Novedades

La sanción más dura de la historia del fútbol

No le sancionaron con partidos ni dinero

Las sanciones tienen un propósito aleccionador para que no se vuelvan a repetir. En el fútbol, como buen deporte de contacto, pueden servir de ayuda para erradicar actitudes violentas. Recapacitar sobre ellas promueve una mayor limpieza en el juego. Sin embargo, algunos castigos pueden excederse, y no por ello tiene que ser en cuanto a la cuantía de partidos o de dinero a embolsar. A veces, es mucho más que eso. 

Foto: Bleacherreport

Foto: Bleacherreport

Hablamos de la sanción más dura que se ha visto en el mundo del fútbol. La ‘víctima’ de esta tropelía la ha sufrido Abdullah Qassem, jugador de Emiratos Árabes Unidos. Él mismo ni se imaginaría la trascendencia que alcanzaría aquel vídeo que grabó con la única intención de volver a la selección de su país, a pesar de que las formas no fueran las más adecuadas para reclamar su retorno.

Desde 2012, Abdullah Qassem no juega con la selección de Emiratos Árabes Unidos, en un partido de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil frente a Libano, con victoria por 4-2. Desde entonces, no ha podido lucir la camiseta nacional y, por ello, buscó culpables. Su objetivo fue el seleccionador Mahdi Ali, al cargo precisamente desde 2012. Por ello, el futbolista le dedicó un vídeo criticándole los motivos por el cuál no estaba siendo convocado. Junto a un cámara, el jugador se explayó y, poco después, recibiría su posterior sanción.

Foto: sport360.com

Foto: sport360.com

El Tribuna de Faltas de Abu Dabi decidió sancionar a Qassem con tres meses de cárcel. La condena se produce por “usar los servicios de telecomunicaciones para ofender y lastimar los sentimientos de otros, y mostrar un video que afectó la ética del público a través de internet“, decía el comunicado. Tanto él como su cámara, deberán ir a prisión por dicha actitud.

El seleccionador no ha presentado cargos pero la decisión es irrevocable. El abogado de Qassem ha buscado la reducción de la condena alegando que ha sido víctima de una trampa ya que el vídeo se subió sin su consentimiento. El Tribunal de Faltas ha fallado en favor del acusado y deberá de cumplir su condena. Para más inri, su actual club, el Al-Dhafra, ha decidido suspender de empleo y sueldo al futbolista hasta que se solucione todo.

Sin duda, hablamos de una de las sanciones más duras de la historia del fútbol, donde se convierte en algo más que un juego. Y más que nunca, aquellos proverbios que avisan de que “es más que un deporte“, cogen más lógica que nunca, aunque sea irracional.

Redacción Kaiser

La revista digital Kaiser Football está compuesta por periodistas apasionados por el fútbol. Tratamos de acercar la mejor información con los mejores colaboradores.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.