Novedades

Joaquín Peiró: “Traté de coger las mejores cualidades de Helenio Herrera”

Entrevista a Joaquín Peiró

Tener la oportunidad de charlar con un miembro del Grande Inter de Helenio Herrera es un lujo al alcance de muy pocos. Si recientemente pudimos hablar con Luis Suárez, esta vez nos hemos encontrado con Joaquín Peiró (Madrid, 1936). El paso de los años comienza a hacer mella en la memoria de un Peiró cuyos recuerdos comienzan a evaporarse. Aun así, nos dejará algunos detalles de su etapa interista, así como de su paso por Torino y Roma.

Foto: rtve.es

peiro+6263Pregunta: ¿Cómo se da su fichaje por el Torino?

Respuesta: Vinieron ellos al Atlético. No recuerdo demasiado bien la situación… Yo estaba en el Atlético y vino un día el presidente y me explicó que el club necesitaba realizar la operación, económicamente les venía bien. Yo le dije: “Mire Presi, yo no voy a demostrar ahora que soy bueno, si quiere usted lo miramos y arreglamos la cosa”. Y me dijo que necesitaba el dinero para los chicos.

P. ¿Le apetecía embarcarse en aquella aventura?

R. Pues sí. Si no, no hubiera ido. Habría sido desagradable. Yo estaba bien en el Atleti, pero no me importaba irme.

P. ¿Cómo se encontró al Torino a su llegada?

R. El club vivía bien, económicamente les iba muy bien, y lo llevaban muy bien, la verdad.

P. ¿Se notaba cierto pesimismo tras la Tragedia de Superga acontecida algunos años antes?

R. No, nosotros no. Ellos eran más sufridores. Después me crucé en el Inter con jugadores como Sandro Mazzola que habían tenido el problema de su padre Valentino, que falleció en el avión. Pero había algunos que habían sufrido también con el accidente.

Restos del avión siniestrado en la Tragedia de Superga

Restos del avión siniestrado en la Tragedia de Superga

P. ¿Llegó a coincidir con Gigi Meroni?

R. No, Meroni vino después.

P. Con el que sí que coincidió fue con Enzo Bearzot

R. ¡Bearzot, si! Ese era centrocampista, era el titular del equipo y de la selección.

P. ¿Recuerda al resto de sus compañeros?

R. A Poletti. Era lateral. No es el mejor jugador de aquel Torino, era un buen jugador que defendía muy bien sobre el terreno de juego.

P. ¿Por qué no formó parte del elenco que se proclamó campeón de la Eurocopa en 1964?

R. Fui a los Mundiales de Chile 1962 y al de Inglaterra 1966, pero a la Eurocopa no pude ir porque tenía un problema con los tobillos. No estaba en condiciones de jugar. Me habían dado un palo…

PEIRÓ

P. En Italia ‘daban’ mucho

R. Joder si daban…

P. ¿Más que en España?

R. No, igual… aquí te encontrabas con Benito… pufff. Había mucha igualdad y había que estar muy vivos, esperando que no te sacudieran.

P. ¿Qué tenía de especial Helenio Herrera?

R. Desde que se levantaba a las 8 de la mañana, ya era el mismo, apasionado por el fútbol. [Se queda un rato pensativo, nostálgico]… pobrecito.

P. ¿Cómo era en los entrenamientos?

R. Desde el momento en el que salíamos del vestuario, ya estaba él allí y nos ponía firmes. Era muy estricto, si. Pero él te ayudaba.

P. ¿Le echaba la bronca?

R. No, aunque tuve una vez una. Yo me quedé allí alucinando y pensando: “Pero bueno, este tío está loco”.

P. ¿Qué le decía?

R. Fue en Chile, cuando el Mundial de 1962. Yo tenía un pequeño saloncito e iba acompañado de otro jugador y no me dio más cuartel. Mi compañero se revolvía por las noches, se despertaba… Y eso a mí no me gustaba y me quejé.

¿Quién era el compañero?

R. Ya te lo diré (Risas). Pero bueno… Helenio Herrera trataba muy duro, pero también te apoyaba mucho cuando necesitabas una ayuda.

herrera32

P. Y con el tema de las primas también se portaba…

R. Las primas eran buenas. Más que las tías (Risas)

P. Siempre se ha dicho que Herrera no tenía buena relación con Di Stéfano y Puskás

R. No se llevaban bien, no. Pero nunca discutieron fuerte, nada grave que pudiera alarmar. Se contestaban mal algunas cosas pero nada muy importante. Helenio Herrera no iba totalmente bien no nadie.

P. Me contó Luis Suárez que un día en el que habían ido a entrenar por el campo, él se quedó rezagado junto a Corso y Hitchens. Al llegar al punto de encuentro, Herrera no les esperó, se marchó con el autobús y les tocó volverse haciendo autostop

R. (Risas) Sí, sí. Porque él tenía que hacer algo. Pero bueno, Luis se llevaba muy bien con él y Helenio Herrera por Luis Suárez daba la vida.

P. ¿Era Suárez la estrella del equipo por delante de Mazzola?

R. Sí. Era la estrella. Pero Helenio Herrera era muy inteligente y no se olvidaba de nadie. Sabía llevar muy bien el vestuario.

luissuarez2

P. ¿Le afectaba el hecho de que ya hubiera dos extranjeros –Suárez y Jair- en el equipo?

R. Bueno, los dos extranjeros éramos Luis Suárez y yo. Jair jugaba algunos partidos, los amistosos y otros. Éramos muchos jugadores, luego ya cuando llegó la Copa de Europa jugábamos todos.

P. ¿Le traerá buenos recuerdos una jugada en la semifinal de Copa de Europa contra el Liverpool?

R. ¡La remontada! Si, me trae buenos recuerdos. Se la hice muy bien al portero (Risas). ¡Y corrieron detrás de mi!

P. A partir de aquel día le pusieron un mote…

¡Rapinatore! Allí el rapinatore es un ladronzuelo y con aquel gol contra el Liverpool me empezaron a llamar así. Fue una pelota que me metió Luis Suárez, salí lanzado y él me la puso por delante, pero el portero me la quitó. Me di la vuelta, empecé a andar despacito, pero con el rabillo del ojo le iba mirando. Se preparó la pelota para sacar y le enganché, le quité la pelota y marqué el gol. Y de allí viene lo del rapinatore. Me quedó para siempre en Italia, por parte de los periodistas y de los compañeros.

P. Un periodista que también ponía muchos motes era Gianni Brera.

Teníamos conversaciones siempre, nos llevábamos muy bien. Inventaba apodos a unos y otros. No sé si lo del rapinatore vendría de él…

P. Ferruccio Mazzola -hermano de Sandro- dijo que aquel Inter se dopaba y que Helenio Herrera administraba sustancias a sus jugadores

(Risas) No sé a quién le daría nada. Al que se la diera se lo tragaba y adiós. A mi no me han dado ni batidos ni pastillas. Nada. Ni las que daba como vitaminas.

P. Décadas después, usted llegaría a ser entrenador de élite. ¿Cogió cosas de Helenio Herrera para su metodología de trabajo?

Sí. Tenía muy buenas cosas y yo traté de coger de él sus mejores cualidades. Esas insinuaciones que él hacía y que podían ayudar a que el equipo rindiera, sobre todo.

P. ¿Cuál es su mejor recuerdo en el Inter?

La Copa de Europa.

P. ¿Y el peor?

No hemos tenido un mal momento, no hubo ningún momento especialmente desagradable.

P. En Roma usted fue el máximo goleador en su primera temporada. ¿Adquiere un rol importante desde el centro del campo?

Sí. Depende del equipo adversario, pero me desmarcaba de un lado a otro. Jugaba de mediapunta o más retrasado… pero a mí me gustaba jugar arriba. Recibía el golpe, pero siempre arriba.

Durante su etapa en la Roma, Joaquín Peiró retrasa un poco más su posición, ocupando una demarcación más centrada y retrasada

P. Claro, para aprovechar mejor su velocidad

Eso es, yo pasaba a los defensas y les decía “¡hasta luego!” (Risas)

P. Coincidió en el campo con Fabio Capello

Con Capello jugué en la Roma. Un buen compañero. Sabía que iba a ser bueno en todo lo que hiciera. Tenía un carácter muy fuerte pero le duraba dos o tres minutos. Le decíamos: “Fabio, ¿qué te pasa? ¿Estás parado?” y él se giraba y te decía barbaridades.

P. También coincide con H.H. en la Roma. ¿Cambió como entrenador Helenio Herrera respecto a su etapa en el Inter?

Coincidimos muy poco. Él no cambió mucho, era de ideas muy firmes.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

3 Comments en Joaquín Peiró: “Traté de coger las mejores cualidades de Helenio Herrera”

  1. Carlos Rodríguez // noviembre 3, 2014 en 12:33 am // Responder

    Si bien es cierto, que la estrella de ese Inter era Luis Suárez, la figura de Peiró no debería quedar olvidada. Gran entrevista

  2. A mí no me ha gustado la entrevista; es lo mismo de siempre: anécdotas y más anécdotas. Me gustaría que las entrevistas fuesen sobre fútbol, sobre los aspectos del juego, y no sobre el carácter de Mengano y Zutano ni sobre lo que hacían unos u otros.

    Me hace gracia, por cierto, lo convencidos que están muchos cuando hablan de ciertos protagonistas. Peiró estaba convencido de que Capello haría muchas cosas. Pues bueno, eso de ejercer la adivinación, no sé yo, por mucho carácter que tuviese Capello. El carácter no siempre es útil.

    • Redacción Kaiser // febrero 1, 2018 en 12:24 pm // Responder

      Buenas! En uno de los vídeos que acompañan el artículo puedes ver que le pedimos que nos explicase el funcionamiento táctico y la disposición y alguna clave del Inter de Helenio Herrera.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Il regalo più bello del mondo | Ecos del Balón

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.