Novedades

Ian Harte, el irlandés del golpeo implacable

La trayectoria del jugador irlandés en el Levante

Fue uno de los mejores laterales de su generación. Su pegada a balón parado era mítica, casi tanto como sus carreras por el carril izquierdo que tanto entusiasmaron al público de Elland Road. Cuando las deudas condenaron al Leeds al descenso, Harte encontró en España un sorprendente refugio de sol. Sus tres años con la camiseta del Levante tienen mucho que contar.

El Levante UD llevaba cuarenta años sin pisar los campos de primera. El equipo donde había pasado un mito como Johan Cruyff, condenado a vivir a la sombra de su vecino murciélago, volvía a soñar bajo la mano de Bernd Schuster que empezaba a fraguar un cierto aire de magia alrededor de su futuro como entrenador. En ese verano de tanta expectación, entre los fichajes realizados por el club para afrontar un año que sería muy difícil, un nombre destacaba sobre los demás.

El Leeds United era uno de los equipos más prósperos de la Premier League por su brillante generación. 

Unos pocos años antes había sido pretendido por los mejores clubes de Europa. Era así de grande. Pero la locura de Risdale, el presidente del Leeds, que soñaba con ganar la Champions y la Premier con un equipo de jóvenes estrellas de la mano de David O´Leary, hizo que rechazara todas las ofertas sobre la mesa. Y él se quedó. Creía en el proyecto. Desde que había llegado a Elland Road desde su Irlanda natal soñaba en devolver al Leeds a su estatus histórico, logrado en la década de sesenta y setenta, pero tal se tornó imposible.

Después de aquella eliminatoria contra el Real Madrid en Champions, el castillo de naipes comenzó a tambalearse. Ahora, en una nueva realidad, el que había sido uno de los más grandes laterales del cambio de siglo aterrizaba en el Ciutat de Valencia para asumir la responsabilidad de liderar el sueño de los granota en su nueva aventura. De cierto modo, Ian Harte estaba en su casa.

harte_2

Harte llegó a temprana edad a las categorías juveniles del Leeds donde jugaba su tío, Gary Kelly. Ahí coincidió con una generación de grandes promesas que empezaban a tocar a la puerta del primer equipo. Alan Smith, Michael Bridges, el australiano Harry Kewell eran algunos ejemplos de lo que el club del Yorkshire podía contar en un futuro.

Unidos a la veteranía de David Batty, Nigel Martyn, a los goles del gigante australiano Mark Viduka y al talento innato de un joven central fichado al West Ham United llamado Rio Ferdinand, los jóvenes de Leeds, casi sin darse cuenta, habían ayudado a construir uno de los equipos más excitantes de la historia de la Premier. Entrenados por David O´Leary, antiguo internacional irlandés, soñaban con las estrellas.

Ian Harte no solo destacaba por ser un lateral competente sino también por su magnífico golpeo de balón. 

Estuvieron a punto de conquistar la Copa UEFA del 2000 hasta cruzarse en el camino del Galatasaray en semis. Después fue el estreno en Champions y ese partido memorable contra el Valencia. Toda Europa vibraba con el joven Leeds. Harte era el dueño y señor del carril izquierdo de ese equipo. Y era, sobre todo, el hombre que tiraba las faltas, los saques de esquina y los penaltis.

ian-harte-leeds

El balón parado era su especialidad y pocos se le acercaban en efectividad. Firmó casi una treintena de goles en su estancia con el Leeds. En 2004, no obstante, se marchó de Elland Road a la vez que muchos de sus compañeros cuando los desmanes del presidente del club llevaron al Leeds a perder la categoría.

Los jugadores irlandeses no solían brillar en España pero Harte realizó dos temporadas con el Levante más que destacadas. 

El lateral irlandés aterrizó en la ciudad levantinista y su impacto fue inmediato. Suyo fue el primer gol del club en la élite, cuatro décadas después. Como carta de presentación, no está mal. El Levante, recién ascendido, empezó el año en grande y llegó a estar en el pódium de la tabla de clasificación a mitad del año, por delante de sus vecinos –y vigente campeones– el Valencia.

Los goles y asistencias de Harte tenían mucho que ver con esa esplendida forma. De tal modo que, cuando una grave lesión le obligó a estar largas semanas fuera del terreno de juego, el equipo pagó el precio. Al final del año, el Levante volvió a ser relegado pero en la siguiente temporada, de nuevo con un Harte en estado de gracia (apuntó nueve goles) el equipo volvió a ascender. Su tercera temporada con la zamarra del Levante fue la más irregular.

ian_harte

Una serie de pequeñas lesiones después de una larga ausencia en verano no le permitieron mantener una continuidad y, aunque el Levante no bajó de categoría, a Harte se le dio por dispensable (había disputado solo seis partidos completos) y se le entregó la carta de libertad. Tenía 30 años y un cartel aún más que respetable en la Premier así que hizo las maletas y firmó por el Sunderland, por entonces entrenado por su amigo y compañero de habitación en las concentraciones de Irlanda, Roy Keane. Desde entonces, su carrera entró en una espiral decadente muy lejos del tremendo nivel de sus días con el Leeds o de su primera temporada con el Levante. Actualmente sigue jugando en las filas del Bournemouth.

La historia de los futbolistas irlandeses en España no suele ser para recordar y salvo el caso más mediático que efectivo de Michael Robinson y John Aldridge en los 80, los compatriotas de Harte no han tenido demasiado éxito en su paso por España. Aunque su estancia fue corta y marcada por las lesiones, es muy probable que el lateral haya sido el más brillante que ha pasado por los terrenos de juego españoles. Su golpe letal, desde luego, está en otro nivel. Cuando el balón salía de sus pies, rumbo a la portería, el silencio se apoderaba de las gradas. Un corto silencio casi siempre seguido por un grito. Un grito de gol.

Miguel L. Pereira

Periodista y historiador, apasionado del fútbol desde sus origenes hasta ayer por la noche. Director de @FutebolMagazine y Redactor en Kaiser. Autor de los libros 'Noites Europeias', 'Sonhos Dourados' y 'Kroos: El Maestro Invisible'.
Twitter: @Miguel_LPereira

1 Comentario en Ian Harte, el irlandés del golpeo implacable

  1. Que Harte tiene el que ha escrito esto…

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.