Novedades

Jorge Gabrich: “Maradona celebró con champagne su marcha del Barça”

Entrevista a Jorge Gabrich

No todos los días se tiene la oportunidad de charlar con un futbolista que ha compartido vestuario con Diego Armando Maradona. Jorge Luis Gabrich (14/10/1963) es un jugador argentino que aterrizó en el Barcelona a principios de los '80. Nos hablará de su trayectoria desde que compartiera vestuario con el 'Pelusa', Quini, Schuster y compañía.

Foto: Miguel Moreno / Mundo Deportivo

Pregunta: Forma parte de aquella Argentina subcampeona del Mundial Sub-20 en 1983. ¿Qué piensa que le hubiera faltado a aquella selección para alcanzar el título?

Respuesta: Faltó un mayor volumen de juego, más decisión en nosotros mismos para encarar aquella final. Creo que nos pesó un poco la responsabilidad de afrontar ese partido.

P. ¿Le sorprendieron jugadores como Dunga o Bebeto en aquella Brasil?

R. Dunga sí, ya se veía que iba a ser un líder, también destacaba Geovani y Maurizinho. Bebeto no tuvo tan destacada actuación.

P. En cuartos de final derrotan a una selección de Países Bajos donde destacaba un tal Marco van Basten. ¿Se percibía por entonces que tendría alguna vez el nivel que llegó a alcanzar posteriormente?

R. Se notaba un jugador diferente, con gran clase, pero sin saber lo extraordinario que sería, el jugador en el que se convertiría luego. Una gran estrella mundial.

P. Tras aquel excepcional Mundial Sub-20, fichas por el Barça. ¿Cómo fue su llamada por el Barcelona? ¿Qué expectativas tenía?

R. Odriozola fue a ver ese Mundial y llevó los informes al Barcelona, también ayudó el hecho de que César Menotti fuera el entrenador para recomendarme. La verdad es que tenía muchas expectativas, pero era muy joven y quizás necesitaba mas adaptación, jugué pocos partidos en el Barcelona Atlètic y los pocos minutos que jugué con el primer equipo no fueron suficientes para demostrar que podía hacerlo mucho mejor, incluso el Barcelona me tenía que haber prestado a algún equipo en España, para foguearme ahí y no regresar a Argentina .

P. ¿Cree que fue un error dar el salto tan pronto?

R. Claro que fue un error… y más al no haber tenido oportunidades después. Regresó Maradona muy pronto y me tuve que quedar solo a entrenar, sin poder jugar. Me hubiese gustado haber vivido en la Masía en aquella época.

P. ¿Qué tal era su relación con Diego Maradona por aquel entonces en Barcelona?

R. Era muy buena, yo era muy introvertido y él me invitaba muchas veces a su casa, me daba un poco de vergüenza, aunque algunas veces fui. Después de aquella etapa me lo encontré en alguna ocasión y lo fui a visitar cuando estuvo muy mal en Uruguay, pero ya hace muchos años que no lo veo.

P. ¿Qué hay de cierto en la historia que dice que Maradona llenó su piscina de champagne para celebrar su marcha a Nápoles?

R. ¡Es verdad! Empezaron a tirar champagne los amigos que estaban allí para festejar su marcha al Nápoles pero se trataba de una cantidad menor, no como para llenar una piscina, fue algo simbólico.

P. En aquel equipo había jugadores de gran nivel como Maradona, Quini, Schuster… ¿Qué futbolistas de aquel Barça le sorprendieron más?

R. Schuster era un crack, como Carrasco. Quini era un gran definidor y una excelente persona, Migueli tenía mucha personalidad, Sánchez era un gran marcador y Urruti, que en paz descanse, era un gran portero.

P. Después se marchó a Argentina -Vélez y Instituto- y, tras ese paso, regresó a Europa para militar en las filas del histórico Stade Reims. ¿Qué conclusiones sacaría de su paso por Francia?

R. Malas porque tuve una lesión muy rara que no me podían detectar y después de algunos meses tuve que regresar a Argentina y me pude curar aquí.

P. Compartió vestuario en Newell’s con el Tata Martino. ¿Qué nos puede decir del antiguo entrenador del Barcelona?

R. Básicamente que se trataba de un gran jugador, muy inteligente dentro del campo para leer los partidos, también era muy técnico y con mucha visión de juego. Hoy en día es un gran director técnico, inteligente, con mucha personalidad y con un fútbol ofensivo que revolucionó en Newell’s. Una gran persona y un amigo, le deseo todo lo mejor y que tenga muchos éxitos.

P. Sus últimos años los pasó en el fútbol mexicano, donde consiguió labrarse un nombre a base de goles. ¿Qué necesitó para encontrar su sitio?

R. Confianza. Llegué a un equipo muy joven y ya el primer año logré 23 goles, luego hice 90 goles en todo el tiempo que estuve ahí en Mexico y fui campeón con Universidad Autónoma de Guadalajara. Un país con gente extraordinaria que siempre me hicieron sentir muy bien.

P. ¿Con qué jugador actual se identifica más por estilo de juego?

R. De aquí, de Argentina, con Scocco, que jugó en Newell’s. A nivel internacional, no sabría decirte actualmente porque sería faltar el respeto a tantas estrellas que hay hoy en día.

Puedes leer esta entrevista y muchas cosas más en nuestra revista #42

Redacción Kaiser

La revista digital Kaiser Football está compuesta por periodistas apasionados por el fútbol. Tratamos de acercar la mejor información con los mejores colaboradores.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.