Novedades

Jugador Kaiser de los cuartos de la Libertadores 2015: Teo Gutiérrez

El delantero colombiano se exhibió en la victoria de River Plate ante Cruzeiro

Foto: Douglas Magno/AFP/Getty Images

Nos dolía el alma viendo a Teo Gutiérrez chocando contra el poste una y otra vez, o contra el portero rival, o contra sus fantasmas, durante toda la primera fase. El 19 colombiano de River es un tipo que, de tan retorcido que puede llegar a ser, al final le coges cariño. Eso sí, con treinta años recién cumplidos, parece haberse cansado por fin de correr asustado por callejones traseros, oscuros y con charcos, como en Batman.

La primera noticia es, sin duda, que lleva dos años seguidos en el mismo equipo, algo que no se le daba demasiado bien. La segunda es que se ha echado a su equipo a la espalda, junto con Rodrigo Mora, el ‘Negro’ Sánchez y Leo Ponzio. Teófilo fue de lo mejor de River en el Monumental en la ida de cuartos, donde cayeron de manera controlada ante Cruzeiro en plena resaca de los tristes incidentes de la Bombonera; y una semana después dinamitó el choque de vuelta en Mineirão. Entregó el primer tanto, envuelto en papel de plata, al uruguayo Sánchez, y rubricó el tercero con un delicado autopase con el que alcanzó la soledad ideal para retar a Fábio.

El balón seguía en juego, por pura rutina, y el de Barranquilla sonreía –otra noticia– mientras en el lugar más triste de Belo Horizonte, educados para saber llorar tras el 1-7 de la Copa del Mundo, hasta los más furiosos miembros de la torcida enjuagaban su silencio con la saliva amarga de estar fuera de la fiesta.

IN THE LIBERTADORES CUP

INOLVIDABLE: El partidazo de Rafael Sóbis (Tigres) en la vuelta para eliminar a Emelec, anotando el primero y creando el segundo con un quiebro para enseñar a los niños en las escuelas. El brasileño es uno de los grandes héroes de esta Libertadores.

INALCANZABLE: Los balones parados de D´Alessandro, fundamentales en la presencia de Internacional de Porto Alegre en las semifinales del torneo. Y tendrán que seguir siéndolo si los gauchos quieren repetir el éxito de 2010.

INSUPERABLE: La defensa de Guaraní, encumbrada por su guardameta, Alfredo Aguilar. Ningún gol encajado en los cuatro partidos disputados entre octavos de final y cuartos de final, nada menos que ante campeones como Corinthians y Racing de Avellaneda. Toda una hazaña.

INSUFRIBLE: El fútbol ya es lo suficientemente duro, muy a nuestro pesar, como para soportar teatro barato sobre el césped. Federico Santander sacó lo que buscaba pero perdió muchos de los puntos acumulados jugando bien al fútbol. Fingió un codazo de Luciano Lollo y Racing –su exequipo– se quedó con 10 en la ida de cuartos en Asunción (min. 41). Clave.

Víctor David López

Periodista, editor y traductor. Fútbol latinoamericano en Tablero Deportivo (Radio Nacional de España). Autor de 'Maracanã, territorio sagrado'. Director de Ediciones Ambulantes.

Twitter: @VictorDavLopez

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.