Novedades

Jon Andoni Goikoetxea: “No merecimos perder contra Italia en el Mundial 94”

Entrevista a Jon Andoni Goikoetxea

Con motivo de los 20 años del Mundial de Estados Unidos de 1994, charlamos con Jon Andoni Goikoetxea (Pamplona, 21-10-1965). Goiko fue uno de los miembros del Dream Team de Cruyff y uno de los hombres importantes de aquel plantel de la selección española que llevó Javier Clemente a EE.UU. en 1994.

Jon-Andoni-GoikoetxeaPregunta: Si te digo Mundial 94 EE.UU ¿Qué se te viene a la cabeza?

Respuesta: Hombre, me vienen muy buenos recuerdos. Yo creo que para cualquier jugador, jugar un Mundial es difícil, es algo que sueñas, y te vienen muy buenos recuerdos, porque participas, porque encima fue en Estados Unidos, y porque en general yo creo que nos llevó a lo que queríamos. Personalmente fue una experiencia inolvidable.

P. ¿Te sorprendió el tema de la organización del Mundial para un país que no tenía demasiada tradición futbolística?

R. Pues sí, me sorprendió. No cabe duda de que estamos hablando de un país como Estados Unidos, que están acostumbrados a la organización de grandes eventos, y que es verdad que en cuanto a fútbol, no es el deporte rey si se puede decir así, pero lo cierto es que la organización fue perfecta. Tanto los campos, como los desplazamientos, la gente que acudía al campo, todo fue fenomenal. Una gran experiencia y organización.

P. Tú llegas al Mundial de 1994 tras unas buenas temporadas en el Barcelona, un Barcelona que intentó marcar una época. ¿Trataron de llevar también esto a la selección española?

R. Sí, fue una época muy buena del Barcelona, si no tan buena como la más reciente, sí que fue una racha de éxitos y de cuatro, cinco o seis años que llevábamos inolvidables. Si no recuerdo mal, fuimos nueve jugadores del Barça, y era una de las bases. Llevábamos mucho tiempo jugando juntos, en aquella época había mucho nacional, solamente había tres extranjeros en el equipo y por ese lado sí que la base eran muchos canteranos del Barça, Guardiola, Chapi, Amor,… Fuimos nueve jugadores, que se dice pronto, para ser un Mundial, quizás como ahora, igual no tanto, pero parecido.

“Para mí significa mucho marcar dos goles en un Mundial porque yo no he sido un goleador nato, era un jugador que banda que ha puesto muchos centros”

P. Anotaste dos goles en la cita mundialista ¿Qué significa para un jugador anotar en un Mundial?

R. Pues mucho, porque yo tampoco he sido un goleador nato, he hecho mis goles, pero he sido más un jugador de banda que normalmente he puesto muchos centros. Buenos recuerdos. Recuerdo mi primer gol a Corea de cabeza, y sobre todo el de Alemania, que era un partido importante donde empezamos ganando y luego empató Klinsmann. En aquel momento marqué dos goles en dos partidos y encima fueron goles que los tienes ahí, que hoy en día se acuerda mucha gente de ese gol a Alemania por cómo fue.

P. ¿Os sorprendió Corea? Ganabais 2-0 a falta de cinco minutos, marcó dos goles Corea ¿Os sorprendió el juego de los asiáticos?

R. Nos sorprendió, pero ya sabíamos un poco que estos equipos como Corea o Japón son equipos muy disciplinados, físicamente fuertes, con jugadores rápidos y muy pegajosos que poco a poco han ido evolucionando y hoy en día siguen dando guerra. Fue un partido en el que nos pusimos ganando bien, 2-0, aunque nos costó marcarlos, y luego pues nos empataron y bueno, no se nos complicó la clasificación, pero ya tuvimos que empatar con Alemania, ganar a Bolivia, y luego ya, cuando mejor estábamos, ganamos a Suiza y la eliminación con Italia.

P. En la fase de clasificación os medís ante la Alemania campeona del Mundo. ¿Hasta qué nivel os pensabais que iba a llegar esta Alemania? ¿Qué temíais de aquel equipo?

R. Temíamos todo. Alemania siempre es un rival peligroso, independientemente de los jugadores que tenga, siempre es una selección muy peligrosa. Sabíamos de la importancia del partido. Tuvimos la suerte de adelantarnos en el marcador, luego empató Klinsmann. Era una selección muy potente, con mucho físico y con grandes jugadores también. Temíamos ese partido, de ahí la importancia de tener que ganar a Corea y a Bolivia para pasar, y se nos complicó con el empate ante Corea.

P. Se habla mucho de esa gran generación alemana y de un centrocampista polivalente, un jugador total, como fue Lothar Matthäus, que fue uno de los líderes de aquel Mundial ¿Qué jugadores destacarías de aquella selección?

R. Sí, había grandes jugadores. Andreas Brehme, Klinsmann, si no recuerdo mal, y Lothar Matthäus, jugadores que, como les pasa a muchos, les falta hacer algo grande con su selección, pero bueno, Matthäus fue uno de los mejores jugadores que ha habido en Alemania. Yo recuerdo que era una selección muy potente, con mucho fútbol, con un gran físico,… Quizás ahora es más vistosa, parece ser que intenta jugar mucho más al fútbol, pero Alemania siempre ha sido un rival muy complicado.

P. De aquel Mundial, ¿Qué jugador recuerdas que te sorprendiera más porque te pusiera las cosas más difíciles de lo que te esperabas?

R. No recuerdo exactamente algún jugador en ese sentido, pero sí a nivel general de equipo me acuerdo de Bulgaria, que tenía una remesa de jugadores importantes, que llegó muy lejos, abanderados por Stoichkov, llegaron si no recuerdo mal ante Italia a las semifinales. De haber ganado a los italianos nos podía haber tocado ante ellos. También me acuerdo de Brasil, que Romário tenía mucha confianza en que iban a ganar el campeonato, ya durante la temporada nos lo comentaba. Las típicas selecciones fuertes que al final por pequeños detalles están ahí. Principalmente recuerdo Brasil y Bulgaria, que eran grandes selecciones, la de Bulgaria difícil que podamos volver a verles ahí.

P. Octavos de final, frente a Suiza. Una Suiza entrenada por Roy Hodgson que tenía como principal estrella a Stéphane Chapuisat. Realmente fue un paseo de España porque hicisteis uno de los mejores partidos en octavos de final, aunque es verdad que Suiza estuvo encuadrada en un grupo un poco flojo donde solamente Rumanía les podía plantar cara y Estados Unidos como anfitrión.

R. Sí, la verdad es que nos sorprendió cómo les ganamos. Un resultado de 3-0, además un partido cómodo desde el principio. Creo que marcó Hierro y Luis Enrique, y lo llevamos muy bien. Fue uno de los partidos más cómodos que habíamos jugado tanto en el Mundial como en las previas. La selección yo creo que iba a más, y en ese aspecto, siempre se nos queda ahí el recuerdo de que pudimos hacer algo más en aquel Mundial porque teníamos la sensación de que íbamos a más.

P. El partido fatídico ante Italia en cuartos de final ¿Creíais que teníais mejor plantilla que Italia? ¿Merecisteis pasar aquella eliminatoria?

R. Eso ahora es difícil decirlo. Tuvimos nuestras opciones, nuestras oportunidades. Hubo momentos muy buenos nuestros que dominamos y que lo teníamos ahí, pero luego se acumuló todo, un poquito la mala suerte, fallamos ocasiones, y en una jugada aislada Roberto Baggio nos metió, también el primer gol Dino Baggio. Italia era también una selección fuerte, pero sí que tuvimos una de las mejores oportunidades hasta ese momento de haber dado un pasito más y haber superado esos cuartos de final, pero bueno, las circunstancias fueron que nos volvimos a quedar en cuartos a pesar de hacer, en general, un buen Mundial.

P. Has hablado de los malditos cuartos. ¿La fama de esta ronda y la selección española se gana en ese Mundial? ¿Sentís impotencia al no poder eliminar a Italia con el codazo de Tassotti, las ocasiones claras, etc?

R. Sí, porque tal y como transcurrió el Mundial y ese partido, veíamos que era la ocasión. Sabíamos que nos podía tocar Bulgaria, que a pesar de que tenían una buena selección, podíamos llegar mucho más lejos. Pero fallamos ocasiones muy claras, el posible penalti a Luis Enrique,… Son partidos muy igualados que se deciden por pequeños detalles. Yo creo que no merecimos perder ese día, pero ante selecciones como Italia o Alemania, pequeños detalles son decisivos. Pero bueno, eso nos sirvió para poder aprender y por fin nos hemos quitado esa espina y últimamente la selección nos está dando muchas alegrías.

“Italia tenía a Roberto Baggio, que estaba en un gran momento, junto a gente como Dino Baggio, Maldini, Massaro… Era una gran selección y Baggio, con diferencia, de lo mejor”

P. El codazo de Tassotti a Luis Enrique quizás es uno de los momentos más característicos que ha vivido España en la historia de los Mundiales. ¿Cómo viviste tú ese momento?

R. En aquel momento, no sé si puse yo el centro, pero no te das cuenta, pero luego ves las imágenes y fue una jugada muy clara. Sí que fue mucha impotencia, sobre todo por Luis Enrique que lo vivió en primera persona, por el codazo y por la jugada y que no puedes hacer nada. En aquel momento en el campo sé que pasó algo pero no lo vi tan claro, pero luego ves a Luis Enrique cómo tenía la nariz y te das cuenta, pero bueno, son cosas que pasan.

P. ¿Cómo era Roberto Baggio como futbolista? ¿Dentro del campo notabas que era un futbolista diferente?

R. Sí, era un jugador con muchísima calidad que estaba en un gran momento, quizás no hacía a veces sus mejores partidos pero siempre goleaba, siempre tenía sus disparos, su calidad, y tenía alrededor gente muy buena como Dino Baggio, Maldini atrás, arriba Massaro, etc. Tenían una buena selección y Roberto Baggio fue de lo mejor de Italia con diferencia.

P. ¿Con qué jugador de aquella selección española te quedarías?

R. No había grandes individualidades, a Clemente lo que más le gustaba era como bloque. Sí que había jugadores atrás como Rafa Alkorta, Miguel Ángel Nadal, en el centro del campo teníamos calidad con Guardiola, Guillermo Amor, teníamos buenos laterales, ‘Chapi’ Ferrer, Sergi, estaba Caminero también, teníamos una mezcla de todo. Destacar es difícil, yo creo que respondíamos más como bloque, quizás no era un fútbol muy vistoso porque a Clemente le gustaba otro tipo de juego, y en ese aspecto había muchos jugadores de muchísima calidad pero destacábamos más como bloque.

P. ¿Alguna anécdota que recuerdes de dentro del vestuario de aquel Mundial?

R. Después de la eliminación bajaron muchas personalidades y nos animaron, a pesar de la impotencia. También una cena que tuvimos con Plácido Domingo, que también nos animó mucho. Me acuerdo también que, dentro de lo malo, nos eliminaron y me pillaba algún día de San Fermín. Pero bueno, me pilla lejos, pero me acuerdo que en general nos quedamos bastante satisfechos pero con mucha impotencia.

Redacción Kaiser

La revista digital Kaiser Football está compuesta por periodistas apasionados por el fútbol. Tratamos de acercar la mejor información con los mejores colaboradores.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.