Novedades

Farinós: “En mi paso por el Inter me pesaron las lesiones”

Entrevista al exjugador valenciano, Francisco Javier Farinós

La trayectoria deportiva de un jugador como Francisco Javier Farinós (Valencia, 28/03/1978) ha sido una montaña rusa. De explotar siendo un chaval en un subcampeón de Europa, a su consolidación como jugador en el Hércules, pasando por un prematuro debut con España y a un fallida experiencia en el Inter por culpa de las lesiones. Farinós tiene mucho que contar.

Farinós en un encuentro con el Inter ante el Lecce | Foto: Claudio Villa/Allsport

Farinós en un encuentro con el Inter ante el Lecce | Foto: Claudio Villa/Allsport

P. ¿La infancia de Farinós está muy ligada al fútbol?

R. Empecé en el colegio y de ahí vas subiendo, te van llevando tus padres a jugar a campos más grandes y acabé en Los Cracks. Y de allí me fichó el Valencia, donde me quedé hasta llegar al primer equipo.

P. Siendo más pequeños, generalmente, lo que los chavales quieren es divertirse, ¿era este su caso?

R. Sí, sí. Cuando supe la posibilidad de jugar en el Valencia, yo lo que quería era seguir disfrutando con mis amigos y la verdad es que me costó irme de allí. Lo pasábamos realmente bien.

P. ¿Qué tiene el Mediterráneo que tanto le ha costado despegarte de él? (Valencia, Villarreal, Levante, Hércules y Mallorca)

R. He tenido la suerte de que, cuando acabé mi experiencia en Italia, me llegó la propuesta del Mallorca, y de allí también he estado por aquí. La verdad es que estar cerca de casa siempre hace mucho, es algo que siempre se valora de forma importante.

P. ¿Fue importante Jorge Valdano para usted?

R. Sí, por supuesto. El hombre que tenía en aquel momento la voz y el voto para ponerme en Primera División era Valdano. Yo siempre le estaré muy agradecido porque él fue muy valiente con un chaval como yo. Siempre hay alguien definitivo y ese hombre fue Valdano.

Farinós, Sébastien Frey y Andrea Pirlo, presentados por el Inter de Milán | Foto: Pinterest

Farinós, Sébastien Frey y Andrea Pirlo, presentados por el Inter de Milán | Foto: Pinterest

P. Compartió vestuario con dos fuera de serie como Romário y Ronaldo. ¿Le dejaron poso?

R. Como futbolistas, claro. Has jugado con los mejores y siempre te dejan algo. A Romário le veíamos en la televisión y siempre tratábamos de imitarlo cuando éramos más jóvenes. Cuando llegué al primer equipo del Valencia y tuve la oportunidad de jugar con él… fue como con Zubizarreta. Romário y Zubi fueron, para mí, muy importantes.

Cuando llegué al primer equipo del Valencia y tuve la oportunidad de jugar con Romário… fue como con Zubizarreta. Fueron, para mí, muy importantes.

P. Muchos recuerdan todavía sus polémicas de los penaltis con el ‘Burrito’ Ortega.

R. Yo creo que no lo recuerda nadie ya (Risas). Cada entrevista que me hacen me preguntan por eso, es normal… Creo que es una mera anécdota. La verdad es que yo tenía muchas ganas de marcar un gol y la mínima posibilidad intentaba aprovecharla. Se buscaba la polémica con aquello y no tiene más.

P. También hubo por ahí alguna que otra entrada dura en los entrenamientos. ¿Había mala relación con el ‘Burrito’?

R. No, mala relación ninguna. Además, yo creo que no era polémico. Cada uno es como es, pero la presión de los entrenamientos por jugar luego los partidos hace que te emplees mucho más y eso es natural en el fútbol, aunque como después sale en la prensa parece que no es normal pero te aseguro que es algo que pasa a diario. Los jugadores, entrenadores y clubes nos lo tomamos con más normalidad y no pasa nada, las peleas en los entrenamientos y hasta en los vestuarios. Normalmente no se pega la gente, simplemente son discusiones.

P. Se quedó con la miel en los labios en varias ocasiones. ¿Cree que aquel equipo y usted merecieron más?

R. No, tuvo lo que tuvo. Creo que, pensándolo bien, la recompensa fue buena, hicimos un gran trabajo. Llegamos muy lejos y cuando te ves allí acariciando la Champions te quedas con mal sabor de boca, pero la verdad es que lo valoramos mucho. Esos fueron buenos años pero también disfruté mucho en los años en el Hércules, parecía que yo ya estaba de vuelta, que estaba acabado y fueron los años en los que más me he divertido y en los que he podido dar mi 100%.

P. Hablando del Hércules, allí fue entrenado por Miroslav Djukic, precisamente compañero suyo en el Valencia. ¿Cómo se lleva eso?

R. Es una sensación extraña porque yo era joven en el Valencia y él era un veterano, la forma de actuar juntos en el vestuario era de una determinada forma y, de repente, unos años después, te encuentras con que es tu entrenador. Saber llevar eso, el respeto, es importante saberlo y tenerlo en mente. Es chocante al principio pero luego se lleva con normalidad.

P. ¿Quién era el compañero del centro del campo con el que mejor se entendía?

R. Por mis características y por cómo me entendía en el campo era con Albelda. Jugué poco con él pero también jugamos en las categorías inferiores y siempre he estado a gusto con él.

P. Aquel Valencia que alcanza la final de París funcionaba prácticamente como el mecanismo de un reloj. ¿Qué pasó aquella noche?

R. Nosotros no íbamos de favoritos, eso lo primero. Delante estaba el Real Madrid, con todas esas Copas de Europa a sus espaldas, así que no íbamos de favoritos. La verdad es que llevábamos una buena trayectoria en esa Champions y al final nos tocó perder, no queda otra.

P. ¿Usted la jugó sabiendo que se iba al Milan?

R. No, no. O no me acuerdo, realmente no me acuerdo, mira que han pasado años. Igual sí, eh. Pero si te soy honesto te voy a decir que ni me acuerdo. Al principio sí que es cierto que me iba al Milan pero luego apareció el Inter, no sé por qué en vez de ir a un sitio me fui al otro, ni me acuerdo.

P. He leído que en un principio iba a firmar con el Milan pero que Berlusconi se negó a pagar la cláusula y entró en escena el Inter para poner los 18 millones.

R. Sí, pues eso, así fue.

P. ¿Le pesó mucho el precio que se pagó por usted siendo tan joven?

R. No, me pesaron las lesiones. Tuve la mala fortuna de que, cuando estaba en Italia, me vinieron todos los males, me tuvieron que operar varias veces del pubis… prácticamente no fui capaz de coger mi nivel porque siempre tenía molestias de cualquier tipo.

P. ¿Qué es lo que más le llamó la atención del Calcio?

R. Dicen que hay muchas diferencias pero en el fútbol europeo se juega muy parecido. En ese momento, algunos equipos podían jugar un poco más defensivos pero la única diferencia es que los campos y los horarios eran diferentes, entonces el juego no es el mismo. Recuerdo jugar a las tres de la tarde con el campo seco, o con el campo nevado, eso realmente hace la única diferencia de juego.

P. En la UEFA, con el Inter, consigue debutar como portero por expulsión de Toldo…

R. Sí, un Valencia-Inter. En ese momento, el entrenador iba diciendo los nombres de los que podrían ponerse en la portería pero nadie quería ponerse. Entonces, el entrenador me dijo “pues ponte tú”. Imagínate, todo eso en el campo del Valencia… ¡Y no pasó nada! No tiraron casi a portería, por fortuna se ganó.

Farinós ataja un balón como portero en un Valencia vs Inter | Foto: futbolprimera.es

Farinós ataja un balón como portero en un Valencia vs Inter | Foto: futbolprimera.es

P. Uno repasa la lista de delanteros con los que ha compartido equipo y alucina: Ronaldo, Romário, ‘Piojo’ López, Palermo, Crespo, Trezeguet, Vieri, Adriano, Batistuta… Ha jugado con grandísimos delanteros, ¿el que más le sorprendió dentro del campo?

R. Cada uno te deja algo. Fíjate en todos los nombres que estás diciendo, cada uno tiene su cualidad, su forma de jugar… Pero bueno, creo que Ronaldo y Romário son los que más me han impresionado.

P. En una entrevista para El País asegura que se arrepiente de su comportamiento en Milán.

R. Cuando eres joven, vas a Italia y ganas dinero, tienes poco que hacer y en vez de hacer otras cosas solo te dedicas a gastar dinero, casi todos los días te ibas de compras, tenías una vida del color de rosa porque la verdad es que ganabas una pasta. A eso me refería en aquella entrevista, no a que se me fuera la pinza y me comprara Ferraris (Risas).

P. En Villarreal pasa unos buenos meses de fútbol en un club en el que se empezaba a construir un proyecto bastante ambicioso (Palermo, Belletti, Víctor, Guayre, Jorge López, Senna…)

R. Villarreal siempre es especial para mí porque cuando vine de Italia lo hice fastidiado y recién operado. En Villarreal pude sentirme de nuevo futbolista, me lo pasé muy bien, conocí a gente espectacular y tuve la suerte de jugar en Primera otra vez. Siempre estaré muy agradecido.

En Villarreal pude sentirme de nuevo futbolista, me lo pasé muy bien, conocí a gente espectacular y tuve la suerte de jugar en Primera otra vez.

P. Ronaldo Nazario dice que Héctor Cúper es muy malo. Usted le has tenido en tres equipos (Valencia, Inter y Mallorca), ¿lo comparte?

R. No, para nada. De Héctor Cúper miras en los equipos en los que ha estado y ves que es un gran entrenador. Lo que pasa es que cada equipo tiene su manera de ver el fútbol, de ver la vida, y nos pasamos la vida opinando de cómo piensan los demás. Cada entrenador tiene unas formas y que tomar unas decisiones. A veces son buenas o malas pero ya te digo que Cúper es buen entrenador.

P. Junto a Ronaldo vive su recuperación para su gran Mundial de 2002, el evento en el que volvió a ser el mejor o uno de los mejores.

R. Sí, pero tú en ese momento no lo sabías. Al final, como tienes tus cosas, terminas por preocuparte por ti mismo. Te impresionan jugadores como Ronaldo, Romário, Vieri… lo ves un día y empiezas a pensar en cómo juega, pero al día siguiente se te ha olvidado y lo único que quieres es competir y ganarte tú el puesto.

P. ¿Echando la vista hacia atrás, cree que las lesiones le han perjudicado demasiado?

R. No, ni poco ni mucho. Estoy encantado con la vida deportiva que he tenido, la verdad. Sí que es cierto que me hubiera gustado estar en plenas condiciones en algunos momentos, pero realmente no me lamento de nada. He tenido la carrera que he tenido y cojo lo bueno y lo malo.

P. Estuvo a prueba un par de semanas en el Charlton Athletic.

R. Me acuerdo de haberlo pasado muy mal. Después de haber estado bien allí. Mi vida deportiva se resume en que, después de volver de Italia y pasar por el Mallorca, a mí no me quería nadie. Entonces, el único que me quiso fue Subirats, que es un entrenador que tuve yo y que era el Director Deportivo del Hércules. Él me dijo que me esperaba y al final tuve que firmar con el Hércules, allí lo pasé mal, estuve muy fastidiado mentalmente y al final, pues mira, uno poco a poco resurge, ves que la vida no es del color de rosa, pasas baches, cambias el chip y luego me fue saliendo todo de maravilla. Te tomas el fútbol de diferente manera. Has jugado en campos grandes, competiciones como la Champions, con enormes jugadores… y luego ves la cruda realidad que es el fútbol, el equipo modesto en el que tienes que sobrevivir, en el que no te pagan como antes… y cuando asumes eso, consigues superar cualquier adversidad.

P. En el Levante seguro que disfrutó y con JIM de entrenador.

R. De verdad que donde yo me he divertido ha sido en los últimos años de mi carrera, te tomas las cosas de otra manera, lo disfrutas, conoces a gente increíble, y con el Levante también lo pasé muy bien.

P. Keylor Navas estaba en aquel Levante.

R. Sí, jugó algún partidito pero en aquel momento se contaba más con Munúa. Pero era un gran profesional y un buen amigo.

P. Al final de su carrera se vuelve a encontrar con su peor enemigo, las lesiones.

R. Sí, al final tienes que dejar el fútbol por una lesión. Ya llegaba mi hora, pero realmente tienes que dejar el fútbol por las lesiones. Fue un mal momento, te operan y no se pasa bien, pero como todo, se pasa.

P. Para historias de superación la de Jonás Gutiérrez, con el que coincidió en el Mallorca y que ha superado un cáncer.

R. No, no tengo relación con él. Recuerdo cómo era y estoy seguro de que ha superado todo por cómo es él, por su actitud, al final la vida te gratifica y él obtuvo su recompensa gracias a su forma de ver la vida y a su forma de ser.

P. ¿Qué es el fútbol para Francisco Javier Farinós?

R. El mejor trabajo del mundo.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

1 Comentario en Farinós: “En mi paso por el Inter me pesaron las lesiones”

  1. Farinós hablando bien de Héctor Cuper. Apaga y vamonos…

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.