Novedades

Luis Suárez: “En 2010 debió ganar el Balón de Oro un español”

Entrevista con el único Balón de Oro español de la historia

Atendió al teléfono en italiano, cambió el registro al escuchar una voz española al otro hilo del aparato y comenzó a charlar con un más que reconocible acento gallego. Cuarenta minutos después, se despedía nuevamente en italiano. Así es Luis Suárez, uno de los grandes mitos del fútbol que accedió a charlar con la revista Kaiser para repasar lo que ha sido una vida de, como él mismo asegura, pasión por el fútbol.

Foto: mundodeportivo.com

Pregunta: Comienza jugando en el Deportivo (1953-54) junto a mitos como Arsenio Iglesias o Pahíño ¿Qué recuerdos tiene de aquel equipo?

Respuesta: Guardo recuerdos muy bonitos porque para mí era muy importante debutar en Primera División con el equipo de mi tierra. Era el sueño que tenía desde pequeño y se cumplió. Fue algo muy bonito. Allí estaban Arsenio Iglesias, Pahíño, pero estaba también Dagoberto Moll, que se fue después al Barcelona. El fichaje auténtico sería él, yo fui un poco como segundo plano porque era muy jovencito. Moll era un jugadorazo de 24 años y en plena forma.

P. ¿No era tan conocido por entonces?

R. No, en el Deportivo jugué 13 o 14 partidos. Era un chavalito al que no conocía nadie. Por entonces no había los medios de comunicación que hay ahora, que ya se conocen a todos los jugadores desde jóvenes.


P. ¿Era Pahíño un jugador tan peculiar como se comenta? (Jugador muy culto, leía a Tolstoi y Dostoievski) ¿Cómo era dentro del vestuario?

R. Pahíño leía obras importantes, le gustaba mucho. Sin embargo, era uno más dentro del vestuario. Sobre todo conmigo se portó siempre muy bien. Todos lo hicieron, pero él especialmente porque yo era un chaval y él me daba muchos consejos y me ayudaba.

P. A usted le ficha Daucik pero debuta en el Barça de la mano del italiano Sandro Puppo, uno de los precursores del juego en zona. ¿Cómo influyó Puppo en su juego?

R. Puppo traía la escuela italiana al Barcelona y fue el que me hizo jugar como lo que en Italia califican como regista, el organizador del juego en medio del centro del campo. Me hacía quedarme muy pegado a la defensa, con él no atacaba mucho.

Sandro Puppo, precursor del juego en zona, fue el entrenador que llevó la escuela italiana al Barcelona. Él situó a Luis Suárez como regista.

P. ¿Le gustaba esa posición?

R. Sí, mucho. Ahí aprendí mucho, porque antes jugaba un poco más a mi aire, iba más para arriba… y ahí tuve que aprender un mejor posicionamiento en el terreno de juego, el saber estar en cada momento, saber elegir el momento, etc. Me sirvió de mucho y sobre todo me sirvió para jugar después en Italia.

P. Coincidió en el Barça con una leyenda como Ladislao Kubala, desencadenándose una polémica entre partidarios de Suárez y los del húngaro. ¿Qué importancia tenía dentro del vestuario?

R. Kubala era un jugadorazo que marcó una época en el Barcelona como lo hizo Di Stéfano en el Madrid. Kubala era el ídolo incontestable del Barça, habian ganado muchos títulos desde su llegada y era un jugador que a mí me ayudó mucho también en el aspecto técnico. Había traído a España cosas que no se conocían y aprendí mucho de él. Cuando eres tan joven aprendes de estos jugadores de alto nivel que hacen cosas distintas a los demás.

P. ¿Diría que es uno de los mejores con los que ha jugado?

R. Sí, sin duda. Para mí, el mejor de todos, lo digo siempre, es Alfredo Di Stéfano. Pero Kubala era un jugadorazo que hacía cosas que no hacía nadie. ¡Era un gran jugador!

“Kubala era un jugadorazo pero Alfredo di Stéfano es el mejor de siempre”

P. La llegada de Helenio Herrera supone un aire fresco para el Barça puesto que se consigue recuperar la hegemonía en cuanto a títulos. ¿era el fútbol de ataque la seña de identidad de aquel Barça?

R. Aquel era un equipo que jugaba muy bien, un fútbol muy profundo y ofensivo. Metíamos muchos goles, teníamos a jugadores de mucha calidad y eso hacía que todos marcasen goles. Uno de los años en los que ganamos el campeonato al Real Madrid fue gracias al goal average. ¡Habíamos metido más de 100 goles en 30 partidos!

53bfde220b112_OTRLUISSUAREZ

P. ¿Cuál era su rol en el Barça de Herrera?

R. Jugaba en la posición de regista en la que me había puesto Puppo pero atacando más. Aunque jugaba en mediocampo tenía llegada y marcaba 16, 18 goles, muchos goles para un centrocampista. Con Herrera yo era un organizador de juego con mucha movilidad, menos estático de lo que me hacía jugar Puppo.

P. ¿Con qué jugador actual se compararía? ¿Quizás con Xavi?

R. Los jugadores nunca son iguales. Pero digamos que Pirlo se parece en algunos aspectos a mi forma de jugar. Sobre todo en la visión de juego, al desplazar el balón cuando es necesario a distancias importantes, etc. Es un jugador con mucha técnica y visión de juego. Creo que se parece dentro de las características de juego, teniendo en cuenta, eso sí, que jugadores iguales no han existido nunca.

LLEGADA AL CALCIO

suarez

P. ¿Qué es lo que más le sorprendió al llegar a Italia?

R. Digamos que tuve mucha facilidad. Helenio Herrera había llegado un año antes y me facilitó mucho las cosas. Además, españoles e italianos somos bastante afines como carácter y forma de ser. La única cosa es que en Italia el fútbol de los ’60 era más táctico que en España. En España se pensaba más en ir a hacer goles, a ganar… En Italia primaba la táctica, en impedir al contrario. Esa era la principal diferencia. Por lo que se refiere a la ciudad, no encontré mucha diferencia ya que Barcelona y Milán son dos ciudades parecidas, muy internacionales… enseguida me adapté. Sufrí muy poco el cambio, la verdad.

“El Inter de Milán de Helenio Herrera no era tan defensivo como muchos han dicho siempre”

P. ¿Le llamó la atención encontrarte a un Helenio Herrera más defensivo en comparación con el del Barça?

R. Solo un poco más. Cuando Helenio llegó a Italia empezó a jugar igual que en Barcelona, pero se ve que le sorprendieron el año anterior a mi llegada y se adaptó un poco más a lo que era el fútbol italiano. No obstante, nunca renunció porque nosotros siempre jugábamos con muchos hombres de ataque, mínimo tres además de dos centrocampistas como yo y Corso, que atacábamos bastante.

P. Y Facchetti también.

R. Facchetti también, que fue el primer defensa que empezó a atacar por la banda. Se incorporaba tanto que era casi más un extremo que un defensa.

P. ¿Cómo se vivían en Italia los enfrentamientos entre Helenio Herrera y Nereo Rocco?

R. Eran enfrentamientos bastante fuertes verbalmente, pero fuertes sin ofender en el sentido de que cada uno defendía lo suyo, otro respondía a su manera… eran dos personajes con gran personalidad y dos grandes entrenadores que marcaron época, cada uno a su estilo.

herrera

P. En la relación entre estos dos genios tiene mucho que ver un periodista, Gianni Brera. ¿Tuvo usted algún trato con él?

R. Sí, sí. Lo conocía. El trato lo tuve más después de jugar, porque mientras juegas tienes menos tiempo, uno viaja por aquí y por allá… pero tuve un buen trato. Era un personaje, un gran periodista, muy inteligente y que le gustaba y entendía mucho de fútbol.

P. Inventó muchos conceptos, como el catenaccio.

R. Sí, y también apodaba a algunos jugadores. Iba poniendo nombres bastante acertados, era un gran personaje.

P. ¿A usted no le puso ningún apodo?

R. ¡No, a mí no! (Risas)

P. ¿Qué diferenciaba a Herrera del resto de entrenadores en cuanto a metodología de entrenamientos, alimentación, etc?

R. La alimentación la cuidaba bastante. No quería que se comiera mucho, racionaba bastante el vino… Lo que le diferenciaba más en aquellos años era la manera de entrenar, lo hacía de forma más intensa que otros entrenadores ya que entonces se entrenaba mucho menos que en la actualidad. Tenía otra característica muy importante: siempre te hacía entrenar con balón, de manera que el jugador se divertía más porque el trabajo pesa menos si se hace con balón. También le gustaba mucho que todo fuera hecho a gran velocidad por lo que mejorabas mucho la técnica en velocidad. Cuidaba mucho los detalles, porque cuando ibas a jugar al extranjero se apañaba con amigos y compañeros para saber cómo era el equipo que te tocaba, cómo eran los jugadores, ya que entonces no había vídeos. En eso era un gran trabajador, él vivía para el fútbol y para ganar. Para ganar con gran intensidad. Y quería que nosotros también fuéramos como él.

LUIS SUAREZP. Gonzalo Suárez era uno de esos amigos (era el hijastro de Helenio Herrera) que le pasaban informes de otros equipos

R. Sí, era pariente de él y creo que en alguna ocasión le hizo algo de eso a título personal, pero no muchos informes porque Gonzalo tenía otro trabajo.

P. ¿Es José Mourinho el entrenador actual más parecido a Helenio Herrera?

R. A Mourinho lo conozco poco en el sentido de que no lo he visto trabajar mucho sobre el terreno de juego, en los entrenamientos, etc. En algunos aspectos sí que se parecen, tienen algunos detalles similares, pero creo que no son iguales.

P. Hay una anécdota de pretemporada en la que Hitchens, Corso y usted se quedaron rezagados corriendo campo a través. Helenio Herrera no les esperó y ordenó al autobús marcharse  ¿Es cierto?

R. Sí, son algunas de esas cosas que hacía. A veces nos llevaba a entrenar un sábado e íbamos a algún lugar un poco raros. Aquel día recuerdo que nos quedamos un poco más retrasados pensando que nos esperarían… y sin embargo se fue con el autocar. ¡Nos tocó volver haciendo autostop! (Risas) Por suerte era una distancia corta, no estábamos tan lejos del hotel.

LA POLÉMICA DEL DOPING

P. Siempre ha existido la sombra del dopaje sobre aquel equipo, además de las polémicas declaraciones de Ferruccio Mazzola. [hermano de Sandro Mazzola, declaró que el equipo se dopaba regularmente]  ¿Cómo se toman los miembros de aquel equipo esas acusaciones?

R. Lo primero que puedo decir del hermano de Sandro es que no vino nunca con nuestro equipo. Estuvo en el Inter pero no vino nunca, ni concentrado ni nada. Se ve que pasó unos años con algunas dificultades económicas y como ya se ha visto en otros jugadores, cuando pasan apuros salen con estas cosas para sacar un poco de pasta… Si hubiera habido dóping como decía él, ¿dónde estaríamos ya?. Ni llegaríamos a jugar los años que hemos jugado, yo jugué hasta los 38 años. Era una bobada. Un momento de dificultad económica para Ferruccio, que era un chico que bebía mucho… y no encontró método mejor para sacar dos pesetas.

Ferruccio, el hermano de Sandro Mazzola, desató la polémica en 2005 al asegurar que Helenio Herrera había proporcionado anfetaminas y estimulantes a algunos de los jugadores de aquel exitoso Inter de los 60. Ferruccio se apoyaba en la muerte prematura de algunos de los jugadores de aquel equipo para justificarse.
Comentaba Ferruccio que los jugadores reservas eran las cobayas de Helenio Herrera, a los que pinchaban y daban pastillas para comprobar su eficiencia. La sombra de la sospecha está siempre presente. Luis Suárez lo tiene muy claro: “Ferruccio no vino nunca con nuestro equipo. Tuvo problema con la bebida y dijo aquello para sacar un dinero”.

P. ¿Durante su época como jugador se hablaba del tema?

R. No, nunca salió nada. Al revés, nosotros hemos perdido un año un campeonato con el Bologna. Les hicieron un antidóping a ellos, como nos hacían también a nosotros, y encontraron a varios jugadores un poco tal… les quitaron puntos, después se los dieron y desaparecieron las pruebas. Pero con nosotros, todas las pruebas que se han hecho, que eran muchas, se sorteaban y no sabías a quién le iba a tocar, y nunca nos pasó nada. Si hubiera sido como decía Ferruccio Mazzola, nos hubieran cazado en cuanto quisieran.

AQUELLAS COPAS DE EUROPA…

Foto: passionedelcalcio.it

Foto: passionedelcalcio.it

P. El último partido de Alfredo Di Stéfano con el Real Madrid fue contra el Inter en la final de la Copa de Europa de 1964. ¿Recuerda aquel partido?

R. Lo recuerdo porque ganamos 3-1, era nuestra primera Copa de Europa y delante de un gran equipo que había ganado cinco Copas de Europa. Aquello fue lo que nos catapultó a lo más alto del fútbol mundial, lo recuerdo perfectamente. Tagnin le hizo un marcaje específico a Di Stéfano y durante el partido recuerdo que Di Stéfano me decía que de dónde le habíamos sacado, que si se iba al baño se iba a mear con él. (Risas)

P. ¿Por qué se desmoronó el Inter tras aquella derrota en la final del ‘67 ante el Celtic? ¿Cómo recuerda aquel día?

R. Si, aunque yo no la jugué. Por aquel entonces jugábamos siempre los mismos. La plantilla era muy corta, y faltamos yo y Jair. Perdimos aquella final, que hubiera sido la tercera. Una pena.

P. ¿Influyó el cansancio psicológico del equipo?

R. No, lo que pasa es que el campeonato italiano era muy duro y complicado, además de la Coppa y tal. Y ya te digo, jugábamos siempre los mismos. Para que te hagas una idea, si vienes conmigo a Italia y vamos a dar un paseo, nos cruzaremos con gente que nos recite la alineación de memoria, y no solo los aficionados del Inter, también los de otros equipos. Durante años lo ganábamos todo y siempre jugábamos los mismos, y llegó aquel momento de la final en el que la gente estaba ya un poco cansada.

P. Una de las características a nivel táctico era que jugaban con Armando Picchi de líbero.

R. Sí. Por entonces se jugaba con marcajes al hombre y teníamos siempre al hombre libre detrás, que cuando había algún problema era el que acudía a echar una mano en las situaciones difíciles, pero eso fue lo que equivocó a la gente que decía que jugábamos defensivamente. Nosotros no jugábamos defensivamente, la mayor parte de los partidos que jugábamos, tanto en el campeonato italiano como en Europa, eran los otros los que jugaban defensivos. Si hubiéramos jugado también defensivamente hubieran sido partidos de mirarnos el uno al otro. La mayor parte del equipo, hasta 7 jugadores, tenían más características ofensivas que defensivas.

P. Uno de los grandes duelos de la época era aquel Mazzola vs Rivera. ¿Cuál de los dos era mejor?

R. Eran jugadores completamente distintos. Dos grandísimos futbolistas. Sandro Mazzola era un jugador de gran temperamento, carácter, velocidad y técnica. Y tenía mucho gol para lo que era la época, con los marcajes que le hacían. Si tuviera las facilidades para recoger el balón que dan hoy en día, hubiera hecho muchos más. Gianni Rivera era un jugador de una técnica excepcional, con visión de juego y un último pase maravilloso. Eran dos grandísimos jugadores en torno a los que se creó una lucha aquí en Italia pero que eran diferentes en la manera de jugar.

P. Dos equipos marcaron tu trayectoria. ¿Tiene la sensación de haber pertenecido a dos clubes que marcaron escuela?

R. Yo creo que sí. Tanto el Fútbol Club Barcelona como el Inter de Milan, han marcado escuela, pero como también lo han hecho otros equipos, pero estos dos especialmente ya que están indiscutiblemente en la élite del fútbol mundial.

n_inter_luis_suarez-4020456RUMBO A GÉNOVA

P. En la Sampdoria compartió vestuario con Marcello Lippi. ¿Le veía por entonces con condiciones para entrenar en un futuro?

R. No. Cualquier cosa menos eso (Risas). Era un chico muy tímido, aunque claro, tenía 19 o 20 años, pero no daba la sensación de tener carácter para ser entrenador. Me parecía más un chico que podría llegar a ser entrenador de cantera. En eso sí, porque el fútbol le gustaba, era apasionado, preguntaba dudas… pero no me lo imaginaba como entrenador de élite. Se lo dije a él después: “Madre mía, lo que has cambiado”. Como entrenador hizo cosas fantásticas.

P. ¿Qué importancia tuvo Heriberto Herrera durante su etapa en la Sampdoria?

R. Yo llegué un año antes que él, cuando el entrenador era Bernardini. En 1970, el Inter compró a un jugador de la Sampdoria, Mario Frustalupi, y el Inter pensó que debía hacer algún cambio y me mandaron a mí a Génova. Por entonces no era como ahora, que los jugadores dicen a dónde ir…

MUNDIAL DE CHILE 1962

Copa del Mundo de futbol de Chile 1962

P. ¿Qué recuerdos tiene del Mundial de Chile 1962?

R. El Mundial de Chile está marcado por un par de cosas. La principal es que Alfredo Di Stéfano se lesiona en los entrenamientos y no puede jugar esos partidos iniciales y hubiera podido jugar después si nos hubiéramos clasificado. Por entonces no había sustituciones, y en el primer partido, contra Checoslovaquia, se lesionó a poco de empezar Reija. Jugamos con diez todo el partido y perdimos 1-0 contra un equipo muy bueno. Después ganamos 1-0 a México y nos lo jugamos todo en partido decisivo contra Brasil, el que ganaba pasaba de ronda. Empezamos ganando 1-0. Luego, un centro al área hizo que un brasileño despejara y Adelarlo la empalmó desde la frontal del área una chilena maravillosa y marcó, pero nadie sabe porqué el árbitro lo anuló. Después nos remontó Brasil y nos eliminaron. Digamos que esas son las cosas que sintetizan lo que fue ese Mundial. Brasil y Checoslovaquia llegarían a la final.

P. Contra Brasil también se lesionó Gracia y tuvo que marcar ‘tocado’ a Garrincha

R. No, no creo que influyera mucho. Ese Mundial lo ganó solo Garrincha. Normalmente metía menos goles, el que los hacía normalmente era Pelé, que se lesionó, como nos ocurrió también a nosotros con Di Stéfano. Yo creo que Gracia no estaba tan lesionado, lo que pasa es que no pudo con Garrincha porque no pudo nadie en ese Mundial. Se salió Garrincha.

SUAREZ ESPAÑAEL SUÁREZ SELECCIONADOR

P. Usted fue un gran formador de las categorías inferiores de España, ¿cómo de importante fue este proceso en los años 80?

R. Era un trabajo que me gustaba mucho. Creo que lo hice bien porque en esos años conseguimos llegar dos veces a la final, una la ganamos y la otra la perdimos. Mi trabajo consistía en formar e intentar sacar jugadores para que después fueran al combinado absoluto. De aquellos dos equipos Sub-21 que llegaron a dos finales, muchísimos jugadores llegaron a debutar con Miguel Muñoz. Y ya cuando llegué yo a ser seleccionador hice lo mismo, conocía a casi todos y continué el trabajo.

P. ¿Fue dura la prensa española durante el Mundial de Italia en 1990?

R. En el Mundial de Italia se creó un mal ambiente, todos sabemos que por obra de José María García, que organizó un tinglado y arrastró a todos. No hacía más que realizar críticas sin ton ni son, inventaba cosas, peleas, inventaba discusiones entre los jugadores, inventaba de todo. El caso es que, si no ganas, después te echan. A mi me echaron un poquito antes de tiempo por estas causas pero no pasa nada, es ley de vida…

P. ¿Las críticas de la prensa afectan mucho a los jugadores?

R. Si, mucho, mucho. Porque claro, si te critican porque has jugado mal, vale. Pero si no haces una cosa y dicen que la has hecho, sobre todo si se han peleado o algo… Son cosas feas. Y al final, por culpa mía, porque las cosas iban hacia mí, entraban ellos también en las críticas, y eso es lo que a mí me molestaba porque no daba tranquilidad al equipo.

Foto: marca.com

Foto: marca.com

BALÓN DE ORO ESPAÑOL

P. ¿Llegará algún español a conseguir lo que únicamente usted ha logrado?

R. Si te digo la verdad, creo que si no se lo llevaron cuando ganaron el Mundial Xavi o Iniesta… Creo que ese año debió ganarlo un jugador español porque habían hecho grandes cosas en el campeonato español y en el campeonato del mundo. Ese año creo que estuvieron mejor que Messi. No hay que olvidar que este trofeo se lo dan al mejor jugador de determinado año y ellos lo hicieron más completo. Probablemente se lo debió llevar Iniesta, que había marcado el gol del título. Cada vez está más difícil para los españoles, porque si no lo ganaron cuando levantaron el Mundial o las Eurocopas… les va a pasar un poco lo que le pasó a Raúl en su tiempo, que hizo cosas muy buenas pero se encontró con otro por ahí (Owen) que andaba muy fuerte esa temporada. De todas formas, lo importante es estar siempre en la élite, entre los mejores jugadores del mundo. Eso es lo que cuenta.

P. Hay una mítica fotografía en la que sale retirado en camilla mientras se fuma un cigarrillo.

R. ¡No puede ser! Si yo no fumaba. Cuando entrenaba si, pero cuando jugaba no. No lo recuerdo (Risas)

P. ¿Cómo resumiría Luis Suárez su relación con el fútbol?

R. El fútbol para mí es una cosa maravillosa, me lo dio todo. Era lo que soñaba desde que era un niño. Cumplí todos mis sueños cuando fui creciendo menos el de ganar el Mundial. Aun así, es una cosa maravillosa el fútbol.

“El fútbol para mí es algo maravilloso. He cumplido todos mis sueños excepto uno: ganar un Mundial”

Puedes leer esta entrevista en el número #49 de Kaiser Football

Puedes leer esta entrevista en el número #49 de Kaiser Football

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

1 Comentario en Luis Suárez: “En 2010 debió ganar el Balón de Oro un español”

  1. ¿Y ofrecéis esta pedazo de entrevista GRATIS? Joder… Nos tratáis demasiado bien.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Revista Patea | Todos los protagonistas que hicieron carrera en el Barça y la Juventus

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.