Novedades

¿Qué fue de… David Bentley?

La historia del jugador que perdió el amor por el fútbol

David Bentley estaba en lo más alto. En el verano de 2008, el Tottenham de Juande Ramos pagaba al Blackburn algo más de 20 millones de euros para incorporar al nuevo crack del fútbol inglés. Seis años y cuatro equipos diferentes después, el extremo colgaba las botas antes incluso de cumplir los 30 años. Pocas veces antes se perdió tanto talento en tan poco tiempo...

Soccer - Tottenham Hotspur Manager Juande Ramos Sacked

Pocos jugadores ingleses han conseguido levantar tantas expectativas en las últimas décadas. Algunos no recordarán a David Bentley, un canterano gunner que fue partícipe -disputó un partido en liga y dos de FA Cup aquella temporada- de la histórica campaña del Arsenal de los Invencibles.

Pronto empezaría a dejar gotas de su descomunal talento. Era un jugador diferente, podía actuar por todo el frente de ataque, era hábil, técnico y tenía un golpeo de balón excepcional. ¡Era tan bueno que no parecía inglés!. Hambriento de minutos, pidió irse cedido al Norwich, donde se le cruzó su primera lesión grave. Regresó al Arsenal pero pidió el transfer request y fue cedido al Blackburn Rovers, que antes de terminar la temporada efectuó su fichaje definitivo.

El primer encuentro que disputaba David Bentley como jugador del Blackburn Rovers -a todos los efectos, tras terminar su cesión- se resolvió con una épica victoria por 4-3 contra el Manchester United de Ferguson. Aquel 1 de febrero de 2006, con todos los focos sobre su figura, el chico de moda del fútbol inglés anotaba un hat-trick para acabar con los Red Devils. Bentley seguiría creciendo en sus dos temporadas siguientes, convirtiéndose en uno de los mejores asistentes del fútbol europeo.

Es entonces cuando aparece el Tottenham. El ambicioso proyecto de Juande prometía mucho. Una combinación de jugadores consagrados con jóvenes talentos de la talla de Gareth Bale, Luka Modric, Giovani dos Santos, Aaron Lennon o Kevin-Prince Boateng, que no resultaría y que terminaría con el técnico español fuera -con Harry Redknapp en el banquillo- y con una inestabilidad dentro del club en la que David no se sentiría nada cómodo.

Comenzaba el calvario de Bentley. Un trasiego de cesiones por clubes ingleses en los que nunca tendría protagonismo y una fallida aventura en el fútbol ruso (FC Rostov). Después de un año sin encontrar nuevo equipo, el internacional inglés –jugó 9 partidos con los Pross– decidía colgar las botas.

Muchos nos preguntamos entonces qué había pasado con el crack inglés. La respuesta era sencilla: se había “cansado del fútbol”. Según aseguraba el propio jugador en una entrevista para el Mirror, sus dudas con el fútbol comenzaron incluso cuando militaba en el Blackburn. “Al final, yo estaba cansado de toda la mierda que el fútbol conllevaba. Gente que esperaba que te vendieras a ti mismo como algo que no eras”. Bentley terminó añorando su juventud, “aquella época en la que jugaba con mis compañeros la liga de los domingos y ganabas junto a las madres y a los padres. Esto era lo bonito del fútbol”. El Nuevo Beckham, como lo apodaban, abandonó un mundo de falsas apariencias en busca de un objetivo, su felicidad.

Un documental ha conseguido que Bentley se pase al fútbol gaélico para jugar con el Crossmaglen Ranger y el jugador de fútbol gaélico, Aaron Kernan, al fútbol para jugar con el Sunderland.

Desde junio de 2014, Bentley trabaja en su propio restaurante en Puerto Banús (Marbella), un trabajo que parece atraerle más que el fútbol. Eso sí, el de Peterborough no ha podido resistirse y ha vuelto a calzarse unas botas de tacos… aunque esta vez lo ha hecho para jugar a fútbol gaélico -una modalidad que mezcla aspectos del rugby y el fútbol- para un documental irlandés. Un deporte que, curiosamente, practicó también un jugador español en su juventud: Xabi Alonso. Así le va a David Bentley. Un tipo feliz.

Juan Arroita

Enamorado del fútbol. Dedicado en cuerpo y alma al periodismo deportivo desde que supo que no valdría para jugar al fútbol. Fundador de la revista Kaiser Football.
Twitter: @JuanArroita

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.