Novedades

Giovanella, el brasileño de oro con final trágico

La historia del jugador brasileño que triunfó en Vigo y en Salamanca

Cuando llegó a España, Giovanella era un jugador con un cartel mediático más bien oscuro. Casi nadie lo conocía. Bueno, nadie lo conocía. No obstante, a base de su omnipresencia en el césped se hizo imposible ignorarle. El medio brasileño se convirtió en uno de esos rostros imposibles de olvidar para terminar su carrera de forma cruel bajo una sanción por dopaje.

Salamanca, en la raya fronteriza con Portugal, siempre tuvo un ojo a lo que pasaba del otro lado de la frontera, a poco más de una hora en coche. En los años 70 el club se hizo popular por reclutar a una de las estrellas emergentes del fútbol luso de entonces, João Alves, y luego mantuvo a lo largo de los años siguientes esa conexión.

En 1996, con la Unión Deportiva recién descendida a Segunda, el club volvió a cruzar la frontera, a cambiar pesetas por escudos para hacerse con los servicios de un desconocido. Ewerton Giovanella, pelo rubio, largo, más nórdico que sudamericano, subió el Tormes para encandilar. Había nacido en el sur de Brasil, una mezcla de familias italianas y alemanas que algún día se cruzaron en la carretera de la vida. Ya tenía 26 años.

Ewerton Giovanella era un desconocido en Brasil que comenzó haciendo carrera en Portugal.

Sus primeros días como futbolista los pasó en Caxias, su ciudad natal, antes de firmar por el mítico Internacional de Porto Alegre. Con los “Colorados” fue parte de un equipo memorable pero duró muy poco en la capital sureña del país. Como pasaba con tantos futbolistas brasileños de entonces, el fútbol portugués llamó a su puerta. Aunque la mayoría se perdía en equipos pequeños para jamás dar el salto, la diferencia salarial era tremenda sobre todo porque Brasil vivía, por entonces, una profunda depresión económica y su moneda estaba bastante devaluada. Emigrar era, por lo tanto, siempre la mejor opción.

giovanella jug

Terminó por firmar por el modesto Estoril –entrenado por el actual seleccionador luso, Fernando Santos– donde hizo un año positivo lo que le llevó a cambiar las vistas de la desembocadura del Tajo por la pequeña Santo Tirso, un núcleo industrial en la cintura de fábricas textiles al norte de Oporto que, por entonces, reunía al mayor número de equipos en la liga portuguesa. Con el modesto Tirsense, Giovanella se hizo de oro en la liga. Fue una de las revelaciones del torneo y estuvo a punto de firmar por el Benfica que, al final se llevó a dos de sus compañeros de equipo, Paredão y Marcelo. Giovanella, no obstante, se marchó de nuevo también a Lisboa pero para firmar por el histórico Belenenses.

En Salamanca todavía se recuerda a la terna de jugadores portugueses, entre ellos Giovanella.

En esos tres años en Portugal, el medio se consagró como uno de los mejores futbolistas extranjeros de la liga, pero todavía no parecía suficiente para atraer el interés de los grandes equipos del extranjero. Hasta que llegó una oportunidad única de cruzar la frontera, justo en la línea, y plantarse en la liga española para no volver a marcharse.

Giovanella no llegó sólo. La inversión del conjunto salmantino en la liga portuguesa fue significativa ese año, convirtiéndose casi en uno de los clubes más queridos en el país vecino. Taira, César Brito y Catanha también hicieron las maletas  y gracias a su aportación –con un gol clave del medio brasileño contra el Alavés– la UD Salamanca logró volver a Primera.

Giovanella

Salamanca estaba en fiesta y así se mantuvo una temporada más con una memorable campaña en la liga que, no sólo permitió seguir un año más en la máxima categoría, sino también contó con resultados memorables para la posteridad con victorias a Barcelona, Atlético de Madrid y Valencia, tres claros candidatos al título liguero. Giovanella era no era un desconocido. Su cromo valía mucho y un año después de la gesta del ‘Súper Salamanca’, el brasileño fue traspasado al Celta de Vigo donde se empezaba a formar un equipo de primer nivel con sueños de gloria.

A pesar de su auge deportivo, el centrocampista fue sancionado por dar positivo en nandrolona. 

En la ciudad de las rías baixas, el medio vivió sus mejores años como profesional. Ya era todo un veterano de mil batallas, con casi treinta años cumplidos, pero aun así se tornó fundamental en el esquema de Víctor Fernández. En su primer año, le tocó vivir la gesta europea de los “celtiñas” con sus victorias históricas al Benfica, por 7-0 en Balaídos, y también contra la Juventus de Turín, entrenada por Carlo Ancelotti. Fueron cuatro años históricos tanto para el jugador como para la entidad que logró meterse en Champions y disputar una final copera, aunque la terminó perdiendo. Giovanella era parte de esa generación de oro y con ella también terminó su gesta.

Giovanella 135

En 2004 el equipo cayó a Segunda, después de haber empezado el año con mucha expectación. Meses después, un 19 de diciembre, el brasileño dio positivo en un control antidopaje. La noticia cayó como una bomba en Vigo. La suspensión –de dos años, por consumo de nandrolona– prácticamente ponía punto y final a su carrera. Con 34 años, Giovanella había llegado al final de su recorrido de la forma más inesperada. La lucha siguió en los despachos. El Celta volvió a Primera y Giovanella todavía jugó algunos partidos bajo sanción cautelar, ayudando al Celta a llegar al tope de la Liga, pero cuando los tribunales deportivos confirmaron la sanción, el futbolista sabía que todo había terminado.

Se mantuvo en Vigo, llegando a disputar partidos de fútbol sala e intentó volver al mundo del balón, primero como jugador y más tarde como director deportivo de un modesto club local, el Coruxo. Y ahí fue donde la leyenda del rubio brasileño llegó formalmente a su final aunque hay quien, todavía, lo ve en sueños, corriendo y gritando como un loco en el césped de Balaídos pidiendo el balón y ordenando filas para el próximo ataque a la portería contraria.

Miguel L. Pereira

Periodista y historiador, apasionado del fútbol desde sus origenes hasta ayer por la noche. Director de @FutebolMagazine y Redactor en Kaiser. Autor de los libros 'Noites Europeias', 'Sonhos Dourados' y 'Kroos: El Maestro Invisible'.
Twitter: @Miguel_LPereira

1 Comentario en Giovanella, el brasileño de oro con final trágico

  1. Grandísimo artículo sobre Giovanella, un gran centrocampista que he descubierto ahora a los 15 años. ¡Enhorabuena!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.