si los de Luis Enrique le dan velocidad a su circulación con Busquets e Iniesta, si Suárez y Neymar juegan con los centrales y merodean la zona del mediocentro o si Messi acelera los ataques desequilibrando por dentro (y ninguno de los supuestos es demasiado remoto), los italianos deberían sufrir. Pero en definitiva, estando Leo sobre el campo, el rival no tiene dudas de donde está el gran peligro del Barça.

Foto: guachinchedeportivo.com

Foto: guachinchedeportivo.com

P. Es inevitable no hablar de Xavi, en la que podría ser su última Champions League. Para los escépticos, ¿hay Barcelona más allá de la leyenda del futbolista?

R. Justamente esta temporada puede servir de respuesta. El Barça de Luis Enrique claramente no es el Barça de Xavi, que ha encontrado una función desde la que sumar entrando desde el banquillo, pero que ni es titular ni la propuesta de juego más habitual tiene mucho que ver con sus características. Sí parece que a medio plazo el conjunto azulgrana necesitará una dosis de control algo superior a la demostrada este curso, o que mismamente la próxima temporada, con la salida del 6, puede extrañar ese recurso que ha sido el capitán en varios segundos tiempos, pero ya ha demostrado y -muy importante- se ha demostrado a sí mismo, que puede pelear por todo también sin Xavi.

P. El Barça, cuando llega a una final, suele ir con la vitola de favorito. ¿Es perjudicial en este caso?

R. A ningún entrenador le gusta que su equipo vaya a una final con la etiqueta de favorito cuando es verdad, y seguramente no tenga tanto que ver con una hipotética relajación como con la presión extra o el nerviosismo que a medida que avanza el partido sin que el marcador se haya movido puede experimentar el equipo. En todo caso, el Barça de esta temporada es un equipo que a nivel anímico siempre ha sabido jugar sus partidos. Ha estado más o menos acertado en el juego, pero la concentración y enfoque siempre han parecido los justos.

P. Por último, ¿qué definición le pondrías a este FC Barcelona?

R. El que más generoso ha sido con sus tres cracks.

Redacción Kaiser

La revista digital Kaiser Football está compuesta por periodistas apasionados por el fútbol. Tratamos de acercar la mejor información con los mejores colaboradores.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Puntas y esquinas | En un momento dado

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.