Novedades

Abdeslam Ouaddou: “El Mundial de Qatar será el de la vergüenza”

El exjugador marroquí critica el incumplimiento de los derechos humanos en Qatar

La vida de Abdeslam Ouaddou (Marruecos, 01/11/1978) dio un giro de 180 grados en la que fuera su última experiencia deportiva. Maltratado y atacado en su paso por Qatar, Ouaddou se convirtió en uno de los más firmes activistas contra la celebración del Mundial de Qatar 2022. Sus declaraciones han abierto heridas que prometen no cicatrizar pronto. Qatar se ha ganado a un enemigo.

Pregunta: Usted fue entrenado por Jean Tiganá en el Fulham. Un africano que creció en Francia, al igual que usted. ¿Qué aprendió de este mito del fútbol francés?

Respuesta: Fue un honor contar con el señor Tiganá como entrenador, él fue un gran jugador del que yo era fan cuando era un niño en la escuela del fútbol. Entonces, en el Fulham, conseguí progresar enormemente en términos futbolísticos. Tiganá es un hombre riguroso en su trabajo, que requiere una gran inversión para los jugadores pero al mismo tiempo él quiere a sus jugadores. Yo creo que es alguien pacificador, alguien pedagogo, técnico y lo resaltaría más que nada por una cualidad importante que tenía y es que los jugadores deben sentir la honestidad de la persona que les dirige.

P. Otro entrenador que también fue decisivo en su carrera fue Laszlo Boloni. ¿Qué le aportó el entrenador rumano?

R. Laszlo es alguien de quien guardo un gran respeto, ahora se ha convertido en un gran amigo. Fue él quien me dio la oportunidad cuando tenía 18 años, cuando vino a verme al centro de formación y dijo: “Usted es un buen defensor, pero para convertirse en un jugador profesional lo que usted necesita es convertirse en un muy buen defensor, por lo que hay que trabajar más para mejorar su pie izquierdo, su juego aéreo y su recuperación”. Me obligó durante tres años a trabajar en una pared con el balón durante 30 minutos al final de cada entrenamiento. Él también decía que si le escuchaba llegaría a hacer de mí un jugador internacional. Así que ya ves que es evidentemente alguien al que tener muy en cuenta durante mi carrera. Para hablar de él, debo decir que es un entrenador de un nivel muy alto, que hizo un buen trabajo en el Sporting de Lisboa y que sabe de fútbol, pero creo que su rigor a veces puede molestar a los jugadores que no están dispuestos a invertir.

“Laszlo Boloni me dio la oportunidad con 18 años y me obligó durante tres años a trabajar en una pared con el balón”

P. Compartió vestuario en el Fulham con Edwin van der Sar y en el Rennes con Petr Cech. ¿Qué recuerdos le han dejado dos de los mejores porteros de la historia reciente?

R. Antes de hablar de ellos como porteros lo haré como personas: ellos son hombres de gran humildad, generosos y enormemente perfeccionistas. No me sorprende que ellos hayan estado entre los cinco mejores porteros del mundo. También aprecio mucho a Nikopolidis, del Olympiacos, y a Rivaldo, que es un gran señor del fútbol.

P. Por aquel entonces sobresalían dos jugadores que parecía que acabarían siendo dos de los mejores de Europa y al final se quedaron un poco, Kim Kallström y Yoann Gourcuff. ¿Por qué cree que no consiguieron llegar más lejos?

R. Efectivamente, ellos son dos jugadores con un gran talento. Desgraciadamente, las lesiones han frenado su progreso y no han sido capaces de alcanzar las expectativas que había puestas en ellos. El aspecto de la salud es algo muy importante para llegar a lo más alto.

“Petr Cech y Van der Sar son hombres de gran humildad, generosos y enormemente perfeccionistas. No me sorprende que hayan sido los mejores del mundo”

P. ¿Cuál fue el mejor momento de su carrera deportiva?

R. Mi primer contrato profesional. Recuerdo las lágrimas de mi padre, que había emigrado de Marruecos a Francia en 1970 para poder satisfacer nuestras necesidades, él estaba muy orgulloso. Yo me fui feliz porque mi club me dijo que iba a firmar un contrato de cinco años, aquel fue el comienzo de una aventura para mí y tengo que decir que el fútbol me formó como hombre y como ciudadano. El deporte me inculcó los valores de generosidad, la solidaridad, el respeto y la tolerancia. El segundo mejor recuerdo de mi carrera fue la final de la Copa de África con Marruecos, que realmente teníamos un equipo que desarrolló un buen fútbol… un poco como el Barça (Risas).

P. ¿Usted fue víctima de algún acto racista durante tu etapa en el fútbol inglés o en Francia?

R. Sí, en el año 2007, en Francia. Fue un desafortunado episodio y es, sobre todo, un sufrimiento que debe ser combatido y que no deben dejar entrar en nuestros estadios. El fútbol es un modelo étnico-cultural que tiene la capacidad de atraer al mundo, por lo que UEFA, la FIFA y las federaciones deberían asegurarse de proteger la sensibilidad de la gente. Yo pienso que el racismo es la ignorancia del otro, el miedo al prójimo y la falta de educación. El racismo no tiene fronteras, existe en todas partes, es el hombre el que lo ha creado.

“Mi mejor recuerdo es el momento en el que me hicieron mi primer contrato profesional. Recuerdo las lágrimas de mi padre, que había emigrado a Francia en 1970”

P. Inicialmente decide retirarse con 31 años (febrero de 2010). ¿Había perdido la ilusión por un fútbol cada vez más comercial?

R. Más bien fue mi carrera internacional la que dejé en 2010, más bien diría que me retiré en 2013. Era el momento adecuado para colgar las botas, yo podría haber continuado pero quería que la decisión la pudiera tomar por mí mismo. Y, sobre todo, tengo cuatro hijos con los que quería pasar más tiempo y verlos crecer.

P. En 2010 llega a Qatar para jugar en el Lekhwiya, club del jeque Al-Thani (PSG). ¿Cuál es su primera impresión del club y del país?

R. El Lekhwiya era un club en el que me he divertido, conseguimos terminar campeones y los dirigentes fueron correctos y respetuosos.

P. Al final de la primera temporada en Qatar, cuando regresa a Francia, las cosas comienzan a complicarse, ¿qué sucedió?

R. Sí, es verdad que yo era el capitán y que era una temporada fantástica. Al regresar, los dirigentes me dijeron que tenía que cambiar de club. A mi me sorprendió porque había firmado ya mi contrato con el Lakhewyia. Ellos me obligaron a irme por órdenes que venían del Jeque Tamim. Así que me fui al Qatar Sport Club, donde yo no conocía a nadie.

P. ¿Puede contarnos qué ocurrió después, cuando le enviaron al Qatar SC?

R. Fue una temporada muy normal y me volví a Francia para disfrutar de mis vacaciones. Cuando regresé, los dirigentes me dijeron que querían cancelar mi contrato de un año a cambio de un mes de mi salario. Yo me negué y ellos empezaron a realizar algunas cosas antideportivas, me dejaron sin salario, confiscaron el coche para que no fuera a los entrenamientos y para así tener la ocasión de echarme la culpa a la hora de poder rescindir mi contrato sin indemnizaciones, ellos cortaron la electricidad de mi casa y me llevaron a entrenar dos veces al día con más de 50 grados.

P. En una entrevista para Le Monde afirma que en Qatar fue tratado como un esclavo, ¿piensa que es este un detalle cultural del país?

R. Hoy con mi caso y el del Zahir Belounis (futbolista franco-argelino que denunció en 2012 el chantaje y maltrato por parte del Al-Jaish, su equipo en Qatar), ellos centran su atención en la imagen de los preparativos de la Copa del Mundo, pero sé que la gente todavía está atrapada en Qatar con la prohibición de salir de Qatar. Esto atenta contra los derechos humanos…

P. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta un trabajador en Qatar?

R. La situación de los trabajadores es un escándalo humanitario y las grandes potencias occidentales condenan lo que sucede, los trabajadores no tienen derechos, ellos trabajan durante largas horas por una miseria, no tiene seguro sanitario ni hay seguridad en los lugares de trabajo. La confiscación de pasaportes, duermen hacinados en habitaciones de 30 personas, no pueden regresar a sus hogares a causa del sistema de Kafala (nombre que se da en el derecho islámico a la institución del cuidado de un niño/a por una persona distinta a la de sus padres biológicos), hay 400 muertes cada año en las sedes de la Copa del Mundo, donde se celebrará el partido inaugural en 2022, si nada cambia, se estima en más de 4.000 muertos. El mundo del deporte debe decir basta a esta farsa. Nosotros no podemos tolerar la esclavitud de un país y los muertos en los estadios. Nosotros tenemos unos futbolistas con ética, entonces si la moralidad de Qatar no cambia para proteger la legislación de los trabajadores y no se va a abolir la Kafala, será la Copa del Mundo de la vergüenza, de la esclavitud y del incumplimiento de los derechos humanos.

P. ¿A usted le siguen debiendo dinero?

R. Yo gané mi proceso con la FIFA hace ocho meses y el Qatar Sport Club no quiere pagarme a pesar de la medida cautelar de la FIFA, pero la FIFPro intervino y finalmente pagaron. Ellos pensaban que con su poder financiero conseguirían ganar el proceso pero al final perdieron.

P. Actualmente trabaja para que se haga justicia y se respeten los derechos humanos en Qatar. Una de sus campañas se dirige hacia la Copa del Mundo de 2022. ¿Por qué no debe celebrarse el Mundial en Qatar?

R. La Copa del Mundo no debe celebrarse en Qatar por las siguientes razones: La sospecha de corrupción. ¿Dónde está el Informe García? El Testimonio de Phaedra Al-Majid, no se respetan los derechos humanos ni de los trabajadores, la esclavitud, la violación del 13% de las mujeres en prisiones de Qatar, sin posibilidad de asistencia legal, el calor, la Copa del Mundo se ha jugado siempre en verano, ¿por qué hacerlo en invierno?. Los cambios en los calendarios europeos, la Champions League y los campeonatos nacionales, los cargos no válidos en informe de la candidatura inglesa, australiana, americana, japonesa, etc.

Re-Run The Vote es la campaña de Ouaddou para reasignar la Copa del Mundo 2022 a un país que respete los derechos de los trabajadores, de los hombres y las mujeres

P. Imagino que sus acusaciones habrán hecho daño en Qatar. ¿Ha llegado a recibir amenazas?

R. Sí, al principio, pero ahora menos… Informo a la policía cada vez que me pasa alguna cosa de estas.

P. ¿Podría explicar a nuestros lectores en qué consiste el proyecto www.rerunthevote.org?

R. Esta campaña busca reasignar la Copa del Mundo a un país que respete los derechos de los trabajadores, de los hombres y las mujeres. Qatar no respeta esos derechos por lo que tratamos de sensibilizar a la gente del mundo para que boicoteen esta Copa del Mundo. Hay que conseguir que se vote de nuevo.

Puedes disfrutar de esta entrevista y de muchos reportajes más, pinchando en la imagen

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.