Novedades

Mazinho: “Thiago no se fue al Real Madrid porque había recibido una oferta mejor”

Entrevista con el exjugador brasileño y padre de Thiago y Rafinha Alcántara

Mazinho ha sido testigo de algunos de los mejores momentos de la historia del fútbol brasileño, ha conquistado corazones allá por donde ha pasado y nunca ha dejado indiferente a nadie. Ahora es el turno de sus hijos, Thiago y Rafinha Alcántara. Con su amable sonrisa nos recibe y nos invita a charlar con él.

Foto: Eurosport

Pregunta: Antes de empezar, se hace inevitable preguntar por sus orígenes. ¿Cómo se familiarizó Mazinho con la pelota?

Respuesta: Desde pequeñito siempre he tenido una pasión especial por el fútbol, desde los cinco años tuve buenas capacidades para jugar al fútbol y así empecé. Gracias a Dios conseguí llegar a ser profesional, sentía una atracción especial por el balón.

P. Tu gran salto en el fútbol brasileño se produce en Vasco da Gama. Imagino que no fue tan complicado triunfar con aquel equipo, entre otros estaban Donato, Bebeto y Romario, ¿marcó una época ese Vasco?

R. Sí, marcó una época. Ganamos tres veces seguidas la liga Carioca, ganamos en el ’89 la liga brasileña y después se marcharon todos. Nos fuimos Donato, también Bebeto, Romário, yo y muchos otros jugadores que estábamos en aquel momento.

P. En 1989 ganan el Brasileirao con Bebeto en el equipo. Haciendo valoración con la actualidad, ¿tenía más mérito conseguir el campeonato brasileño por aquel entonces que ahora?

R. Siempre es algo muy complicado ganar la liga, ahora y en aquel momento. Era muy importante consolidarse entre los grandes equipos y conseguir el título de la liga brasileña, pero, tanto en aquel momento como en la actualidad, era muy importante.

“La Copa América de 1989 fue muy especial para nosotros. Llevábamos cuarenta años sin ganarla”

P. Un hecho que seguramente marca un antes y un después en su carrera es la Copa América en Brasil de 1989. ¿Cómo de relevante fue aquel título para usted?

R. Ese era un campeonato que llevábamos cuarenta años sin ganar. Eran muchos años en los que mucha gente, muchos aficionados de Brasil, estaban deseando volver a levantar. Nosotros éramos una selección muy preparada con Lazaroni. Cambiamos la forma de jugar y ganamos de forma maravillosa. Fue un título muy esperado en Brasil.

P. Coincides con Lazaroni en varias etapas de tu trayectoria como jugador. ¿Qué importancia tiene este entrenador en tu carrera?

R. La verdad es que no, no ha sido importante para mí. He tenido entrenadores que han sido mucho más importantes para mí. Lazaroni fue uno más, he sido dirigido por técnicos más importantes en mi vida.

P. Y poco después, eres convocado por el mismo seleccionador para el Mundial de Italia en 1990. ¿qué supuso aquella derrota?

R. Hombre, fue dolorosa porque teníamos una selección bien preparada y Lazaroni había cambiado a cinco jugadores. No creo que fuera por ese cambio, pero fallamos contra Argentina.

P. ¿Hubiera sido diferente de no ser por lo de Branco contra Argentina?

R. No creo que aquello hubiera significado una historia diferente. Nosotros perdonamos mucho en ese partido. Tuvimos muchas oportunidades pero no lo conseguimos. Lo de Branco no influyó para nada en la derrota final.

P. Llegas a Italia en 1990 para fichar por el Lecce de Boniek. ¿Es cierto que le cambió la posición de lateral derecho a mediocentro?

R. Yo ya era mediocentro, pero tenía características para jugar también en otras posiciones, como en la de carrilero. Aquel momento con Zbigniew Boniek en el banquillo fue importante y jugué algunos partidos en el lateral derecho.

Mazinho-Conte-Aleinikov-Lecce

P. En ese equipo, además de compartir campo con Sergei Aleinikov, comparte la medular con Antonio Conte, ¿ya apuntaba maneras como técnico?

R. La verdad es que no. En aquel momento Antonio no mostraba esas características como entrenador. A mi me sorprendió mucho cuando ví que lo estaba haciendo tan bien como técnico. Tenía unas características diferentes, pero gracias a su trabajo y a esa forma de ver el fútbol se ha convertido en uno de los mejores entrenadores del mundo.

P. ¿Cuál es el mejor recuerdo que guarda de su periodo en Lecce?

R. Fue un paso importante en mi vida al llegar a Europa. Fue una buena experiencia, mi primer año en Italia, un gran campeonato y en definitiva, una aventura grandísima también en relación a mi juego.

Mazinho-FiorentinaP. Al año siguiente ficha por la Fiorentina, con Lazaroni también como entrenador. Ese año el equipo también ficha a un joven Batistuta, aunque ya tenían a jugadores como Dunga, Effenberg, Baiano o Carnasciali ¿Por qué no llegó a coger una mayor relevancia aquel equipo?

R. El primer año conseguimos mantener a la Fiorentina en mitad de la tabla, pero en el segundo año echaron a Lazaroni, llegó un nuevo entrenador, yo jugué muy poco esa temporada y aterrizaron en el club Effenberg y Brian Laudrup…. ¡Y con Batistuta! A partir de ahí, solo se podían llevar a tres extranjeros y el último tenía que quedarse en la grada. Y el que se quedaba fuera era yo…

P. ¿Cree que es beneficioso para un jugador brasileño ir al Calcio para endurecerse?

R. No, yo creo que no. El requisito necesario para que un jugador brasileño triunfe es que sea capaz de adaptarse al fútbol actual, inglés, español, italiano o al que sea. Cada jugador puede tener unas características, pero si es bueno, valdrá allá donde vaya.

P. Allí jugaba también Stefano Borgonovo, que falleció años después por la enfermedad de la ELA. ¿Le recuerda?

R. Sí. Estuve además en el partido homenaje que se le hizo en Florencia… Borgonovo era un grandísimo delantero, una persona maravillosa, que Dios lo tenga. Guardo un buenísimo recuerdo de él.

P. A su vuelta a Brasil, en Palmeiras, consigue otro Brasileirao de la mano de Luxemburgo, con Roberto Carlos, Edmundo o Rivaldo como compañeros. Se decía que practicaban un fútbol maravilloso. ¿Cómo lo recuerda?

R. Ahora sí que puedo decir que ha sido una etapa y un club que me marcaron en mi vida, es un equipo que se recordará siempre. Volví a Brasil para jugar en un fútbol complicado como es el paulista, que en un principio me costó mucho. Luego entré en el ritmo de competición de ellos, me adapté perfectamente bien y ahí es cuando comenzamos a triunfar. Conseguimos ganar una liga y de allí salieron algunos jugadores importantes de la selección brasileña.

P. Una de sus grandes gestas fue el Mundial de Estados Unidos, aunque se comentaba que Parreira no practicaba un fútbol acorde a lo que se esperaba de Brasil. ¿Eran justas aquellas críticas?

R. Las críticas le van a caer siempre a cualquier entrenador de la selección de Brasil. Normalmente a nosotros se nos ha visto como un fútbol maravilloso, Brasil y el fútbol bonito… ¡pero no se ganaba nada! Y Parreira ha cambiado esta forma de pensar. Parreira creó un equipo que, aparte de ser muy fuerte a nivel defensivo, también jugaba. Cambió el sistema al 4-4-2, cuando Brasil estaba acostumbrada al 4-3-3, nos equiparamos en fortaleza a los europeos y así conseguimos ganar el Mundial.

P. La imagen que pasará a la posteridad es la de aquella celebración con Bebeto, con Romário.

R. Si, fue justamente cuando acababa de nacer el hijo de Bebeto. Pero no fue nada preparado, no habíamos previsto hacer nada de eso. Marcó un gol Bebeto y lo celebramos los tres haciendo ‘la cuna’, como si balanceáramos a nuestro hijo. Y de ahí, hasta ahora, ha salido muchas veces en todas partes hasta convertirse en una de las grandes imágenes de los Mundiales.

Foto: AP Photos || Imagen de la mítica celebración de Mazinho, Bebeto y Romário en el Mundial 94.

Foto: AP Photos || Imagen de la mítica celebración de Mazinho, Bebeto y Romário en el Mundial 94.

P. ¿Hubo polémica porque sustituiste a Raí?

R. No, no hubo polémica. Lo que pasa es que en aquel momento era nuestro capitán, era un jugador impresionante… pero que, probablemente, fue de más a menos. Y ahí apareció Parreira, con su variación en el sistema táctico y me cambió a mí por él. Para mí fue muy importante también, en un principio iba a ir como carrilero y me quedé en el centro del campo.

P. Usted asegura en una entrevista para Canal Plus que le sorprendió el fallo de Marcio Santos en la tanda de penaltis contra Italia. ¿Era tan bueno en los golpes francos?

R. Sí, porque nunca había fallado, ni en los entrenamientos. Tiraba muy, muy, muy bien los penaltis y por eso nos sorprendió a todos.

Mazinho-ValenciaP. Tras el Mundial, llega a Valencia de la mano de Parreira pero, ¿recibió más ofertas?

R. Sí, tenía otra oferta para irme a Italia pero creo que era apetitosa en ese momento la opción de recalar en la Liga española y pienso que acerté de lleno viniendo a jugar a España.

P. En su segunda temporada como ché tiene como entrenador a Luis Aragonés, ¿qué recuerdo le dejó?

R. Lo que más recuerdo de él es a nivel táctico. Creo que Luis era un técnico del que nosotros aprendimos mucho, por la forma con la que hablaba, por la forma con la que nos entrenaba… era muy llamativo en el aspecto táctico, que lo cuidaba realmente bien. Allí coincidí también con Mijatovic, Camarasa…

P. Romário llegó después y tuvo algún problema con Luis Aragonés por culpa de su indisciplina. ¿Cree que si hubiera tenido otro carácter hubiera llegado incluso más alto?

R. Hostia, es imposible llegar más alto que Romário. Ha llegado hasta los 40 años como jugador, lo ha ganado todo, ha demostrado ser un goleador en todas las ligas en las que ha pasado. Yo creo que más no se le puede pedir. Si Romário hubiera tenido una actitud más seria no habría llegado. Él ha llegado por su forma de ser, irreverente, por su forma de trabajar, por su forma de ir de cara cuando no está contento y cuando lo está también… Creo que ha llegado por sus características, por las cualidades que le ha dado Dios, por su olfato goleador, y para mi, es el mejor delantero de todos los tiempos.

Mazinho-CeltaP. Ha asegurado en más de una ocasión que es en Vigo donde pasó una de las etapas más felices de su carrera. Y el Celta pagó por usted 100 millones de pesetas. ¿Le exigió el precio?

R. Bueno, eso es algo que incumbe a los clubes y yo en ese aspecto no me meto. Yo quería jugar y en Valencia había tenido problemas con Luis Aragonés. Creo que ir a Vigo supuso un salto en mi carrera. Empezaron a llegar jugadores importantes, se formó un proyecto interesante que practicaba un buen fútbol.

P. ¿Cuál es su recuerdo más especial en el Celta de Vigo?

R. Yo creo que mi segundo año. Fue el mejor porque el primer año fue sufrido, en el que peleamos por no bajar y nos salvamos en la última jornada porque el Real Madrid ya había sido campeón una semana antes y no se jugaba nada. Pero, como te digo, el segundo año fue maravilloso. Poco a poco se fue organizando bien el equipo, fuimos ganando partidos, hasta que conseguimos llegar a competición europea, algo muy importante para nosotros.

P. La lesión de rodilla puso punto y final a su carrera.

R. Fue un momento duro. Todo jugador que se lesiona lo pasa realmente mal, pero si esta supone el final de tu carrera es peor todavía. Pero bueno, yo ya tenía 34 años en ese momento, hablé con el club para intentar recuperarme, no tenía asistencia necesaria para ello, por lo que me tocó volver a Brasil para recuperarme… La verdad es que fue un momento muy duro en mi carrera.

P. ¿Qué valores han aprendido Thiago y Rafinha de su padre como futbolista?

R. Yo solo les digo que hagan lo que les gusta hacer, que es jugar al fútbol. Yo creo que es el mejor consejo posible para un jugador de fútbol ya que si están contentos y son felices, su rendimiento siempre será mejor.

P. Thiago estuvo a punto de ir al Real Madrid, ¿es esto verdad?

R. Bueno, no solo recientemente, hace años también interesó al Real Madrid, pero esto es algo que pasa con todos los grandes jugadores. El Real Madrid ha tanteado en su momento a Thiago pero desafortunadamente no se llegó a un acuerdo porque ya había recibido una oferta mejor. Finalmente, buscamos un equipo en el que Thiago pudiera desarrollar completamente su juego.

“El Real Madrid ha tanteado a Thiago Alcántara en más de una ocasión. Hace años también se habían interesado en él”

P. ¿Cuál de los dos se parece más a usted por la forma de jugar?

R. Son distintos, pueden adaptarse a varios sistemas como yo, pero yo era un jugador más defensivo, que trabajaba más para el equipo. Ellos tienen también mucho trabajo y esfuerzo, pero además poseen unas cualidades técnicas individuales muy buenas. Son completamente diferentes. Creo que ninguno se parece a mí.

P. ¿Y algún jugador con el que haya jugado y que se pareciera?

R. No, la verdad es que no. Yo creo que todos los jugadores tienen unas características diferentes. Todos son únicos, pueden parecerse un poco a alguno pero ya está. No se me ocurre ningún jugador similar. Son jugadores con una forma de jugar muy particular.

Foto: elconfidencial.com || Thiago y Rafinha, juntos en el FC Barcelona

Foto: elconfidencial.com || Thiago y Rafinha, juntos en el FC Barcelona

P. ¿Le hubiera gustado verlos a ambos con la verde-amarela?

R. Hombre, esa es una cosa que siempre hubiera gustado pero bueno. Tenemos a Rafa allí, Thiago con España, los dos eligieron a su Selección y están disfrutando del fútbol.

P. ¿Qué tal está Thiago en Alemania?

R. Está muy bien adaptado, ya en la fase final de la recuperación. Está contento, con un equipo con muchos españoles, muy feliz y bueno, poco a poco va entrando en el ritmo del fútbol alemán.

P. ¿Fue Guardiola decisivo para que se fuera allí?

R. Con un entrenador que te da oportunidades, que confía en ti y te pone al alcance todo lo que necesitas es fácil decidir. Nosotros no dudamos. En ese sentido, Guardiola fue muy importante para que Thiago se marchara al Bayern

P. Por último, ¿cuáles son los planes de futuro de Mazinho? ¿Tiene pensado dedicarse a la representación de otros jugadores también?

R. Estamos trabajando para abrir puertas a otros jugadores, aunque lo primordial siempre son mis hijos, claro. Pero bueno, no tengo ningún problema en llevar también a otros futbolistas y es lo que estamos tratando de poner en marcha.

Puedes disfrutar de esta entrevista y muchos artículos más, pinchando en la imagen.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.