Novedades

Diego Costa, la cesión como forma de vida

La trayectoria en España

costa

Una vez el Atlético de Madrid se ha conformado como Campeón de la Copa del Rey, debemos tener en cuenta a uno de sus pilares básicos, Diego Costa. Tras empatar la final con un gol frente al Real Madrid y convertirse en el máximo artillero de la competición copera, vamos a ver como el brasileño, siempre a la sombra de grandes delanteros como Sergio Agüero, Diego Forlán o Radamel Falcao, ha sabido superarse, mejorar y tomar protagonismo y peso en el equipo. Este motivo no ha sido otro que su formación mediante cesiones.

Queda claro que, desde hace años, el Atlético de Madrid cede a algunos de sus jugadores a otros equipos para poder observar su progresión y conseguir ahorrarse las fichas. Lo que no se valora es la importancia que estos movimientos comerciales. Poco a poco se está haciendo valer este método de operar en el club. Tomando a Diego Costa como referencia vamos a tratar de entender esta forma de hacer jugadores. Diego Costa llegó procedente del fútbol portugués en el año 2007, así que debemos retroceder a ese año. Un joven delantero brasileño, nacido en Lagarto, destacaba tras unas actuaciones no muy llamativas en cuanto a cifras goleadoras. Sus movimientos y aportación al colectivo llamaron la atención el equipo técnico del Atlético de Madrid. Un fichaje algo discutido, que no le hacían imaginar al joven Costa el éxito y repercusión a la que le iban a llevar.

El primer paso del proceso es sencillo, el futbolista no está formado como tal, no tiene el nivel necesario para tener minutos en grandes ligas, por lo que quizás una cesión a un equipo de segunda división sería lo mejor: el Celta de Vigo su primer destino. Allí comenzó a progresar y tomar forma. 30 partidos y 5 goles completaron su primera temporada en España donde luchó por no descender a 2ª División B. El año siguiente fue más desahogado. Se observó su primera progresión, con los mismos partidos que su temporada celtarra dobló los goles hasta un total de 10 con el Albacete Balompié. Este progreso en su cifra goleadora, llevó al interés de un Real Valladolid de Primera División e introducirle en la operación por el cancerbero Sergio Asenjo. En la ciudad del Pucela mantuvo sus cifras de 9 goles.

Después de tres cesiones en equipos inferiores del fútbol español, los técnicos del Atlético de Madrid concluyeron que ya tenía el nivel necesario para vestir la camiseta rojiblanca. 39 partidos y 8 goles no fueron malas cifras para un delantero, si cabe que estaba a la sombra de una pareja de la talla de Sergio Agüero y Diego Forlán. Algo fallaba, pero ese verano todo cambiaría, para bien o para mal. Forlán y el ‘Kun’ abandonaban el Atlético de Madrid, dejando paso a uno de los mejores delanteros del mundo. Radamel Falcao ya estaba allí. Parecía su momento, podría formar pareja con uno de los mejores jugadores del mundo, que explotaría su faceta asociativa y su buen juego como segundo delantero, pero el fútbol es cruel: ligamento cruzado anterior roto en pretemporada, o lo que es lo mismo: 6 meses de baja. Una de sus mejores oportunidades para el ex de Braga, tiradas por la borda por culpa de una lesión. Esto supondría el punto clave de su carrera.

post20120227-7c-595x330

Por muy dura que fuese su baja, no hizo otra cosa que darle más fuerza y más confianza. Volvió en invierno. El Rayo Vallecano le dio la oportunidad de volver a la competición tras su baja. Mantuvo sus cifras: 10 goles, pero esta vez, solo en 15 partidos. Números extraordinarios los que logró en el estadio de Vallecas, donde se hizo el futbolista que conocemos a día de hoy. De un joven jugador sin hacer de la segunda división portuguesa, a uno de los jugadores más en forma del mundo, debutar con la selección ‘canarinha’, y lo que le queda. 18 goles esta temporada  y el título de máximo artillero de la Copa del Rey. Básico para los éxitos de este Atleti. Coincide en Simeone en carácter. Tiene todo para triunfar.

Como hemos podido ver, Diego es el máximo exponente de esta metodología atlética, pero no es el único, ya en el pasado la cesión y las recompras han formado la plantilla del Atlético: Mario Suarez, Gabi, Raúl García, Sergio Asenjo, etc. Todos estos jugadores se han formado lejos del Calderón en la Primera división. Pero no todo ha terminado ahí. Debemos tener muy cuenta los nombres de Pizzi o Silvio que siguen haciendo méritos lejos del Manzanares, más en concreto en Riazor, donde las cesiones están formando la base del club. Pero los equipos formados a base de cesiones, son otro tema que trataremos otro día.

Dani G. Cervigón

Intento de comunicador en todas sus vertientes y británico de espíritu. En Inglaterra el fútbol se vive más y mejor, y yo intento contarlo.
Twitter: @dgcervigon

Latest posts by Dani G. Cervigón (see all)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.