Novedades

Jokanovic, el motor serbio que triunfó en España

Recuerdo del jugador del serbio por España

La guerra de los Balcanes aceleró el éxodo de la mayoría de los protagonistas de la generación dorada del fútbol yugoslavo. Para Slavisa Jokanovic fue el principio de su historia de amor con España, con un corto pero intenso paso por la Premier. El centrocampista serbio estuvo en algunos de los momentos más intensos del fútbol de los 90 transformándose, por derecho propio, en uno de los rostros más simbólicos en España.

Cuando tenía 19 años, Jokanovic vivía en un país destinado a separarse de forma violenta y abrupta. Pero esas nubes grises que avisaban de lejos no le impidieron  cumplir el sueño de toda una vida. Estábamos en el verano de 1989 y la vieja orden todavía gobernaba en un mundo bipolar. El muro de Berlín estaba de pie, la gran Yugoslavia de Tito seguía unida y, contra todo pronóstico, el Voivodina terminaba la temporada como campeón yugoslavo por delante de los poderosos Estrella Roja, Partizan o Dinamo de Zagreb.

Los goles y asistencias del joven adolescente nacido en la pequeña Novi Sad – más tarde uno de los palcos de la guerra de los Balcanes – fueron determinantes para que los modestos locales fuesen capaces de burlar el destino. Años después casi nada quedaba del Voivodina en un país en guerra. Jokanovic ya no estaba. Tres años en Belgrado, con los colores del Partizan, y el sonido ensordecedor de los tambores de guerra llevaron a uno de los grandes protagonistas de la edad dorada del fútbol a emigrar. Su destino estaba bastante lejos de los obuses y gritos de desespero que invadieron su país. España iba a ser su nueva casa a lo largo de la década siguiente.

42447425

Jokanovic llegó a la liga española en 1993 para firmar por el Oviedo. Si sus vecinos de Gijón podían presumir de haberse convertido en el refugio de la elite de la vieja Union Soviética, en Oviedo triunfaban los exyugoslavos gracias a la influencia de Radomir Antic. El club tenía en sus filas a los croatas Nikola Jerkan, Janko Jankovic y Robert Prosinecki (cedido en el 95 por el Real Madrid). La llegada de Jokanovic reforzaba el contingente balcánico que vivía en perfecta armonía aunque sus compatriotas siguiesen en guerra. Duro, implacable y con un sentido del desarme tremendo, el medio de Novi Sad se hizo fácilmente con el puesto de pivot defensivo del mediocampo del Oviedo en los dos años que estuvo al servicio del conjunto asturiano.

Su espíritu guerrero estaba a la altura de la exigencia del mítico Carlos Tartiere como avalan sus más de 60 partidos en dos temporadas. Raro era el encuentro del Oviedo que no contase con su contribución. De tal modo se había hecho con un hueco en el corazón de los seguidores del fútbol español que, en 1995, a la vez que el Oviedo empezaba su descenso a los infiernos, el serbio fue seducido por la oportunidad de reforzar a un ascendente Tenerife, con Juanma Lillo en los banquillos, un equipo de porte europeo.

JEwd4

En la isla canaria nadie se sorprendió con su constante rendimiento deportivo y su impresionante despliegue físico, que demostró a lo largo de sus cuatro años de azul y blanco, aunque también se le recuerda por el infame pisotón que terminó con Fernando Redondo apartado de los terrenos de juego por largos meses.

Slavisa había cambiado los colores de su traje pero no su modus operandi. Tenía ya treinta años pero estaba claro que seguía siendo un valor seguro. De tal modo que su hora de gloria estaba a punto de llegar. Un nuevo viaje por tierras hispanas le volvió a llevar a la zona norte, a Galicia. Por tercera vez, un equipo blanquiazul se cruzaba en su camino pero al contrario de su larga relación con Oviedo y Tenerife. La historia de Jokanovic con el Deportivo de la Coruña fue corta pero muy intensa. Elegido por Irureta para ayudar a reforzar la medular de su “Super Depor” – al lado de dos titanes como eran Mauro Silva, Flavio Conceição y Donato –, su aportación en la campaña liguera fue determinante para que el club gallego terminara el año con su primer y hasta hoy único título de liga. Años después del drama de Djukic y ese penalti que quedará en la memoria de todos, el Deportivo era finalmente campeón de España.

Jokanovic se convirtió en uno de los mejores jugadores que pasaron por el Real Oviedo, aunque también destacó en Tenerife y Coruña.

Habían pasado doce años desde el último título de Jokanovic pero la dificultad de la proeza del Dépor seguramente le recordó al serbio la misma sensación que su primera vez. Fue el primer y último trofeo logrado en su carrera en A Coruña. Ese verano el serbio firmó por el Chelsea pero su etapa en la Premier League no fue dorada. Dos años, pocos partidos y una rescisión por mutuo acuerdo entre club y jugador precipitaron el final de su carrera como futbolista, aunque Jokanovic volvió a España para jugar por el Ciudad de Murcia, equipo con el cual estuvo solamente un par de meses antes de colgar las botas.

slavisa-jokanovic_485x364

La relación de Jokanovic con España se había convertido en una bonita historia de amor  y el serbio cambió su residencia de forma permanente a Madrid, donde empezó también su aventura en los banquillos en el Atlético de Pinto. Duró poco su aprendizaje en tierras españolas ya que su antiguo club, el Partizan de Belgrado, llamó a su puerta para entregarle el mando del equipo. Con su familia todavía en Madrid, Slavisa empezó su particular viaje por los banquillos de forma triunfal – con dos títulos de liga consecutivos – antes de pasar de forma curiosa por el fútbol tailandés.

Desde entonces su estrella parece que se ha estacando ya que, después de pasar por Bulgaria sin éxito, su experiencia en el Watford inglés tampoco le ha sido beneficiosa. Su viejo sueño de entrenar en España sigue vivo y  verle en los banquillos de la Liga puede traer míticos recuerdos de esas tardes de fin de semana  cuando Jokanovic parecía estar siempre ahí, como uno de esos todoterrenos a los que nunca fallan el motor.

Miguel L. Pereira

Periodista y historiador, apasionado del fútbol desde sus origenes hasta ayer por la noche. Director de @FutebolMagazine y Redactor en Kaiser. Autor de los libros 'Noites Europeias', 'Sonhos Dourados' y 'Kroos: El Maestro Invisible'.
Twitter: @Miguel_LPereira

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.